Características del fenómeno fan entre los adolescentes - La Mente es Maravillosa

Características del fenómeno fan entre los adolescentes

Maria Prieto 14 julio, 2018 en Psicología social 0 compartidos

Es habitual ver en la televisión, conciertos e incluso, en redes sociales a grupos de fans enloquecidos por sus ídolos. Cantantes, futbolistas, actores, blogueros o cualquiera que destaque en los medios de comunicación puede convertirse en objeto de deseo para miles de personas, sobre todo para los adolescentes. Y aunque nos parezca algo relativamente nuevo, el fenómeno fan nos acompaña desde el origen de los tiempos.

Un fan es un admirador o seguidor de alguien. El término proviene del inglés fanatic, que es equivalente al concepto de fanático en nuestra lengua. En muchos casos, esa admiración se puede identificar con un tipo de conducta que en psicología se denomina “idolatría”. Hace referencia a la valoración y reconocimiento que hacemos de otra persona, pero que está exclusivamente centrada en sus cualidades positivas.

Si nos retrotraemos en el tiempo hasta la época clásica, los personajes célebres admirados pertenecían a la aristrocracia, quienes acaparaban poder y dinero. Por ello, eran idolatrados, venerados y consagrados como modelos de conducta social. De hecho, los más jóvenes trataban de imitar sus proezas, ilusionados con poder llegar a ser como ellos. Ahora bien, ¿cómo se caracteriza el fenómenos fan en la actualidad? Profundicemos.  

El fenómeno fan en la actualidad

Durante las últimas décadas ha existido una admiración casi irracional por los deportistas profesionales. Su nivel mediático, sus enormes beneficios económicos, su popularidad y el interés social les han convertido en objetos de deseo por parte de los adolescentes.

Fan adolescente de un futbolista

Por otro lado, la televisión y la industria del cine se han encargado de potenciar la popularización de las estrellas de cine, reforzando la figura del ídolo y dotándolos además de un halo de misterio muy atractivo para sus seguidores.

No obstante, en la actualidad, Internet se ha erigido como una herramienta primordial para el fenómeno fan, ya que permite la interacción con los ídolos y el seguimiento de su día a día a través de las diferentes redes sociales. De esta forma, podemos saber qué hacen, cómo en su vida privada y con qué personas se relaciona. Además, esto constituye una forma de alimentar la fantasía de los fans, ya que estos pueden conseguir interactuar con sus ídolos de forma virtual.

Causas del fenómeno fan entre los adolescentes

En la etapa de la adolescencia, los jóvenes luchan por reafirmar su identidad. Por esta razón, fijan sus expectativas en personas famosas, mediáticas o con gran atractivo social. Sueñan con parecerse a quienes consideran sus ídolos y fantasean con llegar a conseguir las mismas metas. Son un ejemplo a seguir para ellos.

Así, es frecuente que los jóvenes centren su atención en los aspectos positivos de sus ídolos e ignoren los negativos. Perciben al sujeto admirado como extraordinario y excepcional. De ahí que cuando alguien lo critica, lo defienden ciegamente, sintiendo en su persona esa agresión o ataque.

Como vemos, el fenómeno fan está cargado de sensaciones placenteras y, a veces, incontrolables. De hecho, no es extraño ver imágenes de grupos de adolescentes durmiendo en las puertas de un estadio esperando ser los primeros en acceder para ocupar la primera fila en un concierto o jóvenes eufóricos gritando al conseguir un autógrafo de un cantante reconocido.

Características del fenómeno fan

Algunas de las características del fenómeno fan entre los adolescentes son las siguientes:

  • Apoyo incondicional a ídolos. Disfrutan de sus éxitos y sufren con sus fracasos como si fueran propios. Además, buscan acompañarlos de la forma más cercana posible.
  • Pasión. A los fans les mueve un profundo sentimiento de pasión hacia aquellas personas que admiran e idolatran. Su afición se convierte en parte de sus vidas.
  • Búsqueda incansable de noticias sobre los ídolos en cualquier medio de comunicación o red social.
  • Creación de vínculos afectivos con los miembros del fandom y seguimientos de sus ídolos allí donde vayan.
  • Defensa del ídolo con verdadero fervor y recomendación a otras personas de que se conviertan en sus seguidores. Además, es habitual que el fan organice diversas actividades en torno a su ídolo.
  • Hoy en día, muchos clubes tienen su propia página web. Esta contiene fotos e información sobre la persona de su devoción. Por ejemplo, una web de un deportista suele tener vídeos de sus mejores jugadas, de su vida personal o de las fechas de próximos partidos. De hecho, Twiter es la red social con más diversidad de clubes, generados por personas anónimas, para difundir información sobre sus ídolos.
  • En muchas ocasiones este fanatismo es heredado. A veces, los padres o familiares inculcan el gusto por un equipo de fútbol o por un cantante determinado sin ni siquiera dar oportunidad a la persona para que haga una elección consciente.
  • Entusiasmo desmedido por el ídolo. A diferencia de un aficionado, el fan no reconoce límites para acercarse a su figura de referencia. Es capaz de realizar acciones que escapan a la lógica o a la razón.
  • En muchas ocasiones, se genera rivalidad entre los fans o los clubes.

Fans en un concierto

No cabe duda de que el fan es, ante todo, un gran consumidor y esto es algo que las grandes compañías conocen y tienen en cuenta a la hora de lanzar un producto determinado. A día de hoy, el fenómeno fan es más un negocio que ocio, en el que los admiradores dejan de ser personas para adquirir un valor numérico y económico.

Ahora bien, sin fans no hay éxito, por lo que las empresas se esfuerzan en conseguir que este fenómeno cada vez se extienda más por la sociedad. Es de esperar que con los años podamos observar más y más de este tipo de conductas.

Maria Prieto

Soy psicóloga y escritora. Siento curiosidad, desde siempre, por entender lo que ocurre a mi alrededor y por transmitir mi visión de la mente humana.

Ver perfil »
Te puede gustar