9 características de los buenos amigos que todos deberíamos conocer

Las auténticas amistades se revelan con el tiempo, en los malos y los buenos momentos. Estas son las características que los distinguen.
9 características de los buenos amigos que todos deberíamos conocer
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 13 septiembre, 2021.

Última actualización: 13 septiembre, 2021

Hay una serie de características de los buenos amigos que todos deberíamos conocer. Porque en este tipo de alianzas y vínculos sociales no todo el mundo nos sirve. Es necesario poner filtros, ser selectos y recordarnos que, si la vida son dos días, vale la pena estar rodeados de figuras con auténtica calidad humana, personas nutritivas emocional e intelectualmente.

Decía el dramaturgo Tennessee Williams que nuestra existencia se conforma por aquello que hacemos y también por aquello que compartimos con las amistades. Esto nos recuerda la necesidad abrir las puertas de nuestro corazón a esos compañeros con quienes trazar significados vitales y dar sentido a nuestros días.

Si bien es cierto que hay relaciones que caducan y que a veces los amigos del alma se los lleva el viento y la progresiva falta de sintonía, siempre llegan nuevas personas. Saber reconocer quienes valen la pena, la alegría y la inversión emocional que haremos con ellos es algo decisivo. Lo analizamos.

“Prefiero caminar con un amigo en la oscuridad que sola en la luz”.

-Helen Keller-

Amigos abrazándose simbolizando las características de los buenos amigos

Características de los buenos amigos que debes conocer

Las buenas amistades se encuentran, pero sobre todo se construyen en el día a día. Asimismo, también se da otro hecho decisivo. Cuando contamos con este tipo de vínculos sociales es bueno recordar que debe ejercitarse a diario el tendón psicológico de la reciprocidad, el clásico “tú me das-yo te doy”. De algún modo, todos tenemos muy claro aquello de qué pedirle a un amigo.

Sin embargo, no nos olvidemos que también nosotros debemos saber dar para que esa relación perdure y sea auténtica. La reciprocidad es clave. Asimismo, si bien es cierto que las buenas amistades son fuente de bienestar y felicidad, a la psicología siempre le ha interesado conocer qué define a los amigos auténticos.

Trabajos de investigación, como los realizados en la Universidad de Miami, concretan que las buenas amistades deben ser virtuosas, útiles y placenteras, como bien indicó Aristóteles. Es así como obtenemos bienestar hedónico (disfrute) y bienestar eudaimónico (florecimiento humano, felicidad).

Ahora bien, en lo que se refiere a las características de los buenos amigos, hay rasgos que actúan como auténticos pilares para la satisfacción. Tengamos presente que también es bueno examinar nuestra dinámica en este tipo de relaciones. Demos a los demás aquello que nosotros mismos exigimos a nuestras amistades.

1. Son personas en las que puedes confiar

La auténtica amistad se sostiene y se forja sobre una raíz primaria decisiva: la confianza. Si no existe esta dimensión, esa relación no nos sirve y no es auténtica. Muchas veces, buscamos en estas figuras ese refugio cotidiano que no siempre obtenemos al mismo nivel en familiares o incluso en nuestra pareja.

Es esencial saber que no vamos a ser traicionados, que lo compartido es confidencial y que nunca seremos juzgados o criticados por lo dicho o expresado.

2- Aprecian y cultivan la honestidad

Entre las características de los buenos amigos no puede faltar la honestidad. Esta virtud excepcional dota a la persona de una combinación perfecta de sinceridad, honor, consideración, humildad y autenticidad tan importantes en cualquier vínculo.

Este comportamiento y actitud revela a las personas más bellas, esas en las que vale la pena depositar nuestro afecto.

3. Practican la empatía compasiva

Muchos podrán decir que lo más importante a la hora de hacer un amigo es que este nos demuestre empatía. No obstante, cuidado. Porque a veces hasta un narcisista puede hacernos creer que es empático al reconocer nuestras emociones y sentimientos.

Porque una cosa es sentir y otras, comprender y actuar. Por ello, una de las características de los buenos amigos es la empatía compasiva. Es decir, procuremos siempre construir vínculos con personas que conectan con nuestras emociones, las comprendan y actúan en sintonía para prestarnos ayuda, apoyo…

4- Son leales

Decía Shakespeare que la lealtad es seguir a alguien hasta nuestro último suspiro. No hace falta llegar a estos extremos, pero sí demostrar ese compromiso firme que no se derrumba por los egoísmos o los intereses soterrados.

La lealtad es actuar con rectitud, respeto, confiabilidad y compromiso con nuestros amigos.

5. Saben escuchar

Parece fácil, pero en realidad no todo el mundo sabe escuchar de manera auténtica. La mayoría cae en el impulso de enjuiciar, reprochar o aportar su punto de vista cuando lo que queremos a veces es solo que nos atiendan.

Las amistades enriquecedoras escuchan con los sentidos y el corazón y además son hábiles para leer entre líneas.

6. Se alegran por tus triunfos y están en los malos momentos

A la mayoría nos encanta tener amigos con los cuales pasar buenos momentos, reír, viajar, disfrutar… No obstante, la grandeza de las personas se percibe cuando saben estar también en los malos momentos.

Así, otra de las características de los buenos amigos es saber acompañar en las tristezas y también compartir nuestros triunfos y felicidades.

Amigos comiendo en un restaurante simbolizando las características de los buenos amigos

7. Fortalecen la autoestima y ayudan a ser mejores

Trabajos de investigación, como los realizados en la Universidad de Columbia, destacan los beneficios que tiene la amistad. Podríamos hablar de su potencial para salvarnos de la soledad, para ser apoyo cotidiano y para mejorar incluso nuestra salud física.

Sin embargo, es importante destacar otro aspecto crucial. Los buenos amigos nos hacen ser mejor persona y valorarnos mucho más. Estas figuras emocionales nutren nuestra autoestima y potencian el bienestar psicológico.

8. Tienen sentido del humor y valores comunes

A menudo, hacemos nuevos amigos a raíz de compartir intereses comunes. Sin embargo, las amistades más significativas y estables además de compartir esas aficiones similares, se forjan por defender unos mismos valores.

Encontrar a alguien que tiene tus mismas perspectivas vitales siempre reconforta. Como también el pasar tiempo con esa persona y disfrutar de las risas, las carcajadas… Cuando el sentido del humor y la complicidad fluye entre dos o más personas de manera constante, ese vínculo es auténtico.

9. No son celosos: no necesitan contrato de “exclusividad”

Aunque nos llame la atención, hay amistades tan celosas como lo son algunas relaciones de pareja. Hay personas que creen tener un contrato de exclusividad. Es decir, dan por sentado que les pertenecemos y que solo compartiremos tiempo y experiencia con ellas.

Evitemos este tipo de presencias. Porque la amistad auténtica, como el amor auténtico, no pone cadenas, sino que libera y enriquece. Procuremos por tanto acompañarnos en el viaje de la vida de figuras capaces de darnos luz en cada momento y circunstancia.

Te podría interesar...
¿Por qué mi hijo no tiene amigos? Claves para ayudarlo
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
¿Por qué mi hijo no tiene amigos? Claves para ayudarlo

Si tu hijo no tiene amigos puede que se deba a su visión de sí mismo o a su trato con los demás. Te mostramos cómo puedes ayudarlo.



  • Anderson AR, Fowers BJ. An exploratory study of friendship characteristics and their relations with hedonic and eudaimonic well-being. Journal of Social and Personal Relationships. 2020;37(1):260-280. doi:10.1177/0265407519861152
  • Lu, P., Oh, J., Leahy, K. E., & Chopik, W. J. (2021). Friendship Importance Around the World: Links to Cultural Factors, Health, and Well-Being. Frontiers in psychology, 11, 570839. https://doi.org/10.3389/fpsyg.2020.570839