¿Cuánto tiempo voy a estar con depresión?

18 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater
Mucha gente que padece depresión piensa que nunca va a poder superar esa situación. Pero esto no es del todo cierto. El tiempo en que tarda en remitir este trastorno psicológico depende de cuatro factores. Los analizamos.

¿Cuánto tiempo voy a estar con depresión? Muchas personas se hacen esta pregunta con cierta desesperación. ¿En qué momento podré recobrar el control, las ilusiones y las ganas por asumir nuevos retos? Los trastornos del estado de ánimo se viven a menudo como si nos hubiéramos quedado atrapados en una habitación en penumbra. Atisbar algo de luz es como una esperanza que nunca llega.

Algo que debemos entender es que no todas las depresiones son iguales. Están, por ejemplo, esas depresiones ligeras que definen los trastornos afectivos estacionales. Tenemos las depresiones bipolares, una condición más severa definida por cambios extremos en el estado de ánimo. Y están esas realidades más complejas y persistentes como la depresión mayor.

No todo el mundo vive de igual manera una depresión ni la maneja del mismo modo. Hay quien nunca solicita ayuda profesional y deriva en un estado de desgaste progresivo y altamente peligroso. Nos encontramos, a su vez, con pacientes resistentes. Personas que arrastran síntomas residuales y que nunca se sienten libres del todo de esta condición mental.

¿Significa esto que las depresiones rara vez remiten? En absoluto. Estos trastornos tienen tratamiento efectivo, pueden curarse y muchas personas logran, efectivamente, recuperar su calidad de vida. No obstante eso sí, hay matices y aspectos que conviene conocer. El tiempo en que una persona tarda en superar una depresión es relativo y depende de múltiples factores. Los analizamos.

Hombre preguntándose ¿Cuánto tiempo voy a estar con depresión?

¿Cuánto tiempo voy a estar con depresión? Cuatro claves para saberlo

Es muy común que un paciente con depresión se muestre ansioso por saber cuándo se va a recuperar. Esto, de hecho, es algo común en muchas realidades de nuestra vida. Saber cuánto tarda en curarse un resfriado, cuánto en unirse un hueso fracturado o cuántas semanas de convalecencia vamos a necesitar tras una intervención quirúrgica es algo habitual en todos nosotros.

Saberlo nos ofrece no solo esperanza sino también, cierta sensación de control. No obstante, hay un detalle que debemos comprender sobre las condiciones psicológicas en general. Una depresión no es una enfermedad común, es un trastorno mental. ¿Qué significa esto? Que no estamos ante una alteración que pueda diagnosticarse con un análisis de sangre. Lo mismo ocurre con la ansiedad, las fobias o los trastornos obsesivos compulsivos.

Cada persona es un mundo y cada mundo tiene sus condicionantes. Estamos ante una dimensión multifactorial compleja, cuya curación depende de diversos aspectos. Son los siguientes.

Detección temprana y con correctos tratamientos: entre 3 y 8 meses

Pongamos por caso que tenemos un paciente al que se le diagnostica depresión tras haber perdido a un ser querido. Estas situaciones son muy comunes; sin embargo, con un diagnóstico temprano y una asistencia terapéutica fiable, correcta y bien aplicada, pueden verse mejorías a los tres meses.

Es importante señalar aquí la relevancia de recibir en todos los casos una buena terapia. En ocasiones, caer en manos de malos profesionales o recibir enfoques terapéuticos no fiables da como resultado todo lo contrario: la depresión empeora.

Asimismo, cabe señalar un detalle: aunque se puedan prescribir psicofármacos, es imprescindible en todos los casos recibir asistencia psicológica. En caso contrario, la sintomatología persistirá.

El tipo de depresión marca el tiempo de recuperación

Un trastorno afectivo estacional puede mejorar en poco más de un mes. Lo mismo ocurre con un episodio depresivo leve. Ahora bien, la depresión asociada al trastorno bipolar requerirá de un tratamiento crónico, aunque se evidenciará mejoría y la persona podrá llevar una buena calidad de vida.

No osbtante, donde se presentan mayores desafíos es en la depresión mayor o en el trastorno depresivo persistente. En estos casos, podemos tener a pacientes que necesitan terapia durante 8 meses, 2 años o más. Asimismo, es muy común que aparezcan recaídas.

Por otro lado, existen situaciones aún más complicadas como son las depresiones resistentes. Estudios como los del doctor James Paul Pandarak de la Universidad de Londres señalan que en estos casos es necesario seguir ofreciendo al paciente nuevos tratamientos.

Es más, ha podido verse que en este último tipo de depresión hay claras mejorías con la técnica de la neuromodulación. Con esto queremos decir lo siguiente. Si nos preguntamos cuánto tiempo voy a estar con depresión, la respuesta depende siempre de qué tipología suframos. Las hay que se superan mucho antes y otras que requieren de más tiempo y de encontrar el tratamiento que más se ajuste a nosotros.

Chica triste preguntándose ¿Cuánto tiempo voy a estar con depresión?

 

¿Cuánto tiempo voy a estar con depresión? El problema de no pedir ayuda o abandonar el tratamiento

Una buena parte de las personas con depresión mayor que va a terapia les cuesta ver su propia mejoría. Esto sucede sobre todo en las primeras fases. No importa que una semana ya sea capaz de vestirse y de ir a comprar. Tampoco que empiecen a recuperar el contacto social. Una persona con depresión interpreta el mundo a través del negativismo y la indefensión. Esto hace que los abandonos sean frecuentes.

Asimismo, también se da otro hecho: no todo el mundo pide ayuda. No todos entienden lo que les sucede. Pueden ir a atención primaria pidiendo algo para poder dormir, algo para el dolor muscular… Sin embargo, el dolor de la vida que produce esta condición solo puede tratarse en terapia y si no se hace, esa realidad puede durar años o tener un desenlace fatal.

Para concluir. Estamos ante una entidad clínica que está en aumento y para la que aún no estamos plenamente concienciados. La salud mental es tan importante como cualquier otra, atenderla debe ser un pilar más de nuestra sociedad de bienestar. Pedir ayuda cuando lo necesitemos garantizará una recuperación más rápida.

  • Pandarakalam, J. P. (2018). Challenges of treatment-resistant depression. Psychiatria Danubina. Medicinska Naklada Zagreb. https://doi.org/10.24869/psyd.2018.273