Cómo masturbar a un hombre paso a paso

¿Por qué la sexualidad debe ser un tema tabú? En este artículo nos desprendemos de los prejuicios y os hablamos sobre la masturbación masculina, prestando especial atención a la técnica.
Cómo masturbar a un hombre paso a paso
Laura Ruiz Mitjana

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana.

Última actualización: 13 abril, 2022

Aunque para muchos pueda parecer aún un tema tabú, la realidad es que cada vez más personas deciden hablar del sexo sin vergüenza ni tapujos. Y es que… ¡el sexo es salud! Así, la sexualidad es un ámbito apasionado y muy interesante de ir descubriendo a través del propio cuerpo y del contacto con la pareja. En esta oportunidad, hablaremos de cómo masturbar a un hombre correctamente.

Queremos dejar claro que la sexualidad es un mundo tan amplio que nunca podremos hablar de una única manera de hacer las cosas, sino de mil. Sin embargo, aquí os proponemos algunas ideas para explorar el cuerpo de tu pareja sexual y garantizar el disfrute de ambos.

Antes de empezar, es importante tener en cuenta que el respeto y la comunicación son elementos fundamentales en toda relación sexoafectiva, ya que permiten un mayor disfrute y conexión durante el encuentro.

“El amor es la respuesta, pero mientras esperas la respuesta, el sexo plantea algunas preguntas bastante interesantes”.

-Woody Allen-

Pareja mirándose

Las partes del pene

Antes que nada es importante conocer las partes del pene y la mejor manera de estimularlas, ya que los niveles de sensibilidad entre ellas varían.

El glande

Es la parte más sensible del pene; por tanto, para estimular esta zona y garantizarle un placer intenso a tu pareja, es vital que te humedezcas las manos con lubricantes o aceites esenciales. Nunca lo toques con las manos secas, ya que puedes ser muy incomodo para él.

El frenillo

Una de las mejores técnicas para estimular esta zona es mojándote los dedos pulgar e índice y acariciarlo haciendo circulas sobre el. Ten en cuenta que es otra de las partes más sensibles, por lo que los movimientos requieren delicadeza.

El prepucio y el tronco

Son las partes menos sensibles y puedes estimularlas tomando el tronco con una o ambas manos y mover de arriba a abajo el prepucio. Pero, recuerda no hacer movimientos bruscos de un lado para el otro, ya que le puede doler.

Ahora bien, a continuación te presentamos algunas técnicas para que tu chico vea las estrellas mientras lo masturbas.

¿Cómo masturbar a un hombre paso a paso?

Es importante tener en cuenta que las sugerencias presentadas a continuación no son la única manera de hacerlo y que cada persona es un mundo. Por lo que cada quien debe explorar e identificar cuáles son los gustos y preferencias, tanto de uno mismo como los de la pareja sexual.

Para ello, la comunicación es fundamental, pues les permite conocer qué es lo que más les satisface y cómo aumentar el placer de ambos. Además, hablar abiertamente del tema aumenta la confianza y, por tanto, la satisfacción durante el encuentro.

Ahora bien, como iremos viendo, en todos los pasos podemos ir incluyendo juguetes sexuales, caricias, besos, miradas y demás elementos que nos permitan aumentar la conexión y el deseo con nuestra pareja sexual. Así que ¡fuera tabúes y manos a la obra!

1. Calienta a tu pareja

No vayas inmediatamente a la estimulación del pene. Acaricia, besa o lame el cuerpo de tu pareja y ve acercándote progresivamente al miembro. Esto incrementará su excitación y las sensaciones serán cada vez más placenteras.

2. Empieza suave y ve aumentado el ritmo progresivamente

Lo ideal es comenzar poco a poco e ir aumentando la intensidad. Para ello, inicia acariciando zonas cercanas al pene, como la entrepierna, los testículos o la pelvis, y luego pasa a miembro.

Una vez en éste, continua con las carias suaves. Luego, tómalo con una o ambas manos y empieza a estimularlo con movimientos leves, sin olvidar ir amentando la velocidad de forma progresiva.

3. No olvides el lubricante

Un paso esencial sobre cómo masturbar a un hombre tiene que ver con la lubricación. El hecho de lubricarte las manos hará que sea más fácil el contacto de tus manos con la piel del pene. Existen una gran cantidad de lubricantes, ya sean naturales o sintéticos, que te pueden ayudar aquí.

Por otro lado, puedes utilizar también cremas estimulantes con efecto calor para mejorar la circulación sanguínea del pene, aumentando su nivel de sensibilidad y vigorosidad. Puedes probar a aplicar unas gotas en el tronco del pene y masajearlo unos segundos hasta que se absorban. Mientras hace su efecto, puedes ir acariciando al pene y a tu pareja sexual.

4. No descuides los testículos y el perineo

La masturbación masculina suele limitarse únicamente a la estimulación del pene. Sin embargo, los testículos y el perineo suelen ser zonas que generan mucho placer en los hombres. Así que, de vez en cuando, acarícialos con los dedos, lámelos, o utiliza juguetes eróticos que propicien estimulación en dichas áreas.

5. Mantén el contacto visual

El siguiente paso que os proponemos sobre cómo masturbar a un hombre es que, mientras lo masturbas  dirijas de vez en en cuando tu mirada hacia su rostro y establezcas contacto visual con él. Esto aumenta significativamente la excitación en los hombres y la conexión del momento.

6. Rodea su glande con movimientos

Evita que la estimulación sea monótona. Así que, prueba a sujetar la base del pene de forma firme mientras rodeas su glande (la punta del pene). Haz movimientos circulares con la palma de la mano ahuecada. Mientras lo haces puedes jugar con la mirada.

Es importante que tus manos estén bien lubricadas en todo momento, así que puedes seguir añadiendo lubricante  para no lastimar el glande, ya que es una zona altamente sensible.

7. Desliza tus manos

Seguidamente, puedes poner la mano en el glande y deslizarla hacia abajo a lo largo del tronco del pene. Justo antes de que tu mano llegue a la base del pene, prueba a subir la otra mano hasta la punta y repetir el movimiento hacia abajo.

Puedes ir repitiendo estos pequeños movimientos de forma más o menos sincronizada, o ir cambiando el ritmo. Imagina que estás usando tus manos para subir por una cuerda.

8. Frota el tronco en diferentes ritmos

En todos estos pasos sobre cómo masturbar a un hombre puedes ir añadiendo caricias, miradas y besos a tu pareja sexual. La imaginación tiene mucho que decir aquí.

Después del punto anterior, puedes probar a ponerte más lubricante en las manos y frotar el tronco del pene con las palmas bien extendidas o abiertas. Imagina que se trata de un palo y que buscas encender el fuego. Prueba a aumentar la velocidad y el ritmo, para después ir un poco más lenta e ir alternando rápido y lento.

9. Prueba la estimulación anal

Aunque existen muchos prejuicios con respecto a este tema, hay que tener en cuenta que estimular el recto de los hombre puede generarles sensaciones de placer muy intensas, a menudo superiores a las obtenidas mediante la estimulación del pene.

Y así lo confirma un estudio llevado a cabo en 2017 por la revista Clinical Anatomy, el cual encontró que los orgasmos a través de la estimulación anal son mucho más intensos que los obtenidos a través de la única estimulación del pene.

Dicho esto, puedes intentarlo con él, siempre y cuando haya consentimiento de su parte. Para ello, mientras sigues estimulando su pene con una mano, puedes insertar uno o dos dedos en su ano de forma progresiva. También puedes estimular el ano mediante sexo oral, realizando aspiraciones suaves y rítmicas sobre la zona.

10. Prueba la técnica start-stop

Ésta técnica consiste en parar los movimiento de las masturbación justo antes de que el hombre eyacule. Para ello, puedes pedirle a tu pareja que te indique cuando esté llegando al orgasmo para que pares de masturbarlo.

Luego, progresivamente, puedes iniciar nuevamente el proceso y parar las veces que quieran. Cuanto más veces paren, mayor será la eyaculación.

11. La llegada del orgasmo

Ahora es el momento de centrarte en la punta del pene, el glande. El momento del orgasmo. Frota la cabeza de su pene con una mano a través de pequeños movimientos circulares. Dedícale atención al frenillo y hazlo con cuidado de no dañarlo. Puedes usar la otra mano para sujetar la base del pene.

Esto te ayudará a que no se mueva. Como siempre, puedes incluir sexo oral, caricias u otros elementos que os apetezcan a los dos para aumentar el nivel de placer.

12. Hazlo en otro lugares

El placer de la masturbación puede incrementarse si lo realizas en otros lugares diferentes a la habitación, ya que rompe los esquemas y hace que el encuentro sea más excitante.

Por tanto, pueden probar en la ducha, donde pueden usar el chorro de agua para estimular las zonas erógenas; o, si son atrevidos pueden hacerlo en el mar o la piscina.

13. Intente posturas diferentes

Existen muchas formas de masturbar al hombre que rompen con lo convencional y aumentan la excitación. Una de ellas es que tu pareja se coloque con las piernas cerradas mientras estimulas su pene. En este caso, la resistencia que hace con el cuerpo provoca un orgasmo mas intenso, producto de la restricción de movilidad.

Eso sí, en el momento de la eyaculación tendría que relajarse y separar las piernas para que pueda disfrutar de esta postura.

Asimismo, pueden intentarlo frente a un espejo. De manera que él se vea mientras que tú estás detrás y lo masturbas como si él mismo lo hiciera.

Mujer acariciando a su marido

Sexualidad sin tabúes y con respeto

Hemos visto algunos pasos sobre cómo masturbar a un hombre, pero cada uno y cada una puede encontrar su propia manera de adentrarse en este viaje sexual. En el sexo no existe una «guía» para hacer disfrutar al otro, aunque algunas ideas clave nos pueden ayudar a empezar para poco a poco, dejarnos llevar.

Y recuerda: en el sexo, el respeto, la confianza y la comunicación son elementos clave para conocer el cuerpo de tu pareja, así como el tuyo, que os ayudarán a aumentar el placer y el deseo durante la práctica sexual.

“El sexo sin amor es una experiencia sin sentido. Pero como experiencia sin sentido es una de las mejores”.

-Woody Allen-

Te podría interesar...
La masturbación es una medicina eficaz sin efectos secundarios
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
La masturbación es una medicina eficaz sin efectos secundarios

Todavía subsisten muchos mitos en torno a la masturbación. La mayoría de ellos son fruto de la ignorancia o de la represión.