Cuando creo que no soy una buena persona

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 25 septiembre, 2017
Raquel Lemos Rodríguez · 26 noviembre, 2015

¿Te has sentido alguna vez como una mala persona? En ocasiones, cometemos errores que nos hacen sentir mal. La culpa nos aborda y creemos que somos malas personas. Pero no todo lo que nos salga mal significa que no eres una buena persona. Créeme, si estás pensando en si eres una mala persona, probablemente estés en el camino de no serlo. Las personas malas no piensan en si son malas. Simplemente actúan, siempre en su beneficio, haciendo maldad sin motivo alguno.

Cuando sientes que eres una persona mala, ¿te has planteado si es algo que los demás quieren hacerte sentir? Hoy descubrirás por qué en ocasiones crees que estás actuando de forma negativa cuando realmente no es así. Hay muchos factores que influyen, pero lo importante es cómo lo veas tú.

“No olvides que, bueno o malo, esto también pasará”

-Jorge Bucay-

El límite entre lo bueno y lo malo

Mujer mirando por una cerradura donde hay una cara de otra mujer

Desde pequeños te inculcan lo bueno que debes ser, pero ¿qué es ser realmente buena persona? Comportarse bien, ayudar a los demás, no decir nunca “no”… Algunas de las cosas que nos han enseñado atentan contra nosotros mismos. Ser muy bueno, a veces provoca que nos expongamos a los demás, siendo vulnerables y convirtiéndonos en una diana a la que van a parar todas las flechas que nos lanzan.

A medida que crecemos y adquirimos responsabilidades, en ocasiones nos sentimos culpables. Alguien a quien le decimos “no” se enfada, si decimos la verdad a veces tenemos más problemas que si mentimos, mantenemos las apariencias para que nadie nos juzgue…

¡Basta! Una cosa es ser buena persona y otra, muy diferente, es ser tontos y ofrecernos como marionetas a los demás. No debes permitir que los demás te utilicen a su antojo, no debes permitir que te hagan sentir mal.

¿Por qué si no puedo quedar con esa persona esta se enfada? ¿Por qué si he sido sincero me tratan y me miran tan mal? Las personas piden sinceridad cuando prefieren escuchar mentiras, ¿no es esto hipocresía?

“La hipocresía es el colmo de todas las maldades”

-Molière-

Llegado el momento, aprendes a saber poner a las personas en su lugar. No siempre hay que poner la otra mejilla y comprendes que cuando lo haces así no eres una mala persona. Ser egoísta, en ocasiones, es más que positivo. No tienes por qué estar a merced de los demás, pues los demás no están a tu merced. Sé libre para decir “no”, sé libre para no permitir que nadie te haga sentir que eres una mala persona.

¡No, al chantaje emocional!

Niña vestida de blanco junto a una niña que es un dibujo

Quizás una de las formas que te hace sentir tremendamente culpable sea el chantaje emocional. Esto no solo ocurre en la pareja, sino en diferentes tipos de relaciones. El chantaje se caracteriza por hacer sentir culpable a alguien para que este actúe como uno quiere. Es una forma muy extendida y que probablemente identifiques en la mayoría de las personas.

El chantaje emocional puede hacerte creer que eres una mala persona. Si no te ofreces completamente, si no estás ahí siempre, si dices “no puedo quedar”, ya estás siendo una mala persona. Salir de esto es difícil, pues nuestra autoestima baja al creernos que en realidad somos personas muy poco o nada buenas que continuamente hacen daño a los demás, aunque curiosamente quien más se hace daño eres tú mismo.

¿Nunca has pensado en lo mal que lo pasas por culpa de otra persona? Por ejemplo, ese miedo que a veces tenemos de decir ciertas cosas porque sabes que a la otra persona le pueden sentar mal. Pero, a veces, se te escapan y se desencadena un malestar del que no puedes escapar. Realmente, lo negativo no está en lo que has dicho sino en la reacción de esa persona que rebota en ti y te hace sentir tremendamente mal. En cambio, la otra persona se pone en el plano de la víctima.

“No hay carga que pese más que sentirse culpable de algo que nunca hiciste”

-Anónimo-

La maldad y la bondad son muy relativas

Cuando creas que eres una mala persona, piensa realmente en lo que los demás te han hecho pensar que es malo y qué es realmente malo. Maldad es aquello que haces sin motivo alguno. Imagínate que maltratas a alguien, eso es ser una mala persona.

Pero, ¿y si defiendes a tu hermano de alguien? Tanto si utilizas palabras hirientes como la fuerza física si es que le están agrediendo, ¿estás siendo malo entonces? La maldad y la bondad son muy relativas, todo depende de cómo lo mires. Por lo tanto, ser buena persona no es algo que se vaya si cometemos errores…

mujer recostada en sofá

Imágenes cortesía de Beth Conklin.