Aprendizaje autorregulado: definición e importancia

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 30 noviembre, 2018
Eva Maria Rodríguez · 1 diciembre, 2018
La evolución del ambiente de aprendizaje controlado por el profesor ha resaltado la necesidad de que los estudiantes de todas las edades desarrollen habilidades de aprendizaje autorregulado.

El aprendizaje autorregulado tiene mucho que ver con la forma en la que las personas regulamos nuestras emociones, cogniciones, comportamientos y aspectos del contexto durante una experiencia de aprendizaje. Además, sabemos que, sobre todo a nivel escolar, cuanto antes se desarrollen las habilidades para el autocontrol de los procesos de aprendizaje, más exitosa y gratificante será la experiencia educativa.

Las habilidades de autorregulación incluyen una buena gestión del tiempo, la capacidad de seleccionar rápidamente las estrategias de resolución de problemas más eficientes y la capacidad de controlar activamente los estados emocionales, como la frustración.

“Aprender a autorregularse consiste en saber pensar al comenzar la actividad, saber pensar y saber hacer durante la realización de la actividad y saber pensar al finalizar la actividad”.

-Torrano Montalvo y González Torres (2017)-

Definición de aprendizaje autorregulado

Barry Zimmerman, uno de los investigadores más destacados en aprendizaje autorregulado, dice que la autorregulación no es una habilidad mental o una habilidad de rendimiento académico, sino que se trata más bien de un proceso de autodirección mediante el cual los alumnos transforman sus habilidades mentales en habilidades académicas.

Según Zimmermanla autorregulación del aprendizaje implica no solo un conocimiento detallado de una habilidad, sino que también involucra la autoconciencia, la automotivación y la habilidad de comportamiento para implementar ese conocimiento de manera apropiada. 

Chico pensando en un método de estudio eficaz para representar el aprendizaje autorregulado

Mientas que los “estudiantes novatos” se basan en la retroalimentación de los demás y comparan sus actuaciones con las de otros, atribuyendo con frecuencia su fracaso a deficiencias que no pueden remediarse,los estudiantes más experimentados que saben gestionar su aprendizaje reconocen cuándo han fallado, para después enfocarse en cómo pueden arreglar lo que fue mal.

Por otra parte, la autorregulación no es un rasgo que algunos estudiantes tengan y otros no. Más bien, según Zimmerman, la autorregulación implica el uso selectivo de procesos específicos que deben adaptarse personalmente a cada tarea de aprendizaje. Así, lo mejor es hablar de autoregulación frente a un aprendizaje o a un tipo determinado de aprendizajes.

El aprendizaje autorregulado consiste en e establecer metas, seleccionar estrategias para alcanzar esas metas, monitorear el progreso, reestructurar si no se cumplen las metas, aprovechando el tiempo de manera eficiente, autoevaluando los métodos seleccionados y adaptando métodos futuros basados ​​en lo que se aprendió en esta ocasión.

La importancia de aprender habilidades de aprendizaje autorregulado

Aunque las habilidades de aprendizaje autorregulado son herramientas esenciales para el aprendizaje a lo largo de toda la vida, con frecuencia no se enseñan de manera explícita. Esto provoca que muchos estudiantes carezcan de independencia, motivación, persistencia y un sentido positivo de bienestar. Para que los educadores transmitan efectivamente estas habilidades a sus estudiantes es necesario que conozcan en profundidad los mecanismos más importantes de esta autorregulación.

Los estudiantes pasan por tres fases principales cuando regulan su propio aprendizaje: planificación, desempeño y reflexión. Estas fases no son necesariamente sucesivas y ordenadas. Los estudiantes pueden pasar por muchos ciclos a través de una tarea de aprendizaje.

  • Durante la planificación los estudiantes establecen sus metas y estándares, los cuales deben alcanzados en una determinada tarea, sesión o curso. Esta fase involucra la percepción de los estudiantes sobre el ambiente de aprendizaje.
  • Durante el desempeño, los estudiantes muestran su compromiso con su experiencia de aprendizajeDurante esta fase, los estudiantes monitorizan su aprendizaje, generalmente comparando su progreso con los estándares establecidos en la fase de planificación.
  • Durante la fase de reflexión, los estudiantes piensan y evalúan su experiencia de aprendizaje. Esto incluye reflexionar sobre la retroalimentación y almacenar mentalmente ideas y conceptos para usar en el aprendizaje futuro.

Chico estudiando

Dada la importancia del aprendizaje autorregulado, es vital que los profesores enseñen explícitamente estas habilidades y brinden estrategias para que los estudiantes las apliquen cuando aprenden. Parte de este proceso de enseñanza debe incluir:

  • Explicar la utilidad e importancia de las habilidades de aprendizaje autorregulado para los estudiantes.
  • Enseñar explícitamente a los alumnos estrategias de aprendizaje autorreguladas.
  • Ayudar a los estudiantes a identificar cuándo y dónde pueden usar las habilidades de aprendizaje autorregulado.

La investigación (Dignath-van Ewijk, C., y van der Werf, G. (2012)) basada en las creencias y conductas de los docentes relacionadas con el aprendizaje autorregulado ha demostrado que los docentes creen en el valor de enseñar habilidades de aprendizaje autorregulado a sus alumnos. Los resultados resaltan de la investigación cómo la formación de docentes les dotaría de herramientas y conocimiento para promover el aprendizaje autorregulado de manera efectiva.

Se necesita el desarrollo de estrategias para maestros sobre cómo enseñar habilidades de aprendizaje autorregulado, incluyendo herramientas, recursos y estrategias disponibles para que los utilicen en el aula.