Aprende a encontrar la alegría cada día

Okairy Zuñiga · 20 septiembre, 2015

 

“¿Qué es la alegría y cómo la encuentro?” Esta es la pregunta que pasamos la vida intentando responder. Llenamos nuestra vida de listas, retos e ideas que, creemos, nos darán felicidad.

Hay quienes trabajan desde que amanece hasta que anochece para tener el dinero que les permita hacer las cosas que los haga felices.

Otros toman el riesgo de dejarlo todo y lanzarse a vivir el sueño de su vida… Y están los que viven deseando cómo encontrar la alegría cada día.

“Ser feliz no significa que todo es perfecto. Significa que estás decidido a disfrutar sin importar las imperfecciones”

-Anónimo-

Mujer tumbada en el campo con margaritas

La vida moderna te distrae

Todos estamos tan ocupados hoy en día que no es difícil sentir que estamos perdidos. Seguro que lo que te preocupa cada día son tus ocupaciones, alcanzar el éxito, tener cada vez más cosas y satisfacer todas tus necesidades.

El resultado es que al final del día estás tan cansado y ocupado que ni te enteras de los motivos de felicidad que tienes. Los momentos de alegría pasan delante de tu vida y tú no los ves.

“Miro la vida moderna y veo que la gente no quiere asumir la responsabilidad por sus vidas. La tentación de culpar para encontrar causas externas a los problemas es algo muy moderno. En lo personal me parece una visión de la responsabilidad muy interesante”

-Edward Zwick-

Creemos que la alegría llega cuando el momento es ideal. Según la creencia popular esto es cuando no haya desastres, preocupaciones ni carencias.

El asunto es que la alegría se forma de pequeños momentos que te pasan a lo largo del día. Deja de creer que serás feliz cuando bajes esos 15 kilos o tengas el salario que anhelas.

Los verdaderos motivos de felicidad son pequeños actos: tomar un helado con los amigos, abrazar a tus hijos, ver la cara de tu pareja cuando encuentra la nota de amor que le dejaste escondida.

Tienes que buscar tus momentos de alegría

 

 

La alegría no es constante. Te apuesto que incluso si logras bajar esos kilos extra que tanto te agobian, al cabo de unos días tendrías otra meta.

La alegría no es un destino final lleno de perfección. En realidad, se trata de descubrir lo que la vida tiene para ti. Claro, de descubrirlo y valorarlo.

“La alegría es la manera de demostrarle a la vida que no puede con nosotros y es la mejor manera de achicar a la tristeza”

-Anónimo-

¿No sabes por dónde comenzar para encontrar la alegría cada día? Sigue estos consejos y empezaras a encontrar la alegría en tu día a día:

  • Vive el presente
  • Desconecta de las redes sociales.
  • Sal con tus amigos
  • Habla con tu familia
  • Libérate del pasado
Mujer sonriendo alegre

 

Sé agradecido

Me he dado cuenta que mucha gente que es incapaz de encontrar motivos de alegría no agradecen lo que tienen. Cuando no aprecias todas las cosas que tienes y pasas el tiempo quejándote, el panorama es oscuro.

Vivimos en una sociedad tan consumista que vamos hambrientos por adquirir más cosas cada vez. Con esto, es fácil creer que la alegría se define por los bienes materiales que tienes.

¿Cuántas veces has agradecido hoy por tener un trabajo? ¿O solo te has quejado de que tienes que ir mañana?

La siguiente vez que estés atorado en el tráfico no empieces a quejarte, respira profundo y piensa en una sola cosa que puedas agradecer.

“…Gracias a la vida que me ha dado tanto

Me ha dado la risa y me ha dado el llanto,

Así yo distingo dicha de quebranto

Los dos materiales que forman mi canto

Y el canto de ustedes que es el mismo canto

Y el canto de todos que es mi propio canto…”

-Violeta Parra-

 

No esperes a la felicidad, ¡búscala!

 

Es muy cómodo quejarnos por lo que no tenemos o no nos gusta. Esto no te ayuda a encontrar la alegría cada día. En lugar de seguir con este patrón dañino, cambia el chip y busca motivos para sonreír.

La felicidad al fin y al cabo es una actitud, pero no llegará sola para encontrarse en tu camino, hay que salir a buscarla.

La felicidad es estar satisfecho contigo mismo.