Cáncer de colon: la importancia de los programas de detección precoz

31 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater
Los programas de detección precoz del cáncer de colon podrían salvar al 90% de las personas afectadas por esa enfermedad. El abordaje de la enfermedad en las etapas previas es esencial en todos los casos. La concienciación es clave.
 

El cáncer de colon es uno de los más frecuentes en todo el mundo. Es, de hecho, el tumor que más muertes ocasiona justo después del cáncer de pulmón. Aparece tanto en hombres como en mujeres, siendo en estas últimas el más diagnosticado tras el cáncer de mama. Cada 31 de marzo se dedica el día a esta enfermedad con el objetivo de reflexionar en varios aspectos.

El primero y más evidente es la importancia de los programas de detección precoz. El l test de sangre oculta en heces (TSOH) es el primer paso en ese proceso de identificación. Más tarde, y en caso de dar positivo, se completa con otras técnicas diagnósticas como las colonoscopias. De este modo, se identifica si lo que hay son hemorroides, pólipos o un tumor maligno.

Algo tan simple (y económico a su vez para el sistema sanitario) salva millones de vidas. El único problema existente es la concienciación de la sociedad, la cual debe saber que a partir de los 50 es recomendable realizarse esta prueba de screening para descartar la presencia de un cáncer de colon.

Así, y aunque en ocasiones existan precedentes que pueden actuar como factores de riesgo, es importante tener en cuenta que esto no siempre es determinante al 100 %.

El riesgo siempre está ahí, pero lo más decisivo y esperanzador es saber que en este tipo de enfermedad la detección temprana aumenta de manera decisiva la esperanza de vida del paciente.

Cáncer de colon
 

Cáncer de colon, más frecuente pero menos letal

El número de personas que sufren cáncer digestivo (colon, páncreas o estómago) ha aumentado en los últimos 20 años. Desde los organismos médicos nos hablan de nuestros hábitos de vida, de la alimentación de mala calidad, del alcohol y del tabaco como factores que elevan el riesgo.

Así, en una investigación publicada en The Lancet Gastroenterology & Hepatology, y llevada a cabo por parte de la doctora Marzieh Algari, destacan el notable aumento en EEUU y otros países como Australia, Canadá y Noruega.

El dato positivo es que, a pesar de este incremento de casos en cáncer de colon, el número de fallecimientos ha descendido.

La principal causa (y la más decisiva) es la implantación de los programas de detección precoz. La segunda, el avance en las técnicas de tratamiento. Asimismo, este estudio destaca algo interesante: esta enfermedad es más significativa en países con un nivel más alto de ingresos.

Los factores que aparecen como destacables en estos últimos casos son los siguientes:

  • El consumo de alcohol y de tabaco es más elevado en estos países.
  • También, el hecho de derivar en dietas bajas en calcio y en fibra.
  • Sufrir colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn.
  • Padecer obesidad. Este es un riesgo que eleva en muchos casos la aparición de múltiples enfermedades.
  • Sedentarismo.

Tal y como señalábamos al inicio, estos son factores de riesgo que incrementan la aparición de este tipo de tumores. No obstante, eso sí, no son determinantes. También puede desarrollarse la enfermedad en pacientes jóvenes y sin predictores como los aquí enumerados.

 
Hombre fumando pensando en el de colon

El 90 % de las personas se pueden curar con una detección temprana

El cáncer colorrectal es un tumor que se localiza o bien en el colon o en el recto (intestino grueso). Ahora bien, el principal problema del cáncer de colon es que no suele presentar ninguna sintomatología en las fases más tempranas. Por término medio, cuando un paciente empieza a sentir problemas, suele estar en fases más avanzadas.

Así, y de manera general, los problemas que suelen experimentarse en estos últimos casos son los siguientes:

En España, y solo como ejemplo, se diagnostican al año 35.000 casos nuevos de cáncer colorrectal en ambos sexos. Ahora bien, algo que se ve con frecuencia es que en caso de que se detecte de manera temprana, la esperanza de vida es del 90 %.

Pensemos en ello: una adenopatía cancerígena tarda unos 2-3 años en crecer 1 cm. Y en efecto la persona no experimenta ningún síntoma. La detección en esta etapa es crucial.

 

Cuando ya acude al médico porque percibe los problemas antes enumerados, pueden haber pasado 7 u 8 años y, en este caso, ya estaríamos ante un cáncer invasivo. Los programas de screening o cribado a partir de los 50 salvan vidas.

Médico con paciente informando del cáncer de colon

¿Cómo se trata un cáncer de colon?

El tratamiento del cáncer colon dependerá de si el paciente está en una fase temprana o en una fase avanzada. En los últimos años, la cirugía laparoscópica frente a la cirugía abierta, mejora de manera notable la extirpación de estos tumores.

Por otro lado, y más allá de la propia quimioterapia, es importante destacar los notables avances que se están haciendo en materia de inmunoterapia.

La biología molecular y genómica en el abordaje del cáncer de colon facilita el dar forma a tratamientos más personalizados. De ese modo, se frena la metástasis y se reduce la enfermedad hasta lograr en muchos casos la total remisión. Tal y como podemos ver, seguimos avanzando en esta forma de abordaje y los resultados son esperanzadores.

Para concluir, solo cabe enfatizar una vez más la importancia de la detección precoz no solo en el caso del cáncer de colon. Las revisiones periódicas y el cuidado de nuestros hábitos de vida son clave para protegernos en la medida de lo posible de este tipo de realidades.