¿Conoces el Síndrome de Asperger?

El síndrome de Asperger es un tipo de trastorno autista. Pero ¿cuáles son sus características principales?, ¿qué lo causa? y ¿cómo ayudar a alguien con esta condición? Si quieres saber, ¡sigue leyendo!
¿Conoces el Síndrome de Asperger?
Alicia Garrido Martín

Escrito y verificado por la psicóloga Alicia Garrido Martín.

Última actualización: 25 enero, 2023

Quizá alguna vez hayas oído hablar de él o hayas conocido a alguna persona con este síndrome, o tú mismo, que estás leyendo este artículo detrás de tu pantalla, convives con el síndrome de Asperger.

Este síndrome es un trastorno del espectro autista. No obstante, se diferencia del autismo típico. La distinción más evidente tiene que ver con la capacidad de ser independientes en la vida adulta.

En este artículo se abordarán las características del Asperger, sus bases neurobiológicas, cómo se interviene y algunas estrategias sencillas para ayudar a la persona a entender mejor el mundo en el que vive. Profundicemos.

El síndrome de Asperger es un trastorno del neurodesarrollo

Es un trastorno del neurodesarrollo con una base genética importante y hereditaria en el que hay estructuras cerebrales que se encuentran dañadas. Pero… ¿Qué son los trastornos del neurodesarrollo?

Niño cerebro

Son un conjunto de alteraciones neurológicas que se manifiestan en diversos procesos: en la cognición, la comunicación, la conducta y la motricidad. Estos problemas aparecen debido a que el cerebro no se desarrolla de manera normal

Es decir, el cerebro de las personas con Asperger funcionan en muchos aspectos de manera diferente al de las personas que no han tenido alteraciones en su desarrollo neurológico. No estamos hablando de algo malo o bueno, estamos hablando de un funcionamiento diferencial en la manera de procesar y percibir la información.

«A veces solía repetir las mismas palabras una y otra vez porque me hacía sentirme más segura»

-Therese Joliffe-



Las personas con síndrome de Asperger perciben el mundo de manera diferente

De alguna manera es como si tuvieran códigos diferentes para interpretar el mundo y su entorno. Estos códigos les hacen vivir de una forma que a algunas personas les parece extraña.

Pero ¿quién no ha conocido a personas que a veces actúan de manera distinta a lo esperado? Incluso, nosotros mismos a veces percibimos la realidad de una forma distorsionada y ello nos lleva a actuar de formas que otros consideran extrañas.

Concretemos un poquito más y hablemos de las características más típicas en este síndrome de asperger. Según la Confederación Asperger España hablaríamos de las siguientes:

  • Socialmente son torpes y tienen dificultades en su relación con otros niños y/o adultos. Pueden ser ingenuos y crédulos.
  • A menudo no son conscientes de los sentimientos e intenciones de los otros y tienen dificultades para entender las reacciones emocionales.
  • Tienen grandes dificultades para llevar y mantener el ritmo normal de una conversación.
  • Se alteran fácilmente por cambios en rutinas y transiciones.
  • Interpretan de manera literal el lenguaje. No entienden la ironía, para ellos es algo literal. Por ejemplo, la frase «tiene un corazón que no le cabe en el pecho» para ellos la interpretación es literal. Su corazón es tan sumamente grande que no entra en su pecho.
niño barco

 

Además:

  • Son muy sensibles a sonidos fuertes, colores, luces, olores o sabores.
  • Tienen tendencia a desarrollar un interés muy grande (fijación) por un tema u objeto del que pueden llegar a ser auténticos expertos. Hay muchos niños asperger que ven un paisaje en apenas unos segundos y son capaces de reproducir absolutamente cada detalle del mismo con una precisión asombrosa.
  • Su psicomotricidad no es muy buena, por lo que no suelen ser muy buenos en los deportes.
  • Muchas veces poseen una cierta incapacidad para hacer o mantener amigos de su misma edad. Esto se debe a que no perciben el mundo de la misma manera y ello les frustra. Como a cualquiera de nosotros nos pasa, cuando no encajamos con otra persona porque nuestras maneras de ver el mundo y vivirlo son antagónicas. Pues en ellos sucede algo parecido.

Es preciso resaltar que los expertos señalan, en un artículo publicado en Basic and clinical neuroscience, que el desarrollo lingüístico y cognitivo de las personas con Asperger está conservado, no hay retraso significativo. Además, muestran un coeficiente intelectual verbal igual o superior al promedio y puntajes altos en pruebas de vocabulario. También obtienen mejores puntajes en pruebas de razonamiento fluido.



Otras características del síndrome de Asperger

Continuando con la descripción de este síndrome, examinemos otras cualidades destacadas, de acuerdo con un artículo publicado en Nova:

  • Tienen una marcada alteración social, dificultades en la comunicación, déficit en la capacidad de juego y comportamientos e intereses repetitivos.
  • No tienen un buen contacto visual.
  • Tienden a tener conversaciones unilaterales sobre un tema definido y rutinario.
  • Se perturban cuando sus expectativas no se cumplen.
  • Se apegan de manera inflexible a sus rutinas.
  • Les cuesta actuar de manera intuitiva y espontánea.
  • Ven las partes, pero no el todo de una situación.
  • Acumulan y buscan mucha información sobre el tema que les interesa.
  • Presentan retraso en las habilidades motoras. Tienen alteración en la coordinación y en la marcha anormal.
  • No son recíprocos en sus interacciones sociales y emocionales.

Bases neurobiológicas del síndrome de Asperger

Las causas del síndrome de Asperger se desconocen aún, sin embargo, se cree que estas son de tipo biológicas. Revisemos un poco las bases neurológicas de este síndrome basándonos en un artículo publicado en Basic and clinical neuroscience.

Marcadores bioquímicos

Las personas con Asperger tienen una concentración diferente de neurotransmisores. Esto afecta el funcionamiento del cerebro. Se ha observado un nivel más alto de aspartato de N-acetilo/colina en el cíngulo anterior derecho en quienes tienen dicho síndrome.

También se ha encontrado alteraciones los niveles de serotonina en el cerebro debido al agotamiento del triptófano. Esto podría generar cambios en el procesamiento de rostros emocionales en las personas con síndrome de asperger.

Cambios en el cerebro

Este síndrome afecta a la materia gris y blanca del cerebro. Las personas con Asperger tienen menores volúmenes de materia gris en la amígdala bilateral, la circunvolución del hipocampo, el lóbulo prefrontal, la circunvolución frontal medial y la circunvolución occipital izquierda.

Por otro lado, tienen mayor volumen de sustancia blanca alrededor de los ganglios basales y el lóbulo parietal izquierdo. A nivel estructural, se han señalado anomalías en los volúmenes del hipocampo, la amígdala y la corteza cingulada anterior.

Alteraciones funcionales en el cerebro

El síndrome de Asperger se ha relacionado con una conexión atípica y reducida entre nodos en la red de modo predeterminado y la red de control ejecutivo. Hay anormalidades funcionales en el cerebelo, los lóbulos frontal y temporal y el sistema límbico. Asimismo, existen problemas en la integración funcional de la amígdala y la circunvolución parahipocampal.

Intervención en el síndrome de Asperger

La intervención debe realizarse con base en las fortalezas y necesidades de cada paciente. Como señala un artículo publicado en Comprehensive Psychiatry, el trabajo sobre este síndrome debe ser multidisciplinario e incluir:

  • Abordajes educativos: se deben abarcar tanto las fortalezas como las deficiencias del paciente. Enseñarle los significados de las expresiones no verbales y verbales para mejorar su interacción social.
  • Intervención conductual: este abordaje se centra en identificar y modificar comportamientos. También se busca direccionar o canalizar las conductas en vocaciones.
  • Psicoterapia: es apropiada en pacientes de mayor funcionamiento, especialmente, cuando tienen problemas muy explícitos en la resolución de problemas.
  • Intervenciones psicofarmacológicas: se usan en principio para aquellos casos en los que hay ansiedad, depresión o TOC como trastornos comórbidos.

En términos muy generales, toda intervención debe promover el aprendizaje y reducir conductas que interfieren con las interacciones con otras personas o con la integración social.

Estrategias para ayudar a una persona con Asperger

Se pueden hacer muchas cosas que pueden ayudar a las personas con Asperger, en especial a los niños, a comprender mejor el entorno. Veamos algunas estrategias recomendadas por la Confederación Asperger España:

  • Hablar de manera simple y clara.
  • Dar instrucciones específicas, claras y fáciles.
  • Verificar que la persona haya entendido lo que se le dijo pidiéndole que repita lo dicho.
  • Limitar las opciones cuando deba elegir para facilitarle el proceso.
  • Limitar el tiempo para sus intereses especiales.
  • Preparar de antemano cualquier cambio y mantenerlo informado con antelación. Por ejemplo, «Cuando termines de jugar, iremos a mercar».
  • Identificar los estímulos que alteran a la persona para tratar de no exponerla a ellos.
  • Enseñar al individuo a identificar los lugares privados y públicos y las normas que hay que cumplir en ellos. Hay que aclararles lo que está o no permitido.

El síndrome de Asperger en el DSM-5

El DSM es empleado en los entornos clínicos para diagnosticar trastornos mentales. En él podemos encontrar enumerados los criterios que se emplean para diagnosticar la depresión, la ansiedad, los problemas del neurodesarrollo, etc.

En una de sus versiones, específicamente en la cuarta (DSM-IV), se definieron los criterios diagnósticos del trastorno autista, el trastorno de Asperger y los trastornos generalizados del desarrollo. Sin embargo, en 2013, cuando se publicó el DSM-5 estos trastornos desaparecieron y se agruparon bajo una sola categoría denominada trastorno del espectro autista (TEA).

En una nota del DSM-5 podemos leer: «A los pacientes con un diagnóstico bien establecido según el DSM-IV de trastorno autista, enfermedad de Asperger o trastorno generalizado del desarrollo no especificado de otro modo, se les aplicará el diagnóstico de trastorno del espectro autista».

Desde un principio, la consagración que se hizo del Asperger en el DSM-IV estuvo rodeada de mucha polémica, según afirma un artículo. Las contradicciones propias de este diagnóstico con el tiempo se hicieron evidentes lo que lo llevaron a su desaparición en el DSM-5, aunque no sin generar polémica.

Su eliminación como un trastorno independiente aún sigue siendo controvertida y podemos observar que muchas asociaciones y personas reconocen su existencia. Aunque en los entornos clínicos ya no se utiliza este diagnóstico, a nivel social las personas lo aceptan todavía y lo usan para referirse a quienes cumplen con los criterios que se definían en el DSM-IV.  

¿Conoces a alguien con Asperger? Ponte en su lugar y le entenderás

Tenemos que ser capaces de ir más allá del trastorno. Las personas con asperger muchas veces se sienten incomprendidos. Se sienten extraños en un mundo que funciona con unas reglas que en ocasiones chocan con las suyas. No entienden el sentido de muchas de las actuaciones que llevamos a cabo.

niño autista

«El hecho de que alguien me mirara a los ojos era como un ataque»

-Nony, 1993-

Por ello hemos de hacer un trabajo profundo de empatía hacia ellos. Entender que su manera de percibir la realidad es diferente a la nuestra. Y ello no implica que sea malo o bueno, sino que es diferente.

Vivimos en un mundo maravilloso donde, por suerte, todos somos diferentes y podemos aprender de estas diferencias. Diferencias que enriquecen las relaciones y nos ayudan a ser más tolerantes y a desechar gran parte de los prejuicios que cargamos en nuestra mochila vital.

Te podría interesar...
El autismo no viene con manual: viene con unos padres que no se rinden
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
El autismo no viene con manual: viene con unos padres que no se rinden

El autismo no viene con manual. Viene con unos padres que no se rinden, familias que luchan cada día contra la invisibilidad y por la felicidad de ...




Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.