El autoliderazgo: el arte de conseguir tus sueños

28 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater
Antes de liderar a otros, tenemos que haber cogido las riendas de nuestra vida. Orientar nuestros pensamientos, emociones y conductas en equilibrio e inteligencia hacia el bienestar y los objetivos personales es clave de éxito.

El autoliderazgo es el arte de influir de manera intencionada en nuestros pensamientos y emociones. Supone orientar todos los recursos, la motivación y la energía interna hacia un logro. Estamos ante una competencia que todos podemos desarrollar, una herramienta de éxito que nos permitiría, ante todo, sentirnos bien con nosotros mismos en cada circunstancia.

Admitámoslo, cuando escuchamos la palabra liderazgo, visualizamos casi de inmediato a una figura inspirando a un grupo para que alcance unos objetivos concretos. Liderar es, por encima de todo, proyectar influencia desde el interior al exterior. Ahora bien, se nos olvida quizá que el primer paso debería ser trabajar previamente una buena dirección interna.

Este término, el del autoliderazgo, no es algo precisamente nuevo. Surgió por primera vez en los años 80 de mano de Charles Manz, un profesor especializado en esta área del comportamiento humano en la Universidad de Massachussets. A partir de aquí, empezó a crecer y a consolidarse con mayor perspectiva gracias a corrientes como la inteligencia emocional.

Por otro lado, y aunque este concepto sea especialmente útil en el campo de la empresa y los recursos humanos, es un ejercicio que revierte de manera directa en la salud psicológica. Liderarnos a nosotros mismos es capitanear nuestro destino hacia la felicidad. Estamos ante un área del crecimiento personal que integra dimensiones excepcionales para el bienestar humano.

“Dominar a los demás es fuerza. Dominarse a uno mismo es el verdadero poder”.

-Lao Tse-

Chica con gafas y ordenador

El autoliderazgo ¿en qué consiste?

El concepto de autoliderazgo surgió hace ya más de cuatro décadas por una razón muy concreta. A la hora de entrenar o de orientar a una persona hacia el liderazgo se dejaba de lado un área, la más importante de todas. Ninguna persona será una buena líder si primero no profundiza en el autoconocimiento, si no domina el arte de la buena gestión emocional y también si no es capaz de orientar sus propios comportamientos hacia las metas deseadas.

Descuidar estas áreas es sinónimo de fracaso en la gestión de grupos humanos. ¿Cómo guiar o inspirar a una serie de personas hacia unos objetivos concretos si uno mismo no sabe gestionarse? Sócrates ya señaló en su día que nadie es buen maestro si no se conoce primero. Nadie puede influenciar a los demás si es incapaz de ser un guía cotidiano para su propio ser interno.

A día de hoy, las investigaciones acerca de este tipo de autoinfluencia siguen apareciendo cada vez con más frecuencia. Trabajos como el realizado en la Universidad de Arizona, por ejemplo, intentan comprender si esta dimensión varía entre culturas. Por otro lado, libros como Self-Leadership: how to become a more successful, efficient, and effective leader from the inside out, de los profesores Andrew Bryant y Ana Kazan, nos dan las claves para lograrlo.

Autoconocimiento, saber quién soy

Señalaba Benjamin Franklin que hay tres cosas extremadamente duras: el acero, un diamante y conocerse a uno mismo. En efecto, pocas áreas son tan complicadas como profundizar en el universo de uno mismo y saber de qué está hecho. Algo así implica reconocer limitaciones y vulnerabilidades. También explorar potenciales, navegar en las propias necesidades y atisbar quién somos y hacia dónde vamos.

Esta es la auténtica piedra rosetta del autoliderazgo, conocernos sin fisuras y con autenticidad.

Intención ¿qué es lo quiero?

¿Qué le pides a la vida? ¿Qué te pides a ti mismo? Intención es por encima de todo proyectarnos en un propósito vital y trabajar en él. Sin un por qué no habrá un para qué, sin una razón, todo esfuerzo carece de sentido y las personas, recordemos, necesitamos de significados para orientar nuestras ilusiones y energías hacia cualquier meta.

Autoconciencia ¿qué es lo que sucede en mi interior?

La autoconciencia es una bisagra indispensable para el autoliderazgo. Esta dimensión nos permite tomar conciencia de nuestra relación con el mundo, de cómo las emociones afectan al estado de ánimo y por tanto a decisiones y conducta.

Trabajar y ejercitar una buena autoconciencia despierta esa capacidad de mirar sabiamente a nuestro interior para leer, comprender y regular cada proceso.

Chico preguntandose ¿Por qué soy así?

La autoeficacia: sé lo que valgo y puedo hacerlo

La autoeficacia es un concepto de elevado interés y trascendencia que acuñó el psicólogo Albert Bandura. Define esa percepción que tenemos cada uno de nosotros sobre nuestra habilidad para realizar algo de manera correcta y eficaz.

El autoliderazgo necesita de esta dimensión para que tomemos conciencia de que, pase lo que pase, disponemos de recursos para afrontarlo y solucionarlo. Sentirnos capaces de manejar muchos de los desafíos que nos encontramos nos confiere seguridad, templanza y motivación.

Autogestión: la mente disciplinada

Habilidad para crear hábitos, rutinas y una adecuada gestión del tiempo para lograr objetivos cotidianos. Competencia para resolver problemas de manera creativa.

Saber reaccionar ante cada situación de manera autónoma sin depender de otros, sin esperar que los demás nos salven en cada situación y circunstancia. Todas estas dimensiones trazan esa área de gran importancia para el autoliderazgo: la autogestión.

Para concluir, estamos ante una herramienta de gran valor en la que todos deberíamos invertir tiempo y esfuerzos. Pensemos en ello, porque tener un sentido desarrollado de quién somos, de lo que podemos hacer y de lo que queremos nos permite armonizar emociones y comportamientos para conquistar sueños.¿Cómo resistirnos?

“Soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma”.

-William Ernest Henley-

  • Neck, C.P. and Houghton, J.D. (2006), "Two decades of self‐leadership theory and research: Past developments, present trends, and future possibilities", Journal of Managerial Psychology, Vol. 21 No. 4, pp. 270-295. https://doi.org/10.1108/02683940610663097
  • Stewart, Greg & Courtright, Stephen & Manz, Charles. (2011). Self-Leadership: A Multilevel Review. Journal of Management - J MANAGE. 37. 185-222. 10.1177/0149206310383911.
  • Kaza, Ana (2012) Self-Leadership: how to become a more successful, efficient, and effective leader from the inside out. McGraw-Hill Education