¿Cómo saber si está interesado en ti?

Edith Sánchez · 26 febrero, 2014

Hay un viejo aforismo que dice que el gesto no miente. Las palabras e incluso las acciones pueden comunicar algo impreciso o que no es cierto. Sin embargo, los gestos escapan al control consciente de la mayoría de las personas, muestran lo más auténtico que llevamos dentro y son capaces de revelarnos si el otro está interesado en nosotros.

La ciencia de la atracción siempre ha focalizado su interés en la comunicación no verbal. Es ahí donde se traza y se impregna las auténticas bases de la seducción, ahí donde las miradas se expanden, las pupilas se dilatan y podemos advertir el deseo de alguien por nosotros. Así, y aunque en ocasiones pueda quedar algún espacio para el error, por lo general existen diversas pistas que rara vez fallan. A ello, también le hemos de añadir esa otra dimensión que en más de alguna ocasión nos ha ayudado: la intuición.

“El vértigo significa que la profundidad que se abre ante nosotros nos atrae, nos seduce, despierta en nosotros el deseo de caer…”.

-Milan Kundera-

Cuando le gustamos a alguien hay muchos procesos que se sincronizan. Las sonrisas, las posturas, las miradas, la respiración… Al darse todo ese baile de pistas, hay una voz en nuestro interior que a menudo, nos anima a dar el paso. Sin embargo, los miedos, las reticencias y la inseguridad nos sitúan a menudo en esa frontera segura donde seguir esperando, donde seguir leyendo gestos y matices.

Para ello, te contamos cuáles son esos gestos que delatan que hay alguien interesado en ti.

El contacto visual para saber si alguien está interesado en ti

Nuestros ojos se dirigen siempre a aquello que atrae nuestro interés y que nos agrada. Este mecanismo está mediado por la oxitocina, esa hormona que orquesta gran parte de nuestros procesos de seducción, de afecto y de sexualidad. Es más, se sabe que un nivel elevado de oxitocina favorece la necesidad de contacto visual, y que media a su vez en la dilatación de la pupila. 

Asimismo, hay un hecho que no podemos dejar de lado. Cuando el contacto visual es fijo lo sentimos como una amenaza, de ahí que  este gesto no deba durar más de un par de segundos.

Mujer mirando a un hombre preguntándose si está interesado en ella

Un roce ligero

Un roce en el brazo, en las manos, apartar un mechón de cabello que cae en la frente… Para saber si alguien está interesado en ti atiende este tipo de gestos sutiles. Por que ese toque ligero no es ni mucho menos una insinuación sexual, tras ese roce delicado se esconde el deseo y ese sentimiento sincero de que le gustamos a alguien. De ahí que ese contacto sea siempre cuidadoso, y ante todo dotado de un cariño sincero.

Hay quien retira la pelusa de la ropa de otra persona, quien endereza una corbata torcida o el botón de una camisa… Gestos simples, agradables y no invasivos.

Los labios

El gesto en los labios es otro de esos movimientos que se produce por un breve instante. No obstante, también es muy habitual cuando alguien está ante una persona que le atrae. Abrirá levemente la boca, sonreirá, dejará escapar un leve suspiro… Es, según dice el lenguaje popular, como si quedara “boquiabierto”. Por supuesto, no se trata de una expresión exagerada ni continua.

La postura y la cercanía

La orientación corporal es un indicador clave para saber si alguien está interesado en ti. Por término medio, es común que quien se sienta atraído por alguien tienda a inclinarse sobre el otro, a buscar su cercanía, a mostrar más apertura, a acortar distancias… Asimismo, esta inclinación hacia el otro seguirá aumentando a medida que mejore la relación.

Por ejemplo, si dos personas están sentadas una al lado de la otra, sus cabezas se volverán para mirarse. Más tarde, los hombros se irán acercando, siguiendo después los torsos hasta que por último, terminen apoyándose el uno contra el otro.

Pareja charlando

Autoestimulación

Sin darse cuenta, esa persona a la que atraemos, se mostrará hipersensible cuando está cerca de nosotros. ¿Qué significa esto? Que de modo inconscientemente reflejará su nerviosismo emocional, su apuro, su atracción… Por eso es probable que se toque la barbilla, las mejillas o las orejas, que mueva las piernas en un tic tan inquieto como llamativo.

Imitación

Este dato es curioso. Cuando dos personas se gustan tienden a imitar las posiciones del cuerpo del otro. Así, un modo de saber si está interesado en ti es ver si tiende a hacer lo mismo que tú: cruzar las piernas, juguetear con algo entre las manos, tocarse el cabello…

“Podemos tener todos los medios de comunicación del mundo, pero nada, absolutamente nada, sustituye la mirada del ser humano”.

-Paulo Coelho-

“Toqueteo” en la ropa, el cabello, las servilletas…

Abrocharse y desabrocharse un botón, acariciarse el cabello o poner ese mechón rebelde en su sitio, juguetear con las servilletas, apartar esa taza o ese salero que hay en la mesa y frente a los dos… Cuando alguien te gusta todo estorba y todo es a su vez un recurso para desahogar la inquietud, los nervios, el deseo

Está interesado si hay algo más que amabilidad

Cuando alguien está interesado en ti tendrá algo más que gestos amables. Por ejemplo, te tomará suavemente del codo para guiarte al entrar en alguna parte. También puede poner su mano en la curva de tu espalda cuando camina a tu lado. Como si fueras a escaparte y te quisiera retener. Esos gestos son señales de que definitivamente le gustas. Y mucho.

Para concluir, muchos de estos gestos son pistas más que evidentes para intuir si alguien está interesado en ti. Son componentes de ese lenguaje no verbal que tan a menudo se nos escapa de las manos (y de nuestro control consciente) para manifestar el deseo, la atracción y el enamoramiento. Estemos atentos a ellos para formar parte de ese baile de seducción o bien, para frenar algo que no deseamos. En nuestra mano está tomar la mejor decisión.