Cómo elegir pareja para toda la vida - La Mente es Maravillosa

Cómo elegir pareja para toda la vida

Valeria Sabater 25, Enero 2014 en Psicología 1619 compartidos

En ocasiones las parejas vienen y van, la convivencia nunca es fácil, de pronto emergen las diferencias y el cariño se enrarece, aparece la desconfianza y la soledad acaba ocupando un espacio demasiado grande entre dos personas que a pesar de compartir una misma cama, tienen todo un océano de distancia entre ambos. ¿Por qué ocurre esto? ¿De verdad es tan difícil encontrar una persona que encaje a la perfección en nuestra maquinaria personal y existencial, alguien que nos acompañe en nuestra rueda del tiempo a través de felicidades y dificultades? Sin duda. Es posible.
En ocasiones nos dejamos lleva por la pasión sin ver objetivamente a la persona que tenemos delante, nos encontramos con una venda en los ojos donde es difícil analizar con objetividad otros aspectos, otras dimensiones que en esencia nos acercarían más a la persona perfecta. ¿Te gustaría saber cuáles son esas claves básicas?

1. A la hora de elegir, cierra los ojos.

Está claro que en la mayoría de las ocasiones nos dejamos llevar por el aspecto físico, es una excelente tarjeta de presentación que despierta nuestra atracción al momento. Pero debemos ser prudentes, la vida diaria y la convivencia va a necesitar de otros pilares fundamentales con las que poder disfrutar de cada instante en ese día a día en pareja: comprensión, cuidado, afecto, gentileza, sentido del humor, capacidad de escucha, empatía… No te dejes llevar solo por la apariencia.

2. Mejor personas maduras, con capacidad para aprender y escuchar

Mantener una relación con una persona insegura de sí misma, dificulta gravemente la continuidad de una pareja. La inseguridad en uno mismo acaba proyectándose en ocasiones en el otro, si yo no me valoro, si no he desarrollado mis propias habilidades para valerme por mí mismo, para verme capaz, seguro y con una autoestima adecuada, no confiaré tampoco en mi pareja. Tendré miedo a que me deje y desconfiaré de ella. Son sin duda aspectos que debemos de tener en cuenta. A la hora de pensar en una pareja que pueda acompañarnos cada día, y en todos los años que nos quedan por vivir en sus buenos y malos momentos, siempre es mejor encontrar a una persona segura, valiente y con un buen autoncepto.
Si además disfrutan aprendiendo cosas nuevas cada día, el enriquecimiento personal en la pareja será aún mayor, pues el aprendizaje nos permite sobrevivir y nos abre nuevas ventanas…. Las personas creativas hacen la vida no solo más fácil, también más estimulante.

3. Que sepa expresar, sentir, comunicar… y reír

Todos conocemos la importancia de disponer de un buen sentido del humor, de saber reír y relativizar las situaciones desde una perspectiva positiva y llena de ánimo. La vida está sin duda llena de momentos complejos, de situaciones en las que es necesario disponer del apoyo de la pareja, instantes en que es decisivo el poder comunicar y sentirse escuchado. Disponer de la ayuda y del apoyo de una persona a la que podemos abrirnos con naturalidad, es esencial para nuestro equilibrio y desarrollo como pareja. Personas que sean capaces de sentir y de expresar sentimientos, de hablar de lo que les duele y lo que les hace felices, lo que les preocupa… esos, son sin duda hombres o mujeres que merece la pena encontrar como pareja.

4. Elige una persona con vida interior y qué comparta tus aficiones

A la hora de hablar de vida interior nos referimos a esa facultad imprescindible donde cada uno de nosotros disponemos de nuestras propias aficiones, pasiones, creencias… un pequeño mundo propio donde encontramos nuestro espacio, rincones personales que deben ser respetados en la pareja y donde poder crecer individualmente, pero eso no quita en absoluto la relevancia de que a su vez, compartamos aficiones y pasiones semejantes con nuestro/a compañero/a. Ser pareja es ante todo ser amigos, formar equipo, disfrutar y crecer juntos, tener unos mismos valores que refuercen nuestro compromiso…pero eso sí, sabiendo respetar también esa “parcela personal”.

5. Tolerancia

Encontrar una pareja para toda la vida, requiere ante todo dar con esa persona que nos permita crecer junto a ella con armonía y felicidad, alguien que haga nuestra vida más grande y no más pequeña. La tolerancia es pues imprescindible, el que pueda aceptar nuestros defectos, nuestros fallos y errores, personas con las que sea posible el diálogo en todo momento y donde no exista jamás el miedo o la desconfianza. La tolerancia debe ser mutua, amigos y amantes con valor suficiente como para construir una vida en común y dar fuerza a esas raíces que forman el árbol de la pareja, donde ningún vendaval será capaz de hacerlo caer con el paso del tiempo…

Valeria Sabater

Soy psicóloga y escritora. La curiosidad por el conocimiento humano es mi cerradura particular, la psicología mi llave, la escritura, mi pasión.

Ver perfil »
Te puede gustar