Dile adiós a tu ansiedad con mindfulness - La Mente es Maravillosa

Dile adiós a tu ansiedad con mindfulness

Francisco Pérez 28 marzo, 2017 en Psicología 2260 compartidos
hombre con llave respondiendo pregunta

El ser humano tiene la capacidad de vivenciar un tipo diferente de miedo al que tienen los animales, el miedo psicológico. Su gran peculiaridad es que no tiene nada que ver con ningún peligro real, objetivo o inmediato. El mindfulness puede ayudarnos a superar ese miedo psicológico del que te hablo.

El miedo psicológico siempre se refiere, bien a algo que podría pasar, bien a algo que ya pasó y podría volver a ocurrir. No se refiere a algo que está sucediendo en este momento.
Compartir

El organismo de la persona que lo padece está en el “aquí y ahora”. Sin embargo, su mente está en el futuro anticipando realidades posibles o nuevas repeticiones de realidades pasadas.

mindfulness

Mindfulness y la enfermedad de pensar

La enfermedad de pensar se trata de un estado descoordinado de la mente y el cuerpo. Los pensamientos van por un lado, las emociones por otro y las sensaciones físicas en una tercera dirección. Con el mindfulness intentaremos coordinar esos elementos en perfecta armonía.

Sencillamente, no solo no estamos en el presente sino que vivimos fragmentados. Nuestra percepción de la realidad está dividida, dispersa, y necesariamente aparece la distorsión. Después aparecen los sesgos atencionales, interpretativos y finalmente la patología ansiosa.

La mente de la persona ansiosa tiene vida propia, vida separada del cuerpo y de la realidad objetiva. La mente ansiosa vive para evitar el peligro futuro. Esto es así hasta el punto de que el organismo acaba padeciendo diferentes trastornos de ansiedad.

La enfermedad de pensar es un estado descoordinado de la mente y el cuerpo. Los pensamientos, las emociones y las sensaciones físicas están en distintas “frecuencias”.
Compartir

La ansiedad como evitación experiencial en mindfulness

Al modo particular de comportarse que utilizan las personas que padecen ansiedad se le denomina (en términos de mindfulness) “evitación experiencial”. La evitación experiencial ocurre cuando una persona no desea permanecer en contacto con experiencias determinadas (sensaciones corporales, emociones, pensamientos, recuerdos…); entonces, la persona altera la frecuencia y la forma de esos eventos así como de los contextos que lo ocasionan.

La evitación experiencial no nos permite permanecer en contacto con determinadas experiencias y alteramos la forma de las mismas. Esto contribuye al desarrollo y mantenimiento de los trastornos de ansiedad.
Compartir

Tales esfuerzos por evitar esas experiencias conducen directamente a todo lo contrario. Conducen a exacerbarlas hasta llevar a la persona a sentirse aún más fuera de control. Así, las personas con un patrón de evitación experiencial tendrán muchas más probabilidades de desarrollar más miedo.

También huirán más ante un ataque de pánico inesperado que aquellos que aceptan mejor sus experiencias internas. La supresión de pensamientos y sentimientos contribuye claramente al desarrollo y mantenimiento del trastorno de ansiedad generalizada, fobias específicas y al trastorno de estrés prostraumático.

mindfulness

Aplicación clínica de mindfulness en el tratamiento de los trastornos de ansiedad

Las características más importantes, comunes a todos los trastornos de ansiedad, a las cuales se dirige directamente la práctica de mindfulness son:

  • Evitación conductual o experiencial (ya explicado con anterioridad).
  • Rigidez cognitiva (o lo que es lo mismo, tender de forma consistente a pensar siempre de la misma manera y no contemplar alternativas).
  • Repertorio rígido de respuestas (hacer siempre lo mismo, quedando estancados).

Cómo nos puede ayudar el mindfulness a reducir los efectos de la ansiedad

La curación de la ansiedad con mindfulness es un proceso que consiste en unir. Para que esto ocurra, todas las partes separadas y aisladas o negadas deben ser integradas en la conciencia. Mindfulness se apoya en tres objetivos fundamentales para el tratamiento de la ansiedad:

  • Expandir la toma de conciencia sobre nuestras experiencias. Se trata de observar nuestras respuestas emocionales con una claridad incrementada. Se trata de ser más consciente de las acciones externas e internas evitativas que llevamos a cabo para controlar la ansiedad.
  • Provocar un cambio radical de actitud vital. Intentaremos cambiar nuestra actitud mental, demasiado crítica y controladora, por una actitud amorosa, compasiva y no enjuiciadora. Aceptaremos los contenidos, sean del signo que sean.
  • Mejorar nuestra calidad de vida en general. Enfatizaremos la flexibilidad cognitiva y nos implicaremos completamente en nuestro presente vital para provocar cambios que enriquezcan nuestra vida.
El tratamiento de la ansiedad con mindfulness consiste en unir. Las partes separadas y aisladas o negadas deben ser integradas en la conciencia y para ello nos proponemos tres objetivos fundamentales.
Compartir

Mujer sonriendo

¿Qué podemos conseguir con la práctica continuada de mindfulness?

La práctica continuada de mindfulness se puede visualizar como tres procesos que se van desplegando progresivamente:

  • Darse cuenta de todos los contenidos internos con una intensa lucidez.
  • Ampliar la visión de uno mismo y tomar perspectiva y profundidad de lo que nos ocurre y de cuáles son sus causas.
  • Permitir conscientemente, en vez de bloquear, los fenómenos del pensamiento, emoción, recuerdo, sensación, imagen, etc.

Permitiendo se produce, eventualmente, la disolución natural de dichos contenidos. Este ciclo de disolución natural es como el de cualquier ser vivo. Los contenidos aparecen ante nuestra conciencia observadora, se desarrollan y mueren.

De esto se desprende que la práctica de mindfulness nos ayuda a ver cómo nuestros pensamientos, emociones y sensaciones cambian rápidamente. Nos damos cuenta de que no hay forma de mantener y fijar los estados “placenteros” y descartar definitivamente los estados “displacenteros”.

El ciclo de disolución natural de un pensamiento es como el de cualquier ser vivo. Los contenidos aparecen, se desarrollan y mueren.
Compartir

Exposición Mindful o dejar de escapar de aquello a lo que tenemos miedo

En la exposición en mindfulness utilizamos el mismo principio de la “Exposición con Prevención de Respuest”a que se utiliza en la terapia conductual cognitiva. Nos aproximamos a aquello que tememos y permanecemos ahí hasta que la ansiedad disminuye y desaparece.

La observación sostenida, sin juzgar, de las sensaciones relacionadas con la ansiedad, sin intentar escapar o evitarlas, puede reducir la reactividad emocional. En general, el malestar emocional se experimenta como menos displacentero. También como menos amenazador en un contexto de aceptación porque cambia su significado subjetivo. Esto puede conducir a mejorar la tolerancia a los afectos y a las situaciones aversivas.

Así pues, con mindfulness podemos generar deliberadamente una situación ansiógena y practicar el estar presente con ella. Esto incrementa nuestra capacidad de sobrellevarla. Sabemos que la ansiedad requiere resistencia para mantenerse e incrementarse. El desafío es estar presente con ella lo suficiente.

Francisco Pérez

Psicólogo General Sanitario. Director del centro Supera Psicología. Máster en Psicología Clínica y de la Salud por la U.C.M.

Ver perfil »
Te puede gustar