Conoce a tus saboteadores internos - LMEM

Conoce a tus saboteadores internos

Valeria Sabater 28 febrero, 2015 en Psicología 14 compartidos
Conoce a tus saboteadores internos

Resulta curioso la facilidad que tenemos en ocasiones para identificar a todas esas personas que, de algún modo, nos hacen daño o nos impiden ser felices. Tienen nombres y apellidos.

Pero ¿qué ocurre cuando lo que en realidad nos hace daño son nuestros propios “saboteadores internos”? Es posible incluso que ni siquiera nos demos cuenta de su existencia, de esa voz interior que diariamente, pone piedras en nuestro camino. Voces que hablan con el eco de una falta de autoestima, capaz de entorpecer sueños y proyectos.

La voz de nuestros saboteadores internos

“Ya soy demasiado mayor para esas cosas, no estoy capacitado para ese trabajo, soy muy poca cosa, mejor lo hago mañana, es que todo me sale mal, siempre tengo mala suerte, no vale la pena intentarlo…”

Este tipo de verbalizaciones internas son auténticos demonios y devoradores de nuestra felicidad. ¿Por qué lo hacemos? ¿Por qué permitimos que nuestros saboteadores internos nos hagan daño de esta manera?

-Los saboteadores internos son pensamientos en ocasiones, irracionales y obsesivos que emergen de nuestros miedos.

-Hacen que dudemos de nosotros mismos, de nuestras cualidades, de nuestras virtudes y capacidades.

-Debes tener en cuenta que los saboteadores internos, van a impedir que hagas cualquier cambio para mejorar, para reestructurar tu autoestima.

-Todos nosotros disponemos de algún tipo de saboteador interno. Los miedos forman parte de nuestro ser, pero lo ideal, lo más esencial, es no permitir que sus voces tengan demasiada fuerza. Deben ser sólo un susurro, un eco lejano al que no dar importancia.

-Es frecuente, que establezcamos un fuerte conflicto entre los saboteadores internos y nuestros propios deseos. “Quiero que esta persona se fije en mi, tengo que invitarla a salir conmigo” “¿Cómo voy a invitarla a salir? Yo no soy lo bastante bueno/a para esta persona”.

Cómo controlar nuestros saboteadores internos

-Identifícalos: Es la parte más importante, si no somos conscientes de que nuestra propia voz interna es la que pone barreras a nuestro bienestar, nos estancaremos para siempre en un mismo estado. En una misma e insatisfactoria situación.

-Pon nombre a tus saboteadores internos: Puede resultar complicado pero es esencial. ¿A qué le tienes miedo? ¿Es inseguridad? ¿No confías en ti mismo? ¿Es falta de autoestima? ¿Es frustración?

Para que te sea más fácil, puedes utilizar lápiz y papel, enumerando primero todas esas emociones que se acumulan en tu interior como un ovillo complejo. Ve deshilachando ese cúmulo de emociones poco a poco y analízalas. Es un proceso en ocasiones doloroso, donde nos veremos cara a cara con nuestros miedos. Pero te aseguramos que vale la pena.

-Tú les has dado fuerza, tú debes bloquearlos. Nuestros saboteadores internos son esos pequeños demonios internos a los que les hemos dado voz y voto en nuestra vida. Ellos son los que han impedido que reaccionaras cuando debías haberlo hecho. Ellos te han puesto puertas y candados a muchos de tus sueños. Ahora ya les has dado nombre, es momento de tomar conciencia de ellos y debilitarlos. Quitarles fuerza y sobre todo voz.

-Fortalece tus valores. Ahora que has empequeñecido tus saboteadores internos, es momento de dar fuerza a tus valores. La independencia, la valentía, el derecho a ser feliz, al respeto y el autorespeto, al crecimiento personal, la pasión, la ilusión y la satisfacción.

Te aseguramos que ante la plenitud de unos fuertes valores personales, esos saboteadores internos que todos tenemos, acaban debilitándose, convirtiéndose en un lejano murmullo al que ya no te permitirás poner atención. Nuestros miedos tienen muchos ecos, pero si los racionalizas, dejarán de dominar tu vida. Inténtalo.

Valeria Sabater

Soy psicóloga y escritora. La curiosidad por el conocimiento humano es mi cerradura particular, la psicología mi llave, la escritura, mi pasión.

Ver perfil »
Te puede gustar