Busca lo que te apasiona y dedícate a ello - La Mente es Maravillosa

Busca lo que te apasiona y dedícate a ello

Arantxa Alvaro Fariñas 18 septiembre, 2015 en Psicología 13515 compartidos
Mujer observando el atardecer desde la montaña

Imagina levantarte cada día de la cama con ilusión, trabajar cada día con una sonrisa, querer ir a trabajar, ganar dinero haciendo algo que te apasiona y sentirte realizado profesional y personalmente siendo tu mismo.

Todo ello es posible, sólo tienes que buscar tu Elemento y dedicarte a ello.

¿Qué es el Elemento?

Sir Ken Robinson, experto mundial en el desarrollo del potencial humano, escribió junto con Lou Aronica un libro que ha cambiado la vida de muchas personas, que han entendido que son creativas y que dedicándose a lo que les apasionan son felices. Ese libro se titula “El Elemento”.

Se define el Elemento como el punto de encuentro entre las aptitudes naturales y las inclinaciones personales.

Mujer disfrutando al aire libre

Por lo tanto, el Elemento se define por dos características y dos condiciones:

1.- Capacidad

Es la facilidad natural para hacer una cosa. Todos tenemos algo que se nos da bien hacer, algo que hacemos más rápido y mejor que otras personas. Se puede tratar de problemas matemáticos, de escribir, de bailar, de cantar, de hacer aviones de papel.

2.- Vocación

Puedes ser muy bueno en algo, pero quizás no te guste. Para encontrar tu Elemento necesitas que ese algo se te dé bien y además te apasione.

Cuando haces algo que te apasiona el tiempo pasa rápido, lo disfrutas y te sientes muy bien.

3.- Actitud

La actitud es la forma en la que vemos las cosas, cómo nos vemos a nosotros mismos, cómo nos afectan las opiniones de los demás o las expectativas que tienen puestas sobre nosotros.

Un referente para calibrar nuestra actitud, es la forma en la que vemos la suerte. Una persona que se dedica a lo que le apasiona, se siente afortunada, mientras que una persona que no ha logrado el éxito, considera que ha tenido mala suerte.

4.- Oportunidad

Lo que nos apasiona no se pondrá de manifiesto a menos que exista una oportunidad para ello. Quizás necesitemos de otras personas que tenga nuestras mismas inquietudes para darnos cuentas de cuáles son nuestros talentos.

¿Qué es la Zona?

La Zona es la parte más profunda del Elemento. Hacer lo que nos apasiona significa hacer otras muchas actividades que están relacionadas con el Elemento.

Por ejemplo, si deseo escribir, tengo que formarme para escribir, tengo que manejar las redes sociales para darme a conocer y crear una marca e imagen personal, tengo que acudir a eventos para contactar con posibles clientes o conocer a otros escritores, etc.

Pero incluso estando en nuestro Elemento, puede haber momentos en los que nos desanimemos, no estemos seguros de si estamos en el camino correcto, nos influyan mucho las opiniones de los demás y no tengamos claro qué hacer.

Sin embargo, cuando todo funciona, vivimos una armonía en toda nuestra vida, todo encaja, sonreímos y somos felices.  Pero, hacer lo que te apasiona no garantiza estar en todo momento en la Zona

La sensación más fuerte que sentiremos cuando estamos en la Zona, es la sensación de libertad, de ser realmente quienes queremos ser.

¿Qué es la Tribu?

Cuando buscas tu Elemento es fundamental encontrar personas que compartan tu pasión, que entienda lo que te gusta, lo que te motiva. Esas personas son la Tribu.

Encontrar a gente como tu, aunque sean competidores o colaboradores, puede ser inmensamente gratificante porque en muchos casos, nos ayudará a darnos cuenta que no estamos solos o que no estamos locos.

Por lo tanto, comparte tu pasión con personas que la vivan y la sientan como tu, te sentirás realizado y acompañado.

Amigas sonriendo felices

La opinión de los demás

Una de las cuestiones que más nos influyen a la hora de dedicarnos a lo que nos apasiona es la opinión de los demás, sobre todo de las personas más cercanas.

Lo que opinen nuestros padres, nuestra pareja, nuestros amigos nos influye poderosamente y a veces nos impide luchar por nuestros sueños.

Por lo tanto, la barrera para encontrar nuestro Elemento puede estar dentro de nosotros mismos, pero también puede ser externa.

Muchas veces las personas más cercanas a nosotros, tienen opiniones claras sobre lo que debemos hacer, sobre cómo debemos ser y cómo debe ser nuestra vida.

Es famosa la historia de Paulo Coelho que fue enviado a una institución psiquiátrica por sus padres, donde le aplicaron terapia de electrochoque porque quería ser escritor.

El motivo de las personas cercanas a ti para disuadirte de alcanzar tus sueños, puede ser de muy diverso tipo, pero en general es el miedo lo que les guía.

Algunas personas que han perseguido su Elemento tuvieron que apartarse, por un tiempo, de sus familias y amigos para poder llegar a ser quienes querían ser.

A veces, es necesario hacer caso omiso a nuestros seres queridos para hacer realidad nuestros sueños.

Arantxa Alvaro Fariñas

Escritora y licenciada en derecho, apasionada por la literatura y por la psicología. Dejo volar mi imaginación para mantener los pies a unos centímetros del suelo y poder hacer realidad mis sueños.

Ver perfil »
Te puede gustar