5 pasos para conseguir la felicidad ayudando a los demás

José Maria Tabares · 26 agosto, 2013

 

Ayudar a las personas cercanas a nosotros es una de las sensaciones más gratificantes que existen. Y es que ver una inmensa sonrisa en los demás gracias a nosotros, es una de las múltiples formas que existen de encontrar esa fórmula mágica llamada “felicidad”.

Sin embargo, mucha gente piensa justamente lo contrario alegando que la felicidad se consigue con los bienes materiales, una pareja o con buen estatus profesional. Por esta razón, a través de estas líneas os contaremos cómo podéis desarrollar la gratitud hacia los demás con cinco sencillos pasos.

 

Apunta las cosas por las que estás agradecido en un cuaderno

 

Para ello, siéntate, coge lápiz y papel y apunta todo lo bueno que ha ocurrido recientemente en tu vida (trabajo, salud, amor, estabilidad emocional…). Esto hará que tengáis una disposición mucho más positiva ante la vida y hacia los demás.

 

Recuerda lo malo

 

Ahora toca un poco de “psicología inversa”. Para ello, piensa en todas las situaciones malas que has atravesado (tanto tú como las personas que quieres) y felicítate por haber tenido el valor de superarlas o de integrarlas en tu vida.

 

¿Tienes amigos que de verdad importan?

 

Piensa en una amistad cercana que tengas desde hace tiempo. Primero pregúntate qué has recibido de ellos, segundo qué le has dado tú y por último si les has causado algún tipo de problema. De esta forma, te darás cuenta de que quizás le “debes” más a ese amigo que tanto te importa.

 

Usa tus sentidos

 

¿La mayoría de vosotros dirías que sois felices con una buena salud y con un trabajo?. Por ello, no estará de más que agudizaseis vuestros sentidos saliendo al campo, respirando aire fresco, o simplemente sintiendo la brisa marina en la playa. De esta forma, los problemas se “empequeñecerán” y daréis gracias por todo lo que tenéis. Con esta fórmula, conseguiréis que vuestros contratiempos pasen a un segundo plano y os preocupéis más por las personas que os rodean.

 

Recuerda ser agradecido de una forma  “visual”

 

Con tanto estrés y obligaciones diarias, en muchas ocasiones olvidamos eso de ser agradecidos. Para evitar esto, apuntaos en el teléfono o un post-it un recordatorio de agradecimiento para esa persona que tanto os ha ayudado. ¡Seguro que así os sentís mejor con vosotros mismos de una forma realmente sencilla!

En definitiva, estos son unos sencillos pasos para conseguir la felicidad de una manera más o menos inmediata. Ahora solo queda que los pongáis en práctica como si de una meta personal se tratase. Si lo conseguís, os sentiréis con la sensación del “deber cumplido” y experimentareis la sensación de haber contribuido a la felicidad de la personas que os rodean.