Cómo comemos define nuestra personalidad

Cómo comemos parece estar asociado a nuestra personalidad. O al menos, así lo asegura un curioso experimento. En él, se encontraron hasta 10 patrones de personalidad según nuestra manera de comer. ¿Con cuál te identificas?
Cómo comemos define nuestra personalidad
Laura Ruiz Mitjana

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana el 17 mayo, 2021.

Última actualización: 17 mayo, 2021

¿Crees que cómo comemos define nuestra personalidad? Pues podría ser que sí; o, al menos, así lo asegura Juliet A. Boghossian a través de un experimento, según el cual, nuestra personalidad se expresa en la mesa, a través de la forma en la que comemos.

A través de este experimento se encontraron diferentes patrones de personalidad, en función de cómo las personas se comportan a la hora de comer: si saborean mucho los alimentos o no, si comen a toda prisa, si seleccionan detenidamente lo que comerán, si mezclan o no diferentes ingredientes… ¡Descubre cuál es tu patrón!

Cómo comemos define nuestra personalidad

El experimento mencionado, realizado por la compañía Food-Ology intentó dar respuesta a la cuestión de si cómo comemos define nuestra personalidad. Esta compañía de California se encarga de estudiar la manera en la que se vinculan los hábitos relacionados con la comida con los rasgos de personalidad y las tendencias de comportamiento.

En el experimento se demostró que hay ciertos patrones de personalidad que presentan características específicas a la hora de comer.

Se encontraron hasta 10 tipos de personalidad o rasgos compartidos, que implican una manera bien diferenciada de comer.

La fundadora de Food-Ology, Juliet A. Boghossian, experta en conductas relacionadas con la comida, lideró el experimento.

Amigos comiendo en un restaurante

Los que comen y saborean

Según el experimento, las personas que comen sin prisas, que saborean y que mastican bien todos los alimentos, son personas controladoras y seguras de sí mismas, que saben apreciar la vida.

Además, esta manera de ser tan calmada a la hora de comer se reflejaría también en su vida a través de conductas o aspectos como el control o la seguridad personal.

Los que comen a toda prisa

Aquellos que engullen a toda prisa la comida, sin masticarla, son personas acostumbradas a hacer muchas cosas a la vez.

Se trata de personas nerviosas y un tanto impulsivas, competidoras sanas y con la cabeza que piensa a la velocidad de la luz.

En las relaciones, estas personas suelen anteponer los intereses de los demás a los suyos. Por otro lado, necesitan gozar de un espacio propio.

Las personas que clasifican los alimentos

Los que comen clasificando previamente los alimentos, ya sea según sus colores, tamaño u origen, son personas que tienden a buscar el orden y la limpieza. También que desean vivir de forma tranquila. En el trabajo, son muy organizadas, pero poco resolutivas ante situaciones imprevistas y estresantes.

Los aventureros

Los aventureros en la comida son aquellas personas que se atreven a probar platos e ingredientes nuevos. Suelen ser personas extravertidas y a las que les gusta el riesgo. Nunca se aburren y suelen gustar a todo el mundo.

Por otro lado, no les gusta el aislamiento. Necesitan tener siempre a personas a su alrededor.

Los introvertidos

Por contra, según el experimento, las personas más introvertidas en su vida son aquellas que suelen comer siempre lo mismo y que no mezclan muchos alimentos o ingredientes. Además, se trata de personas analíticas y detallistas.

Los apasionados de las mezclas

En cambio, las personas que mezclan varias comidas e ingredientes son personas fuertes, amigables y con una gran responsabilidad, siempre según el experimento.

Por otro lado, en el trabajo les falta un poco de sentido práctico a la hora de priorizar tareas.

Personalidad despreocupada

Las personas con una personalidad más “despreocupada” son las que sorben y mastican con la boca abierta cuando comen, haciendo mucho ruido. No les importa mucho lo que piensen los demás de ellas.

En este sentido, tienen un perfil franco y directo que no siempre gusta a todo el mundo. De esta forma, esta manera de ser tan “despreocupada” se reflejaría en la comida y en otros ámbitos de su vida.

Los planificadores

En el experimento también se encontró que, las personas muy planificadoras, durante sus comidas, cortan y preparan todos los alimentos, minuciosamente, antes de empezar a comer.

Además, son personas que “viven más en el futuro” que en el presente (les cuesta centrarse en el aquí y ahora y disfrutar).

Los controladores curiosos

Los quisquillosos son aquellos que necesitan saberlo todo sobre lo que van a ingerir. Se trata de personas muy curiosas. Sin embargo, pese a esa curiosidad, crecen en su zona de confort y no suelen arriesgar.

Los que comen siempre lo mismo

Las personas que suelen comer siempre lo mismo, un alimento tras otro y, además, sin mezclas, suelen ser personas analíticas, detallistas y metódicas. Pueden, en algunos casos, rozar la rigidez mental.

Hombre comiendo bocadillos

Apuntes finales

Lo cierto es que la personalidad se refleja en la mayoría de nuestras acciones cotidianas, lo que incluye comer. Lógicamente, no todas las personas con un tipo de personalidad tienen por qué comer de la misma forma.

Sin embargo, tal y como revela el estudio, sí podrían existir ciertos rasgos de personalidad que nos predisponen, en muchos casos, a actuar de una forma o de otra, también cuando comemos.

Y tú, ¿qué patrón presentas? ¿Alguna vez te has preguntado cómo comes y si esto puede tener algo que ver con tu forma de ser?

Te podría interesar...
La comida, un escape emocional
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
La comida, un escape emocional

La comida actúa como un escape emocional en momentos difíciles. Esto tiene sus riesgos y también sus beneficios. A continuación te comentamos más.