El bruxismo y las causas del rechinar los dientes - La Mente es Maravillosa

El bruxismo y las causas del rechinar los dientes

Raquel Lemos Rodríguez 12 septiembre, 2016 en Psicología clínica 1352 compartidos
El bruxismo

¿Te han dicho alguna vez que rechinas los dientes durante la noche? ¿Has sentido como te levantabas con dolor en tu mandíbula? Si es así, tal vez sufras bruxismo, un hábito inconsciente que suele producirse durante la noche. El bruxismo es involuntario y, normalmente, se produce a causa del estrés o por algún problema al que le estamos dando vueltas en nuestra mente.

El bruxismo provoca dificultad y cansancio al masticar alimentos duros
Compartir

Puede que rechinar los dientes no parezca, en un primer momento, una afección muy grave. Sin embargo el bruxismo prolongado puede provocar que nuestros dientes y nuestra mandíbula se vean afectados. Por eso, es importante que utilicemos ciertos métodos para evitarlo y, también, que descubramos qué es lo que lo está provocando.

El bruxismo no se puede controlar

El bruxismo no se puede controlar igual que controlas abrir o cerrar tu mano, ya que como se suele producir por las noches no somos conscientes de él. Sin darnos cuenta, frotamos nuestros dientes unos contra otros, haciendo que se desgasten y se vuelvan más sensibles. Puede que, a largo plazo, que nuestros dientes no se sujeten tan bien como deberían.

Todo esto puede provocar un grave dolor en la mandíbula del que nos damos cuenta por la mañana. Aunque, en ciertos casos, puede ocurrir también durante el día. Imagina que, de repente, te encuentras con un trabajo que tienes que entregar a última hora. Tu estado de concentración y tu nivel de ansiedad por acabar el trabajo a tiempo hacen que te olvides de algo que estás haciendo: apretar tus dientes con fuerza.

bruxismo

Este estado provoca que no seamos conscientes de que movemos nuestros dientes, levemente, haciendo que se rocen entre ellos. Tan solo nos damos cuenta cuando notamos la mandíbula agarrotada y un dolor fuerte. Es posible que, en ocasiones, también llegue a dolernos la cabeza. Existen casos en los que la persona ejerce tal tensión sobre su mandíbula que llega a producir problemas para abrir y cerrar la boca con normalidad.

El bruxismo nos alerta sobre un problema de estrés o ansiedad
Compartir

El bruxismo puede llegar incluso más allá y provocar otro tipos de problemas como el dolor de oídos, dificultades a la hora de comer o sensibilidad dental. Aunque puede que te sientas identificado con estos síntomas, quien verificará que realmente sufres bruxismo es un dentista, al que debes acudir para que te diagnostique correctamente.

Causas psicológicas del bruxismo

Como hemos podido comprobar, parece que existe un claro componente de estrés para que el rechinamiento de dientes se produzca. Tal vez una carga excesiva de trabajo o un problema que nos esté afectando actualmente pueden ser los causantes de este doloroso hábito. Pero, ¿qué ocurre cuando no sé la causa?, ¿qué pasa cuando por la noche rechino los dientes sin motivo alguno?

Es verdad que el bruxismo puede tener un claro componente neurológico, donde una enfermedad como la esclerosis múltiple puede estar provocando esta afección. En otras ocasiones, es cómo está dispuesta nuestra mandíbula y nuestros dientes lo que la provoca.

bruxismo

Pero, las causas más habituales son las relacionadas con todos aquellos problemas que no hemos solucionado, aquellas experiencias que nos marcaron y creímos dejar de lado pero que continúan ahí y de alguna manera es su forma de manifestarse.

La tensión que ignoras, las dificultades a las que les estás dando la espalda, salen de alguna manera porque guardan una cantidad de energía que no se puede acumular. Pueden hacerlo de diversas maneras, pero tal vez esta sea una de las quees complicado ejercer un control puramente consciente. Así, si eres propenso a sentir ansiedad o no toleras muy bien el estrés, eres una persona susceptible de padecer bruxismo.

El yoga, la meditación y practicar técnicas de relajación, puede ayudarnos a relajarnos y a controlar el bruxismo
Compartir

Hay muchas formas de liberarse de este hábito. Apuntarnos a clases de yoga, practicar técnicas de relajación o acudir a un especialista para descubrir qué problemas hemos estado arrastrando y se encuentran aún dando vueltas en nuestra mente puede ayudarnos.

Otra de las opciones, tal vez la más utilizada, es la utilización de un férula que, si bien no soluciona las causas que pueden estar provocando el bruxismo, sí puede paliar los efectos negativos con respecto a nuestra salud dental.

bruxismo férula

Si eres una persona que sufre bruxismo, es importante que indagues sobre lo que lo pueda estar provocándolo. Cuidar nuestra mente es importante y rechinar los dientes puede ser una llamada de atención que nos invite a reflexionar sobre nuestra vida.

Raquel Lemos Rodríguez

Soy escritora y una apasionada de la música. Rodeada de libros desde pequeña, siento la necesidad de plasmar escribiendo aquello que me inquieta y provoca curiosidad.

Ver perfil »
Te puede gustar