7 películas y series de zombis de las que puedes aprender - La Mente es Maravillosa

7 películas y series de zombis de las que puedes aprender

Pedro González Núñez 7 junio, 2016 en Cine, series y psicología 294 compartidos
Hombre corriendo por un camino

Las películas y las series de zombis están de moda. Pero, ¿es el gore, las vísceras y la sangre lo que nos atrae o es más bien la reflexión psicológica que subyace tras sus tramas lo que las hace tan atractivas para el espectador? Al fin y al cabo, como dice Rick, sufrido protagonista de The Walking Dead, “la gente hace cosas cuando tiene miedo”.

Sea como fuere, no todo en torno a los muertos vivientes es simple terror y festival visceral. Muchos guionistas y autores han querido usar las películas de zombis para reflejar la psique humana en una situación límite. Es más, bastantes de ellos lo han conseguido.

Una película de zombies, a priori, no parece el mejor estímulo para el aprendizaje, sin embargo si las analizamos de cerca quizás terminemos pensando  de otra manera. Así, pese a reflejar atmósferas opresivas y humanos llevados al límite, de sus personajes negativos se pueden aprenden importantes lecciones.

The Walking Dead (2010-…)

Desde 2010, la serie The Walking Dead, basada en el cómic homónimo de Robert Kirkman, ha atemorizado a millones de personas en todo el mundo. Ahora bien, ¿qué nos produce más terror: vivir rodeados de zombies o la cruel y dura sociedad humana que refleja?

En la serie The Walking Dead no hay reposo para el hombre ni hueco para la honestidad. Ansias de poder, traiciones o guerras entre clanes crean un mundo en el que el peor enemigo de las personas no son los zombis, sino ellos mismos.

The walking dead

¿Cómo te puede ayudar psicológicamente esta serie? Es evidente que las enseñanzas que extraemos de The Walking Dead suelen ser todas negativas. Observando a esos personajes obsesivos, traicioneros y coléricos, aprenderás todo lo que no debes hacer cuando vivas una situación límite.

La noche de los muertos vivientes (1968) George A. Romero

Se puede considerar a George A. Romero como el padre de las películas de zombis actuales. Su film La noche de los muertos vivientes dio pie a todo un género que hoy en día vive su máximo esplendor y éxito.

Ahora bien, ¿qué podemos extraer del film de Romero? La soledad. Ante la desgracia de la aparición de un buen número de zombis sin saber por qué, la sociedad reacciona con impotencia, soledad y falta de solidaridad con los demás.

No cabe duda de que La noche de los muertos vivientes es una especie de fábula en la que nos muestran como una sociedad con miedo y desunida caerá irremisiblemente ante cualquier amenaza… en este caso, los zombis.

Zombi. El regreso de los muertos vivientes (1978) George A. Romero

En 1978 George A. Romero retomó su género fetiche y trajo a nuestras pantallas la que para muchos es su obra maestra, Zombi. El regreso de los muertos vivientes. ¿A qué se debe la genialidad de este film?

En el contexto de un mundo plagado de muertos vivientes, un grupo de personas se encierran en un centro comercial para protegerse de la oleada zombi. Resulta curioso tener todo cuanto una persona podría desear en la vida al alcance de la mano, pero no pueden salir del lugar para disfrutarlo.

Este film es una dura reflexión sobre el consumismo exacerbado que Romero denunciaba hace ya 40 años. ¿Para qué quieres un exceso de bienes si luego no podrás disfrutarlo porque no hay mundo en el que vivir?

El día de los muertos (1985) George A. Romero

Romero cerraría su trilogía de películas de zombis con El día de los muertos, una nueva reflexión social dura encerrada en un planeta que ya ha sido totalmente asolado por estos seres sin mente en busca de algo que comer.

En este caso, Romero reflexiona sobre el equilibrio de poder y la ética científica, pues un grupo de personas han encontrado un lugar desde el que se pueden defender de la invasión. No obstante, las facciones están bien definidas, encontrando por un lado a los militares y por otro a los investigadores.

Zombi con la mano en la cara

¿Es lícito que maneje la situación crítica el más fuerte? ¿Es mejor investigar y buscar una forma de revertir una guerra que no puedes ganar? Sea como fuere, las luchas de poder están condenadas al fracaso más absoluto. Dos grupos que se hablan, pero no se entienden.

Yo anduve con un zombi (1943) Jacques Tourneur

Mucho antes de la oleada de zombis que nos asola hoy día, Jacques Tourneur ya reflexionó sobre el mundo del muerto viviente en su film Yo anduve con un zombi, una película de 1943 que no dejó a nadie indiferente.

En este caso, Tourneur aboga por la visión del muerto viviente extraída de la tradición del vudú. Un ser al que puedes manipular a tu antojo si sabes como. Olvídate del libre albedrío y la ética, pues hay un hombre que no siente remordimientos si mata, roba o golpea por ti.

28 días después… (2002) Danny Boyle

El gran director británico Danny Boyle dio la campanada con su película de zombis 28 días después… Un relato bastante diferente al visto en muchas de las obras del género, pues en este caso sí encontramos una moraleja positiva.

28 días después

Aquí sí podemos encontrar un mundo más amable frente a la adversidad y la soledad. Personajes solitarios que se apoyan, crean fuertes vínculos de amistad y luchan unidos por salvar sus vidas en un entorno absolutamente hostil.

La resurrección de los muertos (2004) Robin Campillo

Nuestra última película de zombis no tiene como protagonistas a unos seres deformados y aborrecibles. En este caso, La resurrección de los muertos devuelve a la vida a personas recientemente fallecidas cuyo aspecto no ha cambiado en absoluto.

La alegría de una madre que ve resucitado a su hijo se torna en desgracia cuando observa que la persona que hay ante ella no deja de ser una carcasa vacía. Un reflejo de lo que fue, idéntico por fuera, aislado por dentro.

¿Quiere Campillo reflexionar sobre la importancia que damos a la imagen? ¿Busca complicidad en el espectador que trata de aferrarse a esos seres que nos han dejado porque somos los que nos quedamos aquí quienes realmente les echamos de menos y les necesitamos? ¿Somos carcasas andantes en vida?

Es evidente que las películas de zombis te pueden ayudar psicológica y mentalmente de forma muy positiva. ¿Cómo? Aprendiendo todo cuanto no debes hacer en la mayor parte de los casos. Solo la solidaridad, la lucha en grupo y la unión te permitirán salir de forma airosa de una situación límite.

Pedro González Núñez

Escritor, amante de la vida, de mi chica y de mi gente. La filosofía y la psicología, especialmente infantil, son mi auténtica pasión. Me encanta la libertad que me dan mis ideas.

Ver perfil »
Te puede gustar