Deja que la vida te despeine

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 5 diciembre, 2017
Arantxa Alvaro Fariñas · 5 noviembre, 2015

Todo lo bonito de esta vida despeina, correr por la playa despeina, subir a una montaña rusa despeina, hacer el amor despeina, bailar despeina, reírte a carcajadas despeina, montar en bici despeina, besar a la persona que amas despeina. Así que deja que la vida te despeine.

¿Te has fijado en la expresión de la mayoría de la gente que camina por la calle? ¿A que dan ganas de despeinarles? Seguro que no han dejado todavía que la vida les despeine, seguro que no se han parado a pensar en que este día no se va a volver a repetir y que hay que disfrutar cada minuto y exprimir todo el jugo de la vida.

“Que la vida te despeine y que el amor te desnude”

-Ulises Sánchez-

Decide y deja que la vida te despeine

No quiero ser una mujer impecable, peinada, que camina siempre recto, que siempre está seria, que hace ejercicio regularmente, que se pone a régimen para estar más delgada, que siempre llega puntual, que siempre dice lo que se espera que tiene que decir y hace lo que se supone que tiene que hacer. He decidido darme la orden de ser feliz y vivir la vida que despeina.

Chica joven feliz

 

Enamórate

¿Cuándo fue la última vez que te dejaste llevar? Quizás ha pasado de demasiado tiempo y ya ha llegado el momento de desatarte de los prejuicios que te limitan, para vivir con intensidad este momento.

Si alguien te gusta díselo, si quieres besar a esa persona que te gusta tanto bésala, si necesitas decir “te quiero” dilo. Nadie puede controlar de quién se enamora y amar a alguien siempre es un riesgo. Sé valiente y vive lo que deseas vivir.

“He amado hasta llegar a la locura; y eso a lo que llaman locura, para mí, es la única forma sensata de amar”

-Françoise Sagan-

Llora con o sin razón

Si cuando se cae una hoja de un árbol las lágrimas se asoman a tus ojos, déjalas caer. Si te emocionas delante de alguien, expresa tus sentimientos. Puedes llorar de alegría o de pena, nadie le puede poner límites a tus lágrimas. Déjalas salir y sé tú mismo.

Canta y baila como si nadie te viera

Si escuchas una de tus canciones preferidas y quieres cantar, hazlo, deja volar tu pelo, deja que la música te despeine, baila y canta como si nadie te viera, no importa si lo haces bien o mal, eres tu disfrutando tu vida y tu canción. Es la melodía de tu vida la que se escucha. 

Besa con pasión

Besa con todo tu cuerpo, con todo tu corazón, siente como la emoción de un beso inunda tu corazón. Despeina con tus besos y que los besos te despeinen. Siente tus labios, cómo se deslizan al borde de un beso que es tuyo, que lo entregas con toda tu pasión.

Pareja besándose con pasión

 

Abraza con toda tu alma

Entrega abrazos, con toda tu alma, siente la fuerza de tus brazos al rodear a otra persona y apoyarte en su hombro, siente cómo te protegen con esa abrazo que es calor, que es vida. No importa el momento o el lugar, abraza cuando te lo dicte el corazón.

Siente tus emociones

A veces sentirás rabia, otras miedo, alegría, tristeza, ilusión… Lo importante es que aprendas a sentir esas emociones, a escuchar lo que te dice tu alma, a saber entenderte y estar en paz contigo misma. Expresar lo que sientes no te debe avergonzar, es liberar lo que eres, es dejar salir lo que hay en ti. No importa que te sientas vulnerable, emocionarte es ser valiente, es atreverse a abrir el alma a los demás y a nosotros mismos.

Y si la vida te despeina…

Si después de cada abrazo, cada beso, cada baile, cada canción, te miras al espejo, verás una mujer despeinada y con una sonrisa de ilusión por la vida, por esa vida que hace que seas tú misma. Deja que la vida te despeine, así sabrás que has vivido y que has sido muy feliz.

“Haz el amor, entrégate, come rico, besa, abraza, baila, enamórate, relájate, viaja, salta, acuéstate tarde, levántate temprano, corre, vuela, canta, ponte linda, ponte cómoda, admira el paisaje, disfruta, y sobre todo, deja que la vida te despeine. Lo peor que puede pasarte es que, sonriendo frente al espejo, te tengas que volver a peinar”

-Quino (Mafalda)-

Deja que la vida te despeine, disfrútala y experiméntala en toda su esencia. Sin limitarte.