Aprende a neutralizar tu ira

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 1 septiembre, 2013
Gema Diez · 1 septiembre, 2013

Expresar la ira es una forma de liberarse y desahogarse, algunas personas hacen todo lo posible por reprimir sus sentimientos, por lo que la energía no se libera. Cuando la ira resulta no se utiliza de forma destructiva tiene un propósito útil, ya que ayuda a liberar la energía acumulada, porque de lo contrario podría dañar al cuerpo con el tiempo.

Existe una clara diferencia entre neutralizar la ira y controlarla; tratar de controlar la ira  aumenta la probabilidad de perder el control, ya que éste surge del miedo, el cual puede atraer las cosas no deseadas y dar como resultado que la ira sea la que te controle a ti.  


NIVELES POR LO QUE PASA LA IRA


La ira pasa por los siguientes niveles, saber reconocerlos te ayudará a saber en que nivel se encuentra tu ira.

ACTIVACIÓN

El ciclo de la ira se activa; la persona se siente irritada y molesta.

DELIBERACIÓN

En este nivel, el pensamiento analiza  las razones para estar enojado, pero no avanza más allá de una leve molestia.

ESCALADA

Se aumenta la tensión y se intensifican; cambia el tono de voz  y el gesto facial, y el lenguaje corporal se muestra más agresivo. Se pueden mostrar pequeñas erupciones de ira, pero la mayor parte de la expresión sigue siendo interior.

CONFABULACIÓN

En este nivel se determina si va a seguir adelante simplemente molesto o verdaderamente enojado. 

INSTIGACIÓN

Aquí comienza la expresión de la ira y  todas las expresiones de este sentimiento afloran hacia afuera con actuaciones  que incitan a una mayor  discordia.

CONSTERNACIÓN

En este nivel el individuo encuentra fuera de control, confuso y temeroso; siente miedo, pero este sentimiento puede hacer que vuelva a un estado más bajo y librarse de alcanzar el último nivel de la ira.

EXTERMINIO

Aquí surge la intención de aniquilar  la fuente de su furia, con un comportamiento totalmente agresivo. 
No siempre da lugar a la violencia, pero la intensidad de la rabia es tan grande, que se puede perder el control fácilmente; la mayoría de los actos de violencia que se producen en este nivel, incluyen los crímenes de pasión y los homicidios.
 

FORMAS DE NEUTRALIZAR LA IRA

Aprender a neutralizar la ira ayuda a contrarrestar las tensiones que ésta genera.

NO TENER NINGUNA REACCIÓN

No reaccionar para distanciarse de los factores desencadenantes que usted saca de su centro, no participas en el juego y te conviertes en un observador imparcial, para no perder el control; nadie te puede hacer reaccionar sin tu consentimiento y sólo tu puedes elegir.

RECONOCE LA IRA EN LOS DEMÁS

La segunda forma de neutralizar la ira,  es reconocer aspectos de ti mismo en los demás; puedes ver las frustraciones que tu antes has experimentado en tus adversarios; comprender las reacciones negativas de los demás, te ayudará a responder con mayor compasión y neutralizar su tendencia a la ira.

CÉNTRATE EN LAS EMOCIONES OPUESTAS

La tercera forma de neutralizar la ira es centrarse en las emociones  contrarias a las que estás sintiendo; es decir eliges una emoción diferente a la que en ese momento sientes, que se consigue con la práctica constante. Es una manera de demostrar lo poderosa que puede ser la elección individual.

Imagen cortesía de Stephen Poff