Despertar dormidos, el sonambulismo - La Mente es Maravillosa

Despertar dormidos, el sonambulismo

Yamila Papa 7 mayo, 2015 en Actualidad y psicología 0 compartidos

Si bien los niños tienen más propensión a ser sonámbulos, también hay muchos adultos que se levantan dormidos de la cama, en plena noche, y caminan de aquí para allá. Lo más extraño de todo es que de un día para otro no se acuerdan de nada.

Los episodios de sonambulismo son más frecuentes de lo que creemos. Quizás los hayas visto en películas de terror y por ello te den un poco de miedo. Pero no es nada malo. A menos que cometas algunas fechorías mientras estés deambulando por ahí con los ojos cerrados y el pijama puesto.

Si en tu familia hay algún sonámbulo, seguro estarás acostumbrado a cerrar bien las puertas y ventanas para evitar un accidente, prestarás atención cuando tu hijo se levanta de la cama a la madrugada o no dejarás al alcance de su mano ningún objeto que pueda romperse. No solo los niños sufren esta alteración del sueño (ocasionando trastornos en los padres), varios adultos también, siendo una preocupación para sus parejas.

Preguntas sobre el sonambulismo

Existen muchos mitos acerca del sonambulismo. Es un buen momento para eliminarlos. ¿Cómo? Leyendo las respuestas a las preguntas más frecuentes.

1- ¿Puedo despertar a un sonámbulo?

La tradición o las creencias indican que no es peligroso despertar a alguien que anda caminando por la casa a las 3 de la mañana, con los ojos cerrados (no siempre) y profundamente dormido. Pero esto es mentira. No hay problemas en despertarlo y ayudarlo a que regrese a la cama.

¡Atención!

Hay que tomar ciertas precauciones antes de proceder a ello. Antes de nada, saber que la persona está en el momento de sueño profundo o “de ondas lentas”, por lo tanto será un poco difícil que vuelva a la realidad fácilmente. Si consigues hacerlo, se despertará asustada, no entenderá nada, estará desorientada. Entonces, mejor acompañarla dormida a la cama y que se acueste sola. Si es un niño se lo puede cargar en brazos y llevar a su cama.

sonambulo2

2- ¿Existe un tratamiento para el sonambulismo?

No hay una técnica específica que cure a un sonámbulo (si pensáramos que se trata de una enfermedad). Esto se debe a que en la mayoría de los casos, aparece de manera espontánea y aleatoria, no sigue un patrón fijo.

Es probable que solo el niño deje de ser sonámbulo sin hacer nada al respecto. Se puede asistir a un especialista si además la persona presenta síntomas adicionales, como alucinaciones, pesadillas recurrentes, depresión, etc.

3- ¿Cómo sé si soy sonámbulo?

Si vives con alguien puedes preguntar si han notado algún comportamiento extraño mientras dormías. Si vives solo, quizás tendrás que esperar a observar algún cambio en la casa, como ser un florero caído, la puerta de la nevera abierta, etc. ¡O también puedes filmarte cada madrugada!

4- ¿Cómo sé si vivo con un sonámbulo?

No te preocupes. El sonambulismo no es una patología grave y no altera nuestra vida cotidiana. Es bueno recordar que un sonámbulo no hace las cosas con maldad, porque no es consciente en ese momento. Los peligros giran en torno a los accidentes que puede sufrir por caminar estando dormido como golpearse, caerse, etc.

5- ¿Cómo actúo frente a un sonámbulo?

La noche anterior antes de acostarte, quita todo lo que pueda lastimar a la persona, como ser un cuchillo, un electrodoméstico, etc. Retira las cosas que están fuera de su lugar para que no se conviertan en obstáculos que puedan golpear.

Cierra con llave las puertas y las ventanas con el cerrojo. Si te levantas en medio de la noche y ves a alguien que vive contigo caminando por la sala o la habitación, acompáñalo hasta la cama con cuidado, no es preciso que lo despiertes.

6- ¿Cómo evito ser sonámbulo?

No consumas sustancias excitantes antes de dormir, como puede ser alcohol o café. No realices actividades muy energéticas dos horas antes de acostarte, deja apagado el televisor y no uses el ordenador. Trata de no ver las noticias ni películas que alteren tus emociones como la de terror, policiales o guerras. Realiza ejercicios de relajación por las noches y cena liviano.

¡No tengas miedo de un sonámbulo! ¡Son inofensivos (en la mayoría de los casos)!

Yamila Papa

Ver perfil »
Te puede gustar