¿Cuál es tu creatividad? Elige una de las 5! - La Mente es Maravillosa

¿Cuál es tu creatividad? Elige una de las 5!

Raquel Lemos Rodríguez 17 febrero, 2015 en Psicología 1375 compartidos
¿Cuál es tu creatividad? Elige una de las 5! - La Mente es Maravillosa

La creatividad se define como la capacidad de carácter cognitivo afectivo que permite organizar un proceso psicológico que nos lleve a mostrar un comportamiento nuevo, original, flexible, fluido y organizado, orientado a la búsqueda, la detección y solución de un problema.

La creatividad es muy demandada en el ámbito profesional ya que las personas que la han desarrollado son capaces de ofrecer productos únicos e ingeniosos. Las empresas buscan a personas originales e innovadoras que las hagan avanzar y cobrar ventaja respecto a la competencia más directa. Así, constituyen la riqueza intangible más importante.

Pero, la creatividad también es una fuente de enigmas:. ¿Por qué algunas personas son más creativas que otras? ¿Existen las personas cero creativas? La verdad es que no existen personas sin creatividad sino las que no han encontrado, aún, su tipo de creatividad.

¿Cuáles son las características del pensamiento creativo?

Una mente creativa se caracteriza por una serie de elementos:

Fluidez

Es la capacidad de generar una cantidad considerable de ideas o respuestas a pensamientos establecidos. Normalmente, tenemos solo una idea o dos para un pensamiento y estos están condicionados por lo que hemos visto u oído en otras ocasiones. Una mente creativa es capaz de generar muchas ideas o respuestas.

Flexibilidad

Es la capacidad de ampliar nuestras alternativas. Lograr generar más opciones. Cuando necesitamos darle respuesta a una pregunta, una mente creativa tiene muchas opciones. A veces demasiadas, lo que dificulta la capacidad de elección pero favorece la cantidad de posibilidades a haber.

Originalidad

Se basa en pensar nuevas ideas, visualizar los problemas de forma diferente y proponer nuevas soluciones. Las ideas que surgen son novedosas, algo que nunca se ha pensado o una nueva perspectiva de una solución ya dada.

Elaboración

Añadir elementos, detalles o ideas que ya existen, modificando alguno de sus atributos. Sin ser original, tan solo aportando pequeñas pinceladas nuevas que doten de aire fresco una idea ya existente.

Tipos de creatividad

No tenemos porqué poseer un tipo de creatividad “estándar”. Podemos poseer otros tipos, como los que a continuación explicamos. Por otro lado, si queremos desarrollar nuestro potencial creador, podemos hacerlo centrándonos en solamente un tipo o trabajando todos a la vez. Lógicamente, la segunda forma será la más completa y la que probablemente nos aporte una mayor conocimiento sobre nosotros mismos.

1. Creatividad mimética

Este tipo de creatividad se centra en copiar, imitar o reproducir algo exactamente igual. Es un tipo de creatividad básico y poco elaborado, puesto que incluso los animales son capaces de desarrollarla.

2. Creatividad analógica

Las analogías nos permiten resolver problemas más complejos. Sirven para transferir información que entendemos y dominamos con el objetivo de resolver nuevos desafíos. En definitiva, dan lugar a nuevas ideas.

3. Creatividad bi-sociativa

Este tipo de creatividad se presenta cuando nuestro pensamiento racional se conecta con el pensamiento intuitivo. Es lo que podríamos denominar el momento ¡Eureka! o insight. La creatividad bi-sociativa permite conectar una idea que nos es familiar con otra que no lo es, con el objetivo de generar un concepto diferente.

4. Creatividad narrativa

Se ve reflejada en la capacidad para crear historias. Las historias suelen seguir un orden coherente. Se relacionan y unen los personajes, acciones, descripciones, tramas, narración del relato y gramática. Como resulta muy sencillo reconstruir estas historias y crear algo nuevo, por lo que puede ser muy útil para pensar de maneras diferentes.

5. Creatividad intuitiva

En este sentido, la intuición tiene que ver con la capacidad de recibir las ideas y crearlas en nuestras propias mentes sin necesidad de imágenes externas. Así, vaciar nuestra mente o apartar por un instante los sistemas de razonamientos que tenemos automatizados va a preparar el terreno propicio para que surja nuestra creatividad intuitiva.

En un sentido práctico, para lograr esto podemos hacer meditación, yoga u otro tipo de actividad que nos permita crear un estado de consciencia tal que logremos vaciar la mente y relajarnos. De esta manera, crearemos un estado de consciencia fluido que permita que las ideas lleguen fácilmente.

Además de estos tipos, la creatividad pasa por un proceso que consta de otros procesos más pequeños: el de revisión y el de exploración, los problemas que se presentan y las soluciones que le encontramos para solventarlos, la solución creativa (Eureka) y, por último, poner nuestra idea en práctica y ver si resulta efectiva.

Además de este proceso, necesitamos ciertos recursos que nos ayuden en nuestro “camino creativo”: inteligencia y conocimiento, motivación y personalidad. Sin estos tres elementos nos va a resultar muy difícil ser creativos.

Raquel Lemos Rodríguez

Soy escritora y una apasionada de la música. Rodeada de libros desde pequeña, siento la necesidad de plasmar escribiendo aquello que me inquieta y provoca curiosidad.

Ver perfil »
Te puede gustar