¿Cuál es la clave de una psicoterapia exitosa?

8 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Elena Sanz
El éxito de una terapia depende de varios factores. Por otro lado, los estudios nos dicen que las variables que más peso tienen son las asociadas al propio paciente.

Durante años se han tratado de identificar las variables que más condicionan la eficacia de un proceso de terapia: cuáles son los factores implicados y qué peso tiene cada uno de ellos. ¿Una psicoterapia exitosa proviene de la habilidad del terapeuta o depende del enfoque y la corriente psicológica que se siga?

Conocer la respuesta a estas preguntas es de gran relevancia, especialmente si estamos valorando la posibilidad de comenzar un tratamiento.

Es posible que nos surjan dudas respecto a qué profesional nos conviene más, en qué aspectos hemos de fijarnos a la hora de decidir. Del mismo modo, para cualquier psicólogo es importante conocer cuál es la clave del éxito, de forma que se puedan potenciar al máximo los elementos implicados. En el siguiente artículo revisamos la información disponible al respecto.

Chica en el psicólogo

¿Psicoterapia exitosa o terapeutas hábiles?

En un primer momento, el debate se centró en descubrir qué técnicas o procedimientos terapéuticos eran los que potenciaban la eficacia del tratamiento.

La conclusión a la que se llegó fue que el éxito venía determinado en mayor medida por los factores comunes que por los elementos diferenciales. Es decir, existen una serie de componentes compartidos por las diversas corrientes psicológicas que son los que verdaderamente conducirían al cambio exitoso.

Se perfiló, entonces, la idea de que «no se trata de la terapia, sino del terapeuta». Bajo esta premisa se ponía el peso de la eficacia en la figura del psicólogo, hecho que condujo a que muchos de ellos se considerasen magos de la mente humana. Sin embargo, esta afirmación ha sido sobradamente desmentida, quedando patente que el mayor porcentaje de varianza del éxito viene determinada por el propio paciente.

Claves de una psicoterapia exitosa

Michael Lambert identifica los cuatro factores principales que predicen la mejora de los pacientes y el peso relativo de cada uno de ellos. Estos se dividen en: factores del cliente, factores comunes, expectación y técnicas.

Factores del cliente

También llamados factores extraterapéuticos, hacen referencia a todos los aspectos relacionados con el cliente o paciente que ayudan en la recuperación. Pueden ser fortalezas de carácter o rasgos de la personalidad, como la perseverancia o el optimismo.

También se incluyen los elementos de apoyo de su entorno (como contar con una familia amorosa o unos amigos leales) e incluso ocurrencias fortuitas (como encontrar un empleo). Todos estos recursos influyen de forma favorable en el proceso terapéutico y llegan a explicar un 40 % de la varianza del éxito obtenido.

Factores comunes

Versan sobre todo en lo concerniente a la relación que se establece entre paciente y terapeuta.Las condiciones esenciales necesarias para que la misma sea positiva y fructífera. Aspectos aportados por el terapeuta, como empatía, afirmación, motivación a tomar riesgos, ayudan a forjar un vínculo terapéutico sano y funcional.

Se denominan factores comunes puesto que están presentes en la mayoría d intervenciones que se enmarcan en las distintas corrientes psicológicas. Son responsables del 30% de la varianza de la eficacia de la psicoterapia.

Expectación

También denominada placebo o esperanza, la expectación hace referencia al grado de credibilidad que el paciente le otorga al terapeuta y a los procedimientos.

Es, en definitiva, el hecho de ser consciente de estar en un proceso de tratamiento junto a la fe, tanto del paciente como del terapeuta, en el poder restaurador de las técnicas que se emplean.

Esta simple valoración subjetiva tiene un 15 % de peso en la explicación del éxito terapéutico.

Psicóloga hablando con paciente

Técnicas o modelos

Este último factor representa la influencia de los procedimientos específicos y de la corriente psicológica que se sigue. Incluye tanto el marco teórico que explica los síntomas como las estrategias y técnicas que se ponen en marcha para su resolución.

Su peso es relativamente bajo -un 15 %- y está relacionado con el hecho de que todas ellas conducen al paciente a pasar a la acción y realizar un cambio significativo en su conducta.

A la luz de estos resultados, podemos concluir que una psicoterapia exitosa tiene su apoyo en diferentes variables, pero de todas ellas tienen un peso especial las relacionadas con el propio paciente.

Son sus cualidades, entorno y disposición hacia la terapia lo que tiene una mayor influencia en el resultado final. Es evidente la necesidad de emplear procedimientos avalados empíricamente y es indudable el impacto de la alianza terapéutica. No obstante, su peso no es determinante.

  • Campagne, D. M. (2014). El terapeuta no nace, se hace. Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría34(121), 75-95.
  • Restrepo, M. U. (2008). Factores comunes e integración de las psicoterapias. Revista Colombiana de Psiquiatría37(1), 14-28.