Diez rasgos que definen a las personas exitosas

Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga María Vélez
No importa lo que signifique para ti el éxito, la clave para que lo consigas está en ti, en tu actitud ante la vida. Aquí te exponemos 10 características comunes en las personas exitosas.
 

El éxito es un término subjetivo, por lo que cada cual puede asignar el éxito en su vida a unos objetivos diferentes. Pero ¿qué es lo que lleva a las personas a ser exitosas? En este sentido, parece existir el acuerdo de que lo que se necesita son una serie de actitudes hacia la vida, que te ayuden a verla desde un prisma mucho más objetivo y gratificante.

Durante muchos años, se ha tratado de identificar cuál es la clave, cuáles son estas actitudes indispensables para lograr todo lo que uno se proponga. Napoleon Hill, un reputado escritor de autoayuda, dedicó su vida a analizar el perfil de más de quinientas personas exitosas. Así, consiguió recopilar una lista de características que éstas poseen.

1. Confían en ellos mismos.

Las personas exitosas saben que su felicidad reside en sí mismos. Por ello, no esperan a que a los demás les vaya mal o peor para sentirse mejor. Saben que con su constancia, esfuerzo y capacidades podrán conseguir cualquier cosa que se propongan, sin tener que depender de terceras personas.

 

Mujer feliz sonriendo

2. Saben escoger la información

No son personas desconfiadas o rencorosas. Las personas exitosas saben qué información deben quedarse, sabiendo diferenciar las fuentes y lo que puede resultar dudoso. Con conscientes de que sus acciones serán recibidas de distinta forma y que no todo lo que le digan será cierto.

En definitiva, saben pasar página y descartar aquello que no les aporta nada.

3. Nunca se rinden

Una persona exitosa sabe que en el fracaso puede venir el éxito. Cuando se caen, se vuelven a levantar las veces que hagan falta. De nada sirve estar lamentándose sobre lo ocurrido, sobre todo si tiene fácil solución.

Las personas exitosas ven en cada error un aprendizaje y en cada fracaso una oportunidad, por eso nunca se rinden sino que aprenden de lo sucedido para poder mejorar.

4. Buscan solución a sus problemas

Cuando una persona solo focaliza su atención en la cantidad de problemas que le rodean, seguro que solo generará negatividad. Por ello, las personas exitosas son capaces de centrar sus energías y habilidades en lo que realmente es importante. Así, se centran en solucionar los problemas en lugar de distraerse con otros aspectos que no conducen a nada.

 

5. No son perfeccionistas y tampoco obsesivos

Las personas exitosas trabajan duro. No tienen como objetivo alcanzar la perfección, ya que ésta no existe. Y, por tanto, tampoco se obsesionan con el resultado. Simplemente, saben que lo mejor llegará tras dedicar los mejores esfuerzos y, si algo no sale según lo esperado, hay que continuar esforzándose. Incluso cuando ya se ha alcanzado alguno de los objetivos.

6. Son creativos

Se capaz de generar distintas alternativas o formulaciones de un problema permite encontrar siempre un objetivo que perseguir. Además, en el momento de que surge algún inconveniente, el abanico de posibles soluciones es mucho más amplio.

7. Son empáticos

Para alcanzar el éxito es esencial saber leer y entender las emociones de los demás. Así, las personas exitosas no siguen su camino pasando por encima de los demás, si no aprendiendo de cada uno y sabiendo abrirse paso sin entorpecer a otras personas.

Amigas tomando un café

8. Son resistentes y resilientes.

Consideran el fracaso o los errores como una etapa más, por lo que no le temen. La falta de miedo al error evitará por sí los fracasos, ya que éste se percibirá simplemente como un momento para salir siendo más fuerte y más sabio.

 

9. Son carismáticos

Saben comportarse con los demás. Tienen una actitud agradable y genuina con los demás, ya que no suponen un adversario, sino fuentes de aprendizaje y una red de apoyo a la que poder acudir en caso de que sea necesario.

10. Tienen un propósito

Sin duda, para alcanzar el éxito lo principal es tener un objetivo. Este objetivo, y su plan, puede modificarse de vez en cuando. Lo importante es tener algo que perseguir y tener una estrategia bien definida para alcanzarlo.

En definitiva, ser honesto con uno mismo y con los demás, conocerse y tener claros los deseos son los pilares esenciales para ser una persona exitosa. Como se puede ver, esto define el éxito y no tanto lo que uno consiga realmente.