Cariprazina, un nuevo antipsicótico

24 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica Sara Viruega
La cariprazina es un nuevo antipsicótico atípico indicado para el tratamiento de la esquizofrenia en adultos. Conoce más sobre él en este artículo.

La cariprazina fue aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos o FDA en 2015. Posteriormente, en 2018, ha sido autorizada en España y está comercializada actualmente bajo la marca comercial Reagila.

La cariprazina es un antipsicótico atípico. Se ha comprobado su eficacia especialmente frente a los síntomas negativos de la esquizofrenia, aunque también es eficaz frente a los síntomas positivos. De igual manera, es útil para prevenir la aparición de recaídas en estos pacientes.

La esquizofrenia es una de las enfermedades crónicas con mayor morbimortalidad en la actualidad. Afecta aproximadamente a un 1 % de la población. Hoy en día, se están investigando nuevos fármacos, como la cariprazina, que puedan mejorar el curso de la enfermedad y la calidad de vida de los pacientes.

Mujer con esquizofrenia

¿Para qué se utiliza la cariprazina?

Según su ficha técnica, y como hemos dicho, la cariprazina está indicada para el tratamiento de la esquizofrenia en adultos. Al ser un fármaco muy nuevo, aún se están haciendo ensayos e investigando otras posibles indicaciones.

En un estudio publicado por la revista The Lancet se comparó su eficacia frente a otro antipsicótico atípico, como es la risperidona. En concreto, se estudió su eficacia en los síntomas negativos de la esquizofrenia, para los que existe una falta de tratamiento realmente eficaz.

La cariprazina se administra por vía oral una única vez al día. La dosis inicial que se recomienda es de 1,5 mg, aunque posteriormente se puede ir aumentando hasta 6 mg al día, según la eficacia y el número, intensidad e insidiosidad de los efectos secundarios.

Mecanismo de acción

Su mecanismo de acción no se conoce completamente. Se considera un agonista parcial dopaminérgico, aunque tiene afinidad por diversos receptores con diferentes acciones sobre cada uno de ellos:

  • Acción agonista parcial sobre receptores:
    • D2 y D3 de dopamina.
    • 5-HT1A de serotonina.
  • Acción antagonista sobre receptores:
    • 5-HT2A y 5-HT2B de serotonina.
    • H1 de histamina.

Este mecanismo de acción es similar al del aripiprazol, otro antipsicótico atípico utilizado en pacientes con esquizofrenia, trastorno bipolar y episodios maníacos. Como principal diferencia con este, cariprazina tiene una afinidad más potente por el receptor D3 de dopamina.

Los receptores D3 parecen ser una nueva diana terapéutica importante en relación a los síntomas negativos de la esquizofrenia. De ahí que este fármaco aparezca como una nueva referencia y esperanza para el tratamiento de esta enfermedad.

Cariprazina presenta dos metabolitos activos, es decir, con actividad farmacológica:

  • DCAR: desmetil cariprazina.
  • DDCAR: didesmetil cariprazina.

La cariprazina tiene una semivida de eliminación bastante larga, al igual que sus metabolitos. Por lo tanto, sus efectos se pueden seguir manifestando, aunque se suspenda el tratamiento o se modifique la posología. En este sentido, hay que vigilar los efectos adversos que puedan aparecer. Se debe utilizar la dosis eficaz más baja.

Cápsulas de Cariprazina

Efectos secundarios de cariprazina

Las reacciones adversas más frecuentes en el tratamiento con cariprazina son la aparición de acatisia y parkinsonismo. La acatisia es una sensación de inquietud que no te deja mantenerte quieto. Respecto al parkinsonismo, los síntomas más comunes son la reducción de movimientos, la rigidez muscular, la lentitud de pensamiento, etc.

Además, pueden aparecer otros efectos no deseados, como:

  • Aumento de peso.
  • Cambios en el apetito.
  • Trastornos del sueño.
  • Ansiedad.
  • Hipertensión.
  • Taquiarritmias.
  • Mareos.
  • Vómitos y náuseas.
  • Estreñimiento.
  • Cansancio.
  • Visión borrosa.

Muchos de estos efectos son dosis-dependientes. Es decir, aparecen o empeoran al aumentar la dosis. Por eso, hay que comunicar siempre al especialista las molestias que detectemos durante el tratamiento. Así, este podrá ajustar correctamente la dosis y evitar la aparición de reacciones no deseadas.

En conclusión, la cariprazina es un nuevo fármaco antipsicótico, eficaz frente a los síntomas negativos de la esquizofrenia. Es fruto de las investigaciones que aún continúan para afrontar los retos que enfermedades de esta naturaleza plantean en la actualidad.

  • Agencia Española de Medicamentos y Productos sanitarios (2018). Ficha técnica. Reagila. [Online] Disponible en: https://cima.aemps.es/cima/pdfs/ft/1171209001/FT_1171209001.pdf
  • Leiderman, E. A. (2015). Esquizofrenia: datos recientes, perspectivas futuras. V Xerte26(122), 256.
  • Németh, G., Laszlovszky, I., Czobor, P., Szalai, E., Szatmári, B., Harsányi, J., ... & Marder, S. (2017). Cariprazine versus risperidone monotherapy for treatment of predominant negative symptoms in patients with schizophrenia: a randomised, double-blind, controlled trial. The Lancet389(10074), 1103-1113.