Cambia para ser feliz

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 19 agosto, 2015
Okairy Zuñiga · 19 agosto, 2015

Perseguir la felicidad es uno de los derechos humanos. Pero incluso con toda la libertad que tenemos, mucha gente se siente atrapada en la infelicidad total. Nos vemos llenos de problemas y metas que dejan la felicidad a un lado.

Contrario a lo que pensamos, alcanzar la felicidad necesita de un esfuerzo constante. Los cambios que necesitas para alcanzarla son:

Dejar de procrastinar y enfocarte en el presente

“Aprende el verdadero valor del tiempo; arrebata, toma y disfruta de cada momento. Sin pereza, sin dilación, sin procrastinación: no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”.

-Philip Stanhope-

Planear y prepararte es importante para lograr tus objetivos. Pero no debes gastar demasiado tiempo pensando en lo que harás. Es mejor tomar acción y hacer los movimiento necesarios para dejar las cosas hechas.

Incluso los trabajos que parecen más complejos resultan sencillos una vez que te pones en acción.

Aunque no lo creas, comenzarás a ser feliz cuando tus obligaciones desaparezcan y el estrés disminuya. 

Cuida tu cuerpo

“Mantener el cuerpo con salud es un derecho… de otra forma no podremos mantener nuestra mente clara y fuerte”.

-Buddha-

El cuerpo humano es asombroso como máquina viva. Puede sobrevivir a distintos retos y condiciones. Tu cuerpo es capaz de sentir emociones muy complejas, positivas y negativas pero necesitas cuidarlo para que trabaje adecuadamente.

Al darte un tiempo para poner en orden todos los aspectos de tu cuerpo, creas el cambio más importante para ser feliz.

Basta con hacer un poco de ejercicio, comer sanamente y prestar atención a tu mente y sentimientos.

cuida tu cuerpo y sé feliz

Encuentra lo que te hace feliz

“La felicidad no es algo que ya viene hecho. Viene de nuestras acciones”.

-Dalai Lama-

Los motivos de la felicidad son particulares para cada uno. Influyen tus sueños, tus metas, tus habilidades y tus deseos.

Si ahora no tienes claro qué te hace feliz, no te preocupes. Millones de personas están en la misma situación de incertidumbre.

Toma un tiempo a solas, prepárate con papel y pluma y analiza qué necesitas para alcanzar la felicidad. Quizás necesitas viajar, formar una familia o unirte a una causa social.

Cada persona es distinta por lo que tus metas no serán idénticas a las tuyas. Cuando sepas qué quieres, ¡hazlo!

Libérate de lo que te hace daño

“Rodéate de la gente adecuada y descubre cuánto vales. Honestamente, hay demasiada gente mala en el mundo y no necesitas ser tu peor enemigo”.

-Lucy Hale-

Todos tendemos a rodearnos de personas, cosas y herramientas que nos resultan negativas. Por lo regular, no permiten que desarrollemos nuestro máximo potencial pero cambiar nos da miedo.

Desde la hipoteca que ya no puedes pagar, hasta el amigo que solo te busca para que le soluciones la vida, todo te hace daño.

En lugar de gastar tiempo y energía con esto, sal con amigos que aporten cosas positivas a tu vida, elimina lo que te hace daño y respira con más libertad.

Disfruta los buenos momentos

“Sé feliz ahora. Este momento es tu vida”.

-Omar Khayyam-

¿Te has fijado que la gente feliz suele darse tiempo para vivir despacio? Gozan cada instante que la vida les regala: un paseo, una puesta de sol, la tarde con los amigos o el cariño de su mascota.

Una de las claves para ser feliz es respirar profundo, enfocarte en lo que tienes delante y disfrutarlo.

Esos momento se quedarán guardados en tu mente y llenarán el espacio de tus mejores recuerdos si lo permites.

Disfruta de los buenos momentos y sé feliz

Haz lo que te apasione

“Mi misión en la vida no es solo sobrevivir, sino vivir y hacerlo con pasión, algo de compasión, algo de humor y mucho estilo”.

-Maya Angelou-

Date tiempo para desarrollar un hábito o pasatiempo y además de ser feliz obtendrás estos beneficios:

  • Tendrás menos tiempo para dudar de ti y tus capacidades.
  • Desarrollarás más confianza al adquirir nuevas capacidades.
  • Te hará feliz ver los resultados de tu esfuerzo.
  • Podrás socializar con gente que tenga los mismo intereses, aumentando tu felicidad.
  • Tu energía estará mejor enfocada y tendrás menos estrés.

¡Apasiónate por algo! No importa de qué se trate. Solo vive la vida con pasión y deseo de hacer más.