¡Conoce los beneficios del aburrimiento! - La Mente es Maravillosa

¡Conoce los beneficios del aburrimiento!

Raquel Lemos Rodríguez 28 junio, 2015 en Desarrollo personal 41 compartidos
Mujer aburrida

El aburrimiento no está muy bien visto. De hecho, se deduce que si tenemos demasiado tiempo para ello es que no somos organizados, aplicados o productivos ya que aburrirse implica perder el tiempo, vaguear y no hacer nada. Incluso en ocasiones podemos aburrirnos de estar aburridos… ¡Qué dilema!

Pero más allá de esta concepción negativa del aburrimiento, ¿y si ocasionalmente este tuviera sus beneficios? ¿alguna vez lo habías pensado? Quizás hoy descubras que el aburrimiento no es tan malo. Veamos de qué se trata.

“Una generación que no soporta el aburrimiento será una generación de escaso valor”.

-Bertand Russell-

Regala tiempo

Aburrirse implica que tenemos tiempo y no hay mejor formar de aprovecharlo que dedicándonos estos momentos a nosotros mismos. Por ejemplo, no hacer nada tras una estresante y pesada jornada laboral o un día ajetreado es la mejor opción para liberarnos del agotamiento y el cansancio mental que experimentamos. Porque aunque es necesario tener responsabilidad y cosas que hacer, aburrirse es fundamental para desconectar.

Mujer mirando el reloj de mano

Ahora bien, esto no implica perder el tiempo. Estos momentos podemos aprovecharlos para salir, leer ese libro que tanto queríamos o hacer aquello que cuando estábamos ocupados no podíamos hacer… En definitiva, hacer del aburrimiento algo productivo aunque solo sea para pensar y divagar. Además, tras estos períodos descubriremos como nuestro cuerpo nos pedirá actividad y dinamismo y seremos capaces de responderle con una energía renovada.

Ofrece una oportunidad para conocernos mejor

Que el aburrimiento sea negativo o positivo solo depende del significado que le demos. Puede ser un espacio vacío sin sentido o por el contrario un espacio de descanso y exploración personal que nos permita reflexionar e incluso ayudar a tomar decisiones sobre nuestra vida.

El aburrimiento es una oportunidad para conocernos mejor que nos ayuda a organizarnos y a ver las cosas más claras. Un buen momento para ver cómo va nuestra vida, qué nuevas expectativas tenemos y qué queremos hacer…

Anima a cambiar

Cuando nos aburrimos quizás nos preguntemos por qué nos encontramos así, para obtener una respuesta podemos pensar qué debemos cambiar para que la situación sea de otra manera. Es decir, podemos aprovechar esos ratos aburridos para reflexionar sobre alternativas a este estado. Porque aunque hemos dicho que el aburrimiento ocasional tiene sus beneficios, no ocurre lo mismo cuando se prolonga en el tiempo.

El aburrimiento es bueno ocasionalmente, pero no a diario
Compartir

El aburrimiento prolongado nos lleva a una situación de malestar e inactividad que puede desembocar en problemas más complejos como el aislamiento social o una depresión mayor. Por lo que es bueno aburrirse puntualmente pero no que se convierta en nuestra rutina. No olvidemos que el estrés, las presiones y las obligaciones en su justa medida nos hacen sentirnos activos, animados y satisfechos.Por lo tanto cambiemos de la pasividad a la acción para seguir creciendo.

Permite soñar despierto

Otro beneficio que nos aporta el aburrimiento es la posibilidad de soñar despiertos y construir el boceto de nuestras metas y sueños. Cuando estamos sentados sin nada que hacer es probable que nos visualicemos en un futuro haciendo aquello que deseamos. El aburrimiento dispara nuestra creatividad y potencia nuestra motivación para explorar nuevas posibilidades.

“Soñar despierto es cultivar la creatividad oculta de nuestro olvidado niño anterior”

-Gonzalo Tamayo-

Mujer pensando en los beneficios del aburrimiento

Genera beneficios para nuestro cerebro

Cuando nos aburrimos bostezamos, aunque también lo hacemos cuando tenemos sueño. Bostezar es ¡muy positivo! aunque esté mal visto. De acuerdo con varios especialistas, permite que nuestro cerebro se oxigene, lo cual permite la entrada de aire fresco, permitiendo a nuestro cerebro que se despierte. Además, si tenemos en cuenta que el cerebro consume una gran cantidad de energía para mantener la conexión entre las neuronas, el bostezo le vendrá muy bien.

Previene el aburrimiento negativo

Como hemos visto los aburrimientos ocasionales son buenos y necesarios. Nos ayudan a reflexionar y encaminar nuestra vida. Por el contrario, el aburrimiento negativo o prolongado en el tiempo nos produce malestar y es capaz de atraparnos sin que nos demos cuenta. Por ello es importante prevenirlo ya que pueden conducirnos a una sensación de hastío y apatía de la que es difícil escapar.

Permítete aburrimientos sanos y ocasionales verás como mejora tu vida.
Compartir

Además, los periodos largos de aburrimiento pueden conducirnos a la experimentación de ansiedad o estrés por no hacer nada y sentirnos inútiles así como en algunos casos a la depresión. Por lo que fomentemos el aburrimiento ocasional y en el caso de que caigamos en la desgana y en la apatía ayudémonos de nuestra fuerza de voluntad para continuar.

Raquel Lemos Rodríguez

Soy escritora y una apasionada de la música. Rodeada de libros desde pequeña, siento la necesidad de plasmar escribiendo aquello que me inquieta y provoca curiosidad.

Ver perfil »
Te puede gustar