Cuando un ‘lo siento’ no es sincero, el engaño que no siempre vemos

13 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Valeria Sabater
Un lo 'siento' que no es auténtico duele y juega con nuestras emociones y sentimientos. Quien nos manipula pidiéndonos perdón mercadea con nuestra confianza y, aunque tarde o temprano acabemos abriendo los ojos, las secuelas pueden durar mucho tiempo.

A veces, un ‘lo siento’ en voz alta esconde el reverso de la falsedad. Sin embargo, aceptamos las disculpas porque necesitamos confiar, porque cuesta mucho admitir que esa persona significativa nos está engañando. Y, aun así, sucede. La engañosa búsqueda del perdón se da con excesiva frecuencia, porque quienes mercadean con nuestros sentimientos no dudan en hacer uso de este recurso.

Nadie nos ha enseñado a decodificar una disculpa para saber si esta es sincera o por el contrario, esconde una sibilina manipulación. De hecho, a la mayoría nos han educado para saber pedir perdón, para entender que pedir disculpas es algo más que mera amabilidad social. Es, ante todo, un acto sincero con el cual reparar relaciones y malentendidos, favoreciendo así, una conexión más respetuosa y auténtica con quienes nos rodean.

¿Cómo desconfiar entonces de alguien que busca nuestro perdón? Es más, ¿cómo dudar si quien nos lo pide es nuestra pareja o un amigo que casi es familia? Por término medio, no lo hacemos. No dudamos, cedemos y damos por válidas sus intenciones, sus palabras, sus gestos y su actitud. Ahora bien, más allá de convertirnos en unos desconfiados obsesivos, es conveniente no dar por sentadas las buenas intenciones.

Una disculpa auténtica debe tener el poder de reparar, y eso, hay que percibirlo en el día a día. Quien pide perdón lo hace desde una realidad emocional donde debe relucir la sinceridad y no la manipulación. Estar atentos a estas señales nos puede servir de ayuda, aunque eso sí, decodificarlas no es algo sencillo.

«Decir ‘lo siento’ es decir ‘te amo’ con un corazón herido en una mano y tu orgullo sofocado en la otra».

-Richelle E. Goodrich-

Pareja discutiendo e intentando darse un 'lo siento'

Cuando un ‘lo siento’ no es sincero, ¿por qué nos mienten?

Cuando un ‘lo siento’ no es sincero, se lleva a cabo un acto de manipulación. Decía Alexander Pope que errar es humano y perdonar divino, pero el célebre poeta inglés descuidaba un pequeño y curioso aspecto, a veces somos nosotros quienes erramos al perdonar a quien no lo merece. Ahora bien, pero ¿por qué lo hacen? ¿por qué hay quien siempre tiene un ‘lo siento’ en los labios y se esfuerza además por hacer creíble su disculpa?

Karina Schumann, profesora de psicología de la Universidad de Pittsburgh, realizó un interesante estudio sobre el mecanismo psicológico que hay detrás del acto de pedir disculpas. Así, algo que pone en evidencia la doctora Schumann y su equipo es que no todo el mundo es capaz de dar un el paso y decir en voz alta un ‘lo siento’. Ahora bien, entre aquellos que sí lo hacen, un pequeño porcentaje de este grupo no busca reparar un daño ni tampoco le preocupa excesivamente la ofensa que haya podido cometer.

Estas serían por tanto alguna de las causas de ese engaño.

El victimismo y la búsqueda del perdón

‘Perdóname, no sé lo que me pasa pero últimamente todo lo hago mal, soy un desastre que no sabe estar sin ti ‘.’ Lo siento de verdad, lo he vuelto hacer, no tengo remedio, pero es que tengo la cabeza en muchas cosas, pero tú ya sabes que para mí eres o más importante…’ .

En este tipo de argumentaciones no se pone la atención en ningún momento en el acto cometido, en el error, el descuido o la ofensa. La mirada se sitúa solo en quien pide ser perdonado, en esa persona que hace uso de la manipulación emocional, que tira de sentimientos y victimismo para tocar la fibra sensible de quien tiene delante. Es un recurso como vemos engañoso y con un doble reverso.

La disculpa que busca culpables

A veces, tras un ‘lo siento’ puede aparecer la sombra de la acusación. Son situaciones muy dañinas que suelen darse en esas relaciones diádicas entre parejas o familiares muy cercanos.

Un ejemplo de esta táctica es cuando esa persona significativa nos dice aquello de que ‘siento lo que ha pasado, pero sabes que esto no habría sucedido si tú no te hubieras comportado de ese modo’, te pido disculpas, pero debes entender que cuando actúas de esa forma al final me afecta y pasan estas cosas’.

Debemos tener cuidado con este tipo de situaciones, son altamente dañinas y dan forma a un tipo de manipulación inculpatoria.

pareja que intenta dar un 'lo siento'

El reincidente y el efecto felpudo

Hay personas que siempre tienen en la boca un ‘lo siento’. Son reincidentes, caen expresamente en el mismo error una y otra vez porque les da igual, porque saben que les basta pronunciar estas dos palabras con delicada tibieza y sutil encanto, para ser perdonados las veces que sean.

Ahora bien, tras este comportamiento nocivo se halla también el ‘efecto felpudo’. Este último término hace referencia a esa persona que perdona una vez sí y otra también, porque tiene una relación dependiente, porque teme perder a quien le hace daño pero a quien ama profundamente al fin y al cabo.

El amor ¿significa realmente no tener que decir ‘lo siento’?

La frase «amar es no tener que decir lo siento» adquirió una notable trascendencia a raíz de la película Love Story. Es común, de hecho, encontrarla compartida en redes sociales, dándole con ello una validez tan peligrosa como falsa. Si hay algo que debemos entender sobre las relaciones, ya sean afectivas, de amistad o de cualquier otro tipo, es que el acto sincero de pedir perdón por cualquier conducta, error, engaño, descuido u ofensa cometida es tan necesario como saludable.

La comunicación y la voluntad expresa (además de auténtica) de reparar cualquier situación en la que alguien ha quedado herido en algún aspecto, por pequeño que sea, es clave en todo vínculo. Ahora bien, como hemos señalado a lo largo del artículo, debe existir veracidad y sinceridad en este propósito. Cuidemos por tanto de que así sea.

  • Schumann, K. (2018). The psychology of offering an apology: Understanding the barriers to apologizing and how to overcome them. Current Directions in Psychological Science. doi:10.1177/0963721417741709
  • Schumann, K., & Orehek, E. (2017). Avoidant and defensive: Adult attachment and quality of apologies. Journal of Social and Personal Relationships. doi:10.1177/0265407517746517