Más allá de lo que ves: trastornos de la personalidad

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 18 febrero, 2018
Cristina Roda Rivera · 12 junio, 2016

En ocasiones las conductas de los demás nos dejan desconcertados, ya que resultan totalmente incomprensibles desde nuestra perspectiva. Por eso quizás en muchas ocasiones te hayas preguntado el porqué de la personalidad de aquellos que tienes a tu alrededor sin haber podido encontrar respuestas. Quizás sufran algún tipo de trastornos de la personalidad.

Debemos saber que nuestra personalidad no es una roca sólida y perfectamente tallada, sino que a veces en ella se distinguen distintas profundidades y grietas. Sin embargo, a veces esas grietas pueden ser tan profundas que llegan a rompernos y convertirse en lo más característico de una estructura concreta. Lo mismo sucede con la personalidad.

Determinadas características, en ocasiones perturbadoras, pueden presentarse en una persona no como excepción, sino como un patrón habitual de comportamiento: esto es lo que conocemos como Trastornos de la personalidad.

¿Qué son los trastornos de la personalidad?

Un trastorno de personalidad es un patrón de comportamiento habitual en una persona que se hace evidente a finales de la adolescencia y principio de la edad adulta. Esta forma de comportarse suele alterar frecuentemente y con gran evidencia las relaciones con los demás.

Lo que observamos en los trastornos de personalidad es que una determinada característica se vuelve totalmente central en el comportamiento de una persona. Así, por ejemplo, todos podemos querer ser el centro de atención en determinadas situaciones, pero existen personas que NO son capaces de actuar sin que sea de esta forma, de un modo u otro.

Algunos de los distintos trastornos de la personalidad que más rechazo provocan

Teniendo en cuenta que determinados rasgos desadaptativos pueden convertirse en la forma habitual de comportarse de una persona, en diversas situaciones y de forma estable a lo largo del tiempo, vamos a explicar cuáles son los trastornos de la personalidad que se presentan en la población y que más malestar generan a su alrededor:

Trastorno narcisista de personalidad

Las personas que padecen este trastorno se caracterizan por presentar un patrón general de grandiosidad y una necesidad de admiración por parte de los demás. Tienen un alto sentido de autoimportancia, están preocupados por fantasías de éxito ilimitado, poder, brillantez, belleza o amor imaginarios.

Los narcisistas suelen presentar actitudes arrogantes, carecer de empatía y utilizar las relaciones como un medio para obtener sus fines.Se consideran “especiales y únicos”, pretenciosos, explotadores y suelen presentar frecuentemente envidia

Narciso de Caravaggio

Trastorno paranoide de la personalidad

Las personas que sufren de este trastorno se caracterizan por una desconfianza o suspicacia hacia el entorno, de forma que las intenciones de los demás son interpretadas como maliciosas. Piensan continuamente que su entorno conspira contra ellos o que están recibiendo acusaciones e insultos infundados por parte de ciertas personas. Los conocemos porque envuelven nuestras intenciones de sospecha y desconfianza.

Están obsesionados con la lealtad, guardan sospechas de que los demás los van a traicionar en cualquier momento y que la información que el entorno posee de su vida va a ser utilizada en su contra

Todo esto les lleva a tener reticencias a la hora de establecer intimidad u ofrecer su confianza. Es más, si cree que lo traicionan guarda rencor durante mucho tiempo, con continuas referencias a los agravios que haya podido recibir. No es extraño que esto se muestre con mayor virulencia hacia la pareja, creyendo constantemente que le está siendo infiel.

Frases de una personalidad paranoide

Trastorno límite de la personalidad o borderline

En este trastorno de la personalidad se observa un patrón general de inestabilidad en las relaciones interpersonales y en su autoimagen, así como una notable impulsividad, que comienza al principio de la edad adulta y se da en diversos contextos. Suelen hacer culpables a los demás de su malestar.

Se dice borderline porque estas personas están en el borde del neuroticismo extremo que puede derivar en un episodio psicótico en algunas situaciones

Junto a la depresión, este trastorno parece ser el que más crece dentro de la población y es por ello que lo explicaremos con más detenimiento. Las personas que sufren este trastorno se caracterizan por tener un patrón inestable de relaciones con los demás, todo parece ser negativo o positivo, sin posibilidad de ser analizado de forma “templada”.

Lo más conflictivo en la personalidad límite es la regulación de las emociones. La terapia estará enfocada a que la persona sea capaz de validarse a sí misma y que sea capaz de modular sus emociones, aceptándolas y regulándolas

Muchas teorías, como la de la Mentalización de Anthony Bateman y Peter Fonagy nos dicen que en estas personas existe una incapacidad para entenderse a uno mismo y a los demás en términos subjetivos. Es decir, estas personas convierten su angustia directamente en un acto, sin pasar por un filtro mental.

Su malestar, al no poder ser entendido de forma racional, se materializa en actos compulsivos: de ahí las autolesiones y la gran probabilidad de suicidio que existe en este trastorno respecto a otros. Otras de las terapias más famosas para este trastorno ha sido la Terapia Dialéctica Conductual de Marsha M.Linehan.

Ella misma padecía este tipo de trastornos de la personalidad y desarrolló en su teoría la idea de que existe una predisposición biológica pero son los hechos del entorno los que desencadenan que el “brote”. Algunas películas que exploran este trastorno son “Inocencia interrumpida” o la española “La herida”.

trastorno-limite-personalidad-borderline-madrid

Trastorno dependiente de la personalidad

Este tipo de trastornos de la personalidad se engloba dentro de los trastornos de personalidad de tipo temeroso o ansioso. Las personas que manifiestan este trastorno se caracterizan por presentar un patrón de comportamiento en el que se observa una necesidad general y excesiva de que se ocupen de uno, lo que ocasiona un comportamiento de sumisión, dependencia y temores de separación.

Las personas dependientes temen tomar decisiones por ellos mismos y necesitan de reaseguración y reafirmación por parte de los demás

Las personas dependientes suelen buscar pareja de forma desesperada pese a no sentir una implicación emocional verdadera, simplemente por el hecho de evitar la sensación de desamparo de sentirse solos. A veces, si se sienten abandonados, intentan llamar la atención sobrepasando ciertos límites y buscando la culpabilidad ajena.

Manos de dos personas atadas

Trastorno histriónico de la personalidad

Las personas con este trastorno presentan un patrón general de excesiva emotividad y una búsqueda de atención. Se muestran seductoras, dramáticas y entusiastas en su afán por conseguirlo.Estas conductas están relacionadas con el egocentrismo y la incapacidad en asumir cierto malestar en sus relaciones sociales.

Las personas histriónicas se caracterizan por querer ser el centro de atención a toda costa. Ya sea con aires de grandiosidad o excesivo victimismo

Aparentemente tienen buenas habilidades sociales pero su excesivo dramatismo y teatralidad suele erosionar las relaciones que mantiene con los demás. No toleran bien la frustración y cualquier abandono o gesto de indiferencia hacia ellos puede tomarse como una ofensa intolerable, causándoles un profundo malestar.