Amor y cariño: ¿cuál es la diferencia?

¿Qué diferencias existen entre el amor y el cariño? ¿Qué papel juegan nuestras expectativas sobre la intensidad emocional o la cercanía del otro en una relación? En este artículo, lector curioso, te lo contamos.
Amor y cariño: ¿cuál es la diferencia?
José Padilla

Escrito y verificado por el psicólogo José Padilla.

Última actualización: 04 abril, 2022

En las relaciones de pareja, los sentimientos influyen de manera importante en su estabilidad. “Es que ya no lo amo”, “ya no siento lo mismo por él”, “ya no me hace sentir como antes”, “no me quiere”, estas son algunas expresiones que podemos escuchar. Pero, ¿qué es amar? ¿Qué es querer? ¿Cuál es la diferencia entre amor y cariño?

Las personas en una relación de pareja pueden tomar rumbos distintos, en parte, por lo que cada miembro siente por el otro. Cuando quieres a alguien, tus decisiones no tienen las mismas implicaciones que si solo sientes simpatía, atracción o cariño. ¿Te casarías con alguien por el que solo sientes cariño? ¿Darías tu vida por una persona que no quieres?

El amor

Las personas tendemos a confundir la atracción o el cariño, cuando se manifiestan de manera intensa, con el amor. Por otro lado, muchos asocian al amor con la intensidad emocional que puede existir en los primeros momentos de una relación. Aunque esta intensidad puede no tener origen en un amor genuino, sino en la dependencia o la carencia.

La asociación entre amor e intensidad emocional con la que muchas personas operan prácticamente las condena a una insatisfacción constante. Entonces, si el amor no corresponde necesariamente con emociones intensas, ¿qué es?

Se trata de un patrón conductual, cognitivo y actitudinal de estar y ser en el mundo junto a la otra persona, y de permitir ser y estar a esa otra persona en el mundo tal como es. Es, en esencia, tal como diría Erich Fromm, libertad.

“El amor es la preocupación activa por la vida y el crecimiento de lo que amamos”.

-Erich Fromm-

El amor es cuidado (estar atento e interesado en el bienestar del otro), responsabilidad (responder a las necesidades del ser amado), respeto (ver a la persona como es en su individualidad), conocer (aceptar el mundo interior del otro, con el fin de conocerlo). En las relaciones de pareja, el amor es la interacción sinérgica entre la conexión, el respeto, la confianza y la atracción.

Pareja abrazándose
El amor es autotrascendencia, mientras que en el cariño el yo no trasciende.

El cariño

Es un sentimiento, es la expresión de un afecto que se siente por otra persona. Está relacionado con el deseo inherente de estar junto a alguien, de no querer perderla ni separarse de ella. El cariño también conlleva un cuidado por el otro. En él, emergen emociones agradables en relación con el ser querido.

El cariño puede ser más o menos intenso y se expresa mediante caricias, abrazos, gestos y palabras. Es dar afecto, respetar y atender a la otra persona. Cuando hay cariño, las emociones son más explícitas, la alegría y el placer de estar junto a esa persona son más notorios.

El cariño está relacionado con el aprecio, con el “querer”. La connotación de querer implica un deseo de poseer o tener aquello que se quiere. Así pues, aunque en el cariño hay una manifestación afectiva, también hay un deseo de poseer al otro -no necesariamente para dominarlo-, de tenerlo para sí.

Diferencias entre amor y cariño

Amor y cariño no son dos polos opuestos, más bien son dos condiciones complementarias. Si te fijas en lo que hemos dicho del cariño, fácilmente puedes notar que en el amor también puedes encontrar una manifestación de cariño: abrazos, caricias, besos…

La división entre ambos es difícil de realizar, pues por lo general están entrelazados. A continuación, revisaremos algunas diferencias notorias entre ambos.

1. La trascendencia

El amor va más allá de lo que sentimos y de las fronteras del yo. El amor es autotrascendencia, es decir, es una invitación a salir de uno mismo, buscando el encuentro el objeto de ese amor. En en este contexto, la otra persona es valiosa, pero al mismo tiempo importante.

El cariño no trasciende, el yo no pierde su lugar de privilegio.

2. Entregar y recibir

El amor es una entrega, es dar, es estar con el corazón abierto. El cariño gira en torno al recibir de aquello que se da, es decir, “yo te doy esperando recibir”.

El amor da y se entrega sin esperar nada cambio, sin esperar ser correspondido. Ten cuidado con esto, porque el amor no implica que debas soportar entonces cualquier aflicción que te cause el otro. Recuerda que el amor es una moneda de dos caras: el amor propio y el amor a los demás.

3. Libertad y posesión

El amor es libertad. En él no hay lugar para la posesión ni la dominación. No hay espacio para comportamientos que sometan al otro a los propios caprichos, pues en él hay un respeto genuino por la libertad.

En el cariño son más comunes las tendencias posesivas y dominantes, aunque no siempre es así, claro está.

4. Emoción

Aunque en el amor hay emociones de fondo, estas no son su eje central. El amor está por encima de las emociones y no se reduce a ellas. En cambio, el cariño es una manifestación afectiva en la que se expresan, mediante gestos, palabras y acciones, lo que se siente por el otro. En el amor también hay una expresión de este tipo, solo que no lo es todo.

5. El vínculo

El vínculo que hay en el amor es más profundo que en el cariño. Sin embargo, a pesar de que hay un vínculo fuerte, no hay una dependencia, pues el amor es también amor hacia sí mismo. Recuerda que el amor es libertad en esencia, por lo que una dependencia patológica lo desvirtúa.

6. La confianza

En el amor hay confianza en la otra persona, no hay dudas. Cuando el amor es mutuo, no hay cabida para la desconfianza, pues se sabe de antemano que la otra persona no haría nada que pudiese, intencionalmente, dañar o herir.

En el cariño, hay espacio para la desconfianza en la relación, pues no tiene unas bases sólidas en la virtud, como sí la tiene el amor.

Pareja hablando
La confianza es uno de los pilares más importantes del amor, mientras que no tiene que ser así en el cariño.

7. Intimidad, pasión y compromiso

En el amor verdadero están presenta tanto la intimidad como la pasión y el compromiso. En cambio, en el cariño, hay una tendencia más notable hacia la pasión, es decir, hacia el deseo intenso de estar en unión con la otra persona, y no hay necesariamente un compromiso a largo plazo con la relación y con su desarrollo.

Para terminar, podemos decir que el amor es más amplio, profundo y transcendente que el cariño. Este último puede ser perfectamente una parte del primero. El amor implica no solo una simpatía, también una serie de actitudes y comportamientos que buscan el bienestar del otro, al tiempo que la persona se muestra honesta y vulnerable.

Te podría interesar...
Etapas del amor y su duración
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Etapas del amor y su duración

Las etapas del amor son entendidas como una serie de momentos y situaciones por los que atraviesa una relación de pareja...



  • Fromm, E. (2014). El arte de amar (8ª ed.). Grupo planeta.