Las 9 diferencias entre genotipo y fenotipo

Identificar las diferencias entre genotipo y fenotipo es fundamental para comprender cómo influyen la herencia y el ambiente en nuestra manera de pensar, hacer o sentir. En el fondo subyace una cuestión, ¿lo heredamos o lo aprendemos?
Las 9 diferencias entre genotipo y fenotipo
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 12 julio, 2021.

Última actualización: 12 julio, 2021

Que el comportamiento tenga origen en los genes o en el ambiente es un debate en muchos campos de la psicología. La precisión en este sentido reside en las diferencias entre genotipo y fenotipo.

La genética es la rama de la biología que estudia la forma en que se transmite la herencia. Su principal objeto de estudio son los genes: unidades moleculares de información de esta herencia genética. Por eso, en textos sobre este tema es habitual encontrar las dos palabras que nos ocupan. Ahora, ¿qué diferencias hay genotipo y fenotipo ellas?

Si te interesa esta cuestión, aquí encontrarás tanto la definición de cada una como las diferencias entre ambos términos. Conocerlas es el primer paso para abordar la cuestión del origen de nuestro comportamiento.

Genotipo y fenotipo: definición

El fenotipo es la manifestación física de la información contenida en el genotipo a nivel general. A continuación tienes las definiciones de cada uno de los conceptos en mayor detalle.

ADN

¿Qué es el genotipo?

El genotipo es el código genético de las células de un organismo que determina las características de un individuo. Los seres humanos somos el resultado de la suma de los 30 000 genes de nuestro genoma.

La palabra genotipo proviene del griego: genos, de creación o nacimiento, y typos, que significa ‘marca’. Es decir, las marcas de nacimiento.

La expresión genética viene determinada por muchos factores, ya que nuestros genes se expresan de forma particular dependiendo de lo que sucede a nuestro alrededor. Incluso es posible que algunos de ellos se silencien o se activen por esto. Esto nos lleva directamente a la siguiente definición.

¿Qué es el fenotipo?

El fenotipo es el conjunto de rasgos observables que se deben a la expresión regulada de genes en función del ambiente. Esto tiene manifestaciones a nivel físico y conductual, de forma que los individuos son el resultado de la interacción de ambos mundos.

El ejemplo más común para ilustrar la potencia del fenotipo son los gemelos: a pesar de ser idénticos genotípicamente hablando, pueden tener una expresión genética distinta. Esto, combinado con vivir vidas independientes, los hacen personas únicas y distintas.

La etimología de esta palabra es griega también, combinando phainein -‘mostrar’– y typos -‘marca’-: “las marcas que se muestran”.

Imagen de gemelas para explicas las diferencias ente genotipo y fenotipo

Las diferencias entre genotipo y fenotipo

Si queremos profundizar un poco más en la cuestión, es necesario aludir a las diferencias fundamentales entre genotipo y fenotipo. A continuación puedes conocer las más importantes:

  1. El fenotipo es el resultado de la interacción entre genotipo y ambiente: no solo se reduce a la expresión de los genes, sino que los eventos ambientales –alimentación, enfermedades, educación, etc.- influyen directamente en cuáles se manifiestan y cuáles se silencian.
  2. El fenotipo es observable, el genotipo no: el único reflejo de los genes se observa en rasgos físicos como el color de piel o, en el caso de la psicología, en ciertas tendencias comportamentales.
  3. Puede haber dos genotipos iguales, pero no dos fenotipos: volviendo al caso de los gemelos, se trata de personas con la misma carga genética, pero a simple vista son distintos.
  4. El fenotipo varía a lo largo de la vida, el genotipo no: salvando las mutaciones genéticas propias del envejecimiento celular, los genes que porta una persona son los mismos desde que nace hasta que muere.
  5. El genotipo se hereda, el fenotipo no: puesto que el primero es una manifestación combinada de los genes de los progenitores, puede transmitirse a la siguiente generación. El fenotipo, en cambio, depende en parte del ambiente, por lo que no se puede heredar.
  6. El genotipo no es moldeable, el fenotipo sí: el ambiente puede cambiar el fenotipo, pero no los genes que porta una persona.
  7. Pruebas para evaluar genotipo y fenotipo: mientras que el fenotipo basta con observarlo, para conocer la carga genética es necesaria una prueba de secuenciación de ADN, como una PCR o una prueba de paternidad.
  8. El genotipo y el fenotipo no siempre concuerdan: la manifestación de una enfermedad, por ejemplo, puede estar ligada a un gen recesivo, en la que los progenitores lo portan y no lo manifiestan, pero la descendencia sí.
  9. Los rasgos fenotípicos pueden involucrar más de un gen: el color de ojos, por ejemplo, está influenciado por más de 3 genes, a pesar de ser un solo rasgo.

La genética es un campo complejo, al igual que los factores que regulan el caos del ambiente. Por eso, es normal que conceptos tan básicos, como genotipo y fenotipo, trasciendan a asuntos mucho más alejados, como las diferencias entre sexos o la incidencia de ciertas enfermedades. Lo que está claro es que ningún aspecto de las personas está determinado por un solo factor: somos complejos.

Te podría interesar...
La verdad sobre el síndrome de Alejandría
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
La verdad sobre el síndrome de Alejandría

El síndrome de Alejandría ha sido durante años centro de debate, pero al parecer todo es producto de la ficción.



  • Andrade, E. (2019). La relación “genotipo-fenotipo” y su posible extrapolación al estudio del comportamiento y la cultura humana. Ludus vitalis8(14), 189-202.
  • Delgado, A. O. (1997). La controversia entre herencia у ambiente. Aportaciones de la genética de la conducta. Apuntes de psicología [Internet]. Universidad de Sevilla (España)51, 21-16.