Ansiedad durante el embarazo

04 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz
La ansiedad en la mujer gestante tiene serias consecuencias para su propia salud, así como para la del bebé en desarrollo. Pero, ¿por qué se origina y cómo podemos abordarla?

La ansiedad durante el embarazo es un fenómeno relativamente común. En primera instancia puede parecer que se trata de una reacción lógica y natural y es que son muchos los cambios e incertidumbres que experimenta la mujer embarazada. Sin embargo, si la ansiedad es elevada, las consecuencias para madre e hijo pueden ser devastadoras.

En los últimos años se ha empezado a tener más en consideración el cuidado del bienestar mental durante el embarazo. Y es que más allá de la salud física y el correcto desarrollo de la gestación, la salud mental y emocional de la madre es de suma importancia.

Así, se han descubierto datos interesantes acerca del origen y las consecuencias de la ansiedad durante el embarazo, así como las intervenciones más apropiadas para abordarla. Te lo explicamos a continuación.

Mujer con ansiedad en el embarazo

¿Cómo se manifiesta la ansiedad durante el embarazo?

Las manifestaciones de la ansiedad durante el embarazo no difieren significativamente de las que pueden presentarse en otros trastornos de ansiedad. Esto es, abarcan las tres vertientes principales:

¿Por qué se origina?

El origen de la ansiedad durante el embarazo es multicausal. En primer lugar, no podemos obviar el importante papel que juegan las hormonas en la alteración del estado de ánimo de la mujer; especialmente durante el primer y tercer trimestre.

Sin embargo, a esta labilidad emocional se suma el hecho de afrontar uno de los mayores retos de la vida. La mujer se encuentra ante una gran transformación de su identidad personal y social. El rol de madre pasará ahora a ocupar un lugar primordial, desplazando a otros y abocándola a asumir una serie de responsabilidades nada desdeñables. El temor a no estar a la altura o a no poder afrontar la maternidad adecuadamente pueden influir en gran medida.

Además, el riesgo de presentar ansiedad durante el embarazo es mucho mayor en aquellas mujeres que ya padecen algún tipo de trastorno ansioso. La gestación únicamente incrementa la inquietud y las preocupaciones. Sin embargo, se siguen perpetuando los mismos patrones de pensamiento y estrategias de afrontamiento poco adaptativas que se venían utilizando con anterioridad.

Consecuencias de la ansiedad durante el embarazo

La ansiedad, por supuesto, reduce significativamente la calidad de vida de la madre y le impide disfrutar del proceso de embarazo. Pero, además, puede tener serias consecuencias para la salud del bebé. Se ha comprobado que cuando la embarazada padece ansiedad el crecimiento del feto es más lento y aumenta el riesgo de parto prematuro.

Madre e hijo están íntimamente conectados, y no solo a nivel físico. El ambiente emocional de la madre es trasladado al bebé, quien percibirá el estado de ansiedad continuado, viéndose afectado por él.

Además, la ansiedad durante el embarazo puede afectar también a la relación de pareja. No solo porque la inquietud que experimenta la madre pueda generar fricciones, sino porque el padre también puede padecer ansiedad durante este periodo, debido al cambio de vida que supone.

Mujer embarazada pensando

Intervenciones prometedoras

El periodo de embarazo presenta ciertas limitaciones respecto al tratamiento de la ansiedad ya que no es posible emplear fármacos para reducirla. Por ello, la psicoterapia se postula como la opción más adecuada.

A este respecto, las principales intervenciones consisten en entrenar a la mujer embarazada en técnicas de relajación; de este modo aprende a regular su activación interna. Los ejercicios de respiración, por su sencillez y eficacia, son una de las mejores alternativas. No obstante, también existen otras opciones como el entrenamiento autógeno o la relajación muscular progresiva.

La musicoterapia también ha evidenciado resultados positivos en la reducción de la ansiedad. Pero, además, ayuda a establecer y fortalecer el vínculo afectivo entre madre e hijo incluso antes del nacimiento.

En cualquier caso, es importante que la ansiedad durante el embarazo reciba la atención que merece y se aplique un tratamiento adecuado. Se trata de un periodo de gran importancia, tanto para la mujer como para el bebé en desarrollo.

  • Ontiveros-Pérez, M., & López-España, J. T. (2010). Adaptación psicosocial y niveles de ansiedad en embarazadas primigestas de bajo riesgo obstétrico. Boletín Clínico Hospital Infantil del Estado de Sonora27(2), 92-98.
  • Cortés Campos, M. (2015). Efectos de la musicoterapia durante el embarazo y el parto. Metas de enfermería18(8), 56-61.
  • Sanz, E. (2020m, junio 25). La vida en el útero: implicaciones emocionales. Recuperado octubre de 2020, de https://eresmama.com/la-vida-en-el-utero-implicaciones-emocionales/