Color Breathing: un ejercicio para encontrar la paz

El Color Breathing nos invita a combinar el poder relajante de la respiración con los efectos de la cromoterapia. Así, podemos hablar de esta técnica como una herramienta valiosa para reducir el estrés.
Color Breathing: un ejercicio para encontrar la paz
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 22 marzo, 2022

Probablemente, hayas escuchado hablar de la meditación, el mindfulness y de otras prácticas similares; sin embargo, todavía no sabes bien cómo aterrizar estos conceptos y aplicarlos en tu día a día. Hay tanta información y tantas opciones que te sientes un tanto abrumado y no sabes por dónde empezar. Por esto, queremos proponerte una técnica sencilla y efectiva que probablemente te gustará: el Color Breathing.

Esta técnica combina el poder relajante de la respiración profunda con los beneficios de la cromoterapia. Así, ayuda a aliviar el estrés, a alcanzar estados de confort y bienestar y a regular las emociones. Además, se trata de una herramienta fácil de implementar y que puede complementar otro tipo de tratamientos psicológicos o farmacológicos sin tener efectos adversos.

Mujer con los ojos cerrados
El Color Breathing ayuda a aliviar el estrés y encontrar la paz.

¿Qué es el Color Breathing?

Antes de explicarte los beneficios de esta técnica, es importante saber en qué consiste. Se trata de un ejercicio de relajación que, como hemos dicho, combina la respiración profunda y la cromoterapia.

La respiración como medio para regular el estado de activación se conoce y se ha probado (con excelentes resultados) desde hace décadas. Aunque existen diferentes variantes, el objetivo común de todas ellas es lograr una respiración profunda y pausada, diafragmática.

En nuestra vida cotidiana (normalmente gobernada por el estrés), por contra, lo que solemos realizar son respiraciones cortas y superficiales, que no ayudan precisamente a disipar estados de ansiedad. Piensa que cuando respiramos de manera más lenta y profunda, ayudamos también a que nuestro cuerpo se relaje. Es decir, a través de la respiración tenemos el poder de crear un estado fisiológico que es incompatible con la ansiedad.

Ahora bien, la propuesta del Color Breathing es combinar estos efectos con los de la cromoterapia. Basada en la psicología del color, esta corriente propone utilizar las propiedades de cada tono cromático para inducir sensaciones, emociones o conductas.

Así, al visualizar o imaginar un color, al rodearnos de un ambiente físico que lo contenga o al vestir prendas de ese tono, podemos experimentar ciertos cambios.

¿Cómo llevar a cabo el Color Breathing?

Aplicar este ejercicio es bastante sencillo, aunque requiere de práctica para poder experimentar totalmente sus beneficios. Ten en cuenta que, como con cada nuevo hábito, es posible que la mente se resista en las primeras ocasiones; sin embargo, con una aplicación regular, cada vez resultará más sencillo y natural.

1. Escoge el lugar

Busca un espacio tranquilo en el que puedas realizar el ejercicio sin distracciones. Asegúrate de que nadie vaya a interrumpirte durante los próximos minutos.

Preferiblemente, escoge una ubicación en la que te sientas seguro y tranquilo, con un entorno ordenado y con una superficie cómoda sobre la que poder reposar.

2. Acomódate

Para llevar a cabo esta práctica, es preferible utilizar prendas de ropa cómodas y sueltas, que no aprieten el abdomen. A continuación, puedes sentarte o tumbarte boca arriba sobre un sillón o incluso sobre tu cama, lo importante es que mantengas la espalda recta.

La posición sentada nos ayuda a no quedarnos dormidos durante el ejercicio; sin embargo, algunas personas encuentran más sencillo relajarse en posición horizontal, especialmente quienes tienen problemas o dolores de espalda.

3. Comienza a respirar adecuadamente

Una vez hayas adoptado la postura correcta, cierra los ojos y comienza a respirar de forma lenta y profunda. Procura llevar el aire hacia la parte baja de los pulmones, de forma que sea tu abdomen (y no tu pecho) el que se eleve y se contraiga con la respiración.

Busca una cadencia de respiración que te resulte cómoda, pero que sea pausada. Por ejemplo, puedes tomar cuatro segundos para cada inhalación y cuatro para cada exhalación.

4. Imprégnate del color

En este momento, escoge un color que represente las emociones de tranquilidad, felicidad y bienestar que quieres experimentar. Puedes ayudarte de las cualidades de cada color definidas por la psicología, o simplemente dejarte llevar por tu instinto.

Una vez escogido, visualiza que este tono te rodea por completo y siente como en cada inhalación este penetra a través de tus fosas nasales, bañando tu interior e impregnándote de esas sensaciones placenteras. Al exhalar, imagina otro color que represente tus miedos, angustias y ansiedades y visualiza cómo sale de tu cuerpo.

5. Cierra la práctica

Continúa con este ejercicio unos minutos. Poco a poco sentirás como el primer color escogido te llena por completo inundándote de emociones positivas, sin rastro ya de ese estrés que antes te perjudicaba. Para amplificar este efecto, puedes visualizarte rodeado por una esfera de ese color que se amplía cada vez más, cubriendo también a quienes se encuentran en habitaciones contiguas, a tu ciudad, a tu país…

Finalmente, vuelve a centrarte en tu respiración para ir cerrando la práctica. Comienza a mover suavemente tus dedos, tu cabeza y tus extremidades y cuando te sientas preparado abre los ojos. Te sentirás totalmente renovado.

Mujer con los ojos cerrados
La elección de un color que transmita paz como el azul ayuda a encontrar la calma.

Los beneficios del Color Breathing

Muchas de las investigaciones sobre Color Breathing se han enfocado en probar los efectos de la visualización del color verde. Y es que este tono naturalmente induce estados de relajación, equilibrio y calma emocional. Por ejemplo, en un estudio se puso a prueba el efecto de este tipo de terapia en un grupo de adultos mayores institucionalizados, que practicaron Color Breathing 10 minutos al día durante siete días. Pasado este periodo, se obtuvieron datos que apuntaban a que la reducción del estrés había sido significativamente superior en el grupo experimental.

Resultados similares se encontraron en otra investigación llevada a cabo con pacientes en hemodiálisis. Quienes recibieron la terapia Color Breathing mostraron reducciones significativas del estrés y de la sensación emocional de enojo por su situación; además obtuvieron sensaciones de comodidad, pudieron regular mejor sus emociones y su descanso mejoró.

En suma, se trata de un ejercicio sencillo y efectivo que puede ayudarnos a alcanzar estados de paz y bienestar en diferentes situaciones. Puede ser utilizado por niños, adultos y ancianos y, si se practica son regularidad, ofrece muy buenos resultados.

Te podría interesar...
La influencia de los colores en los estados emocionales
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
La influencia de los colores en los estados emocionales

Los colores poseen una destacada influencia en nuestras emociones y en nuestra forma de sentir. Analicemos esa influencia de los colores.



  • Devi, P. S., Sawitri, K. A., & Nurhesti, P. O. Y. (2012). Pengaruh Terapi Warna Hijau Terhadap Stres Pada Lansia di Panti Sosial Tresna Werdha Wana Seraya Denpasar. Denpasar: Fakultas Kedokteran Universitas Udayana.
  • Suli, D. P., Aini, N., & Prasetyo, Y. B. (2019). Pengaruh green color breathing therapy terhadap penurunan tingkat stres pada pasien hemodialisa. Jurnal Keperawatan2(2), 86-96.