El fenómeno de los influencers en las redes sociales

Patricia Grande Yeves · 10 noviembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas el 10 noviembre, 2019
El marketing de influencia es un fenómeno viral para los consumidores y las empresas. Los consumidores prefieren depositar su confianza en una persona que, aunque no conocen, les inspira confianza y les da argumentos para comprar un producto.

La globalización es un fenómeno que ha terminado por afectar incluso a la manera en la que entendemos el marketing. Hoy en día, la saturación publicitaria sumada al apogeo que han experimentado las redes sociales ha provocado que muchas empresas se hayan replanteado nuevas acciones para llegar a los consumidores. Aquí es donde aparecen la figura de los influencers.

Una persona con una cuenta en una red social determinada y una comunidad de seguidores a los que poder influir. También considerados como un nuevo actor en la estrategia de marketing de la empresa, que busca hacerse con un mensaje más creíble.

Los influencers pueden ser famosos tradicionales, pero también han cobrado una relevancia importante muchos blogueros, youtubers o instagramers que pueden aportar una mayor segmentación al mensaje de la marca y permitir a las empresas llegar directamente a su nicho de mercado.

La llegada de las redes sociales ha creado un panorama en el que la opinión de cualquier usuario puede generar una corriente ideológica, dando lugar a un nuevo lenguaje. El objetivo de este artículo es examinar este fenómeno que mueve más de 1000 millones de euros y en el que trabajan más de 20 millones de personas en todo el mundo.

¿Qué son los influencers en las redes sociales?

Aunque la capacidad para influir la poseemos todos, en mayor o menor medida, un influencer es capaz de traspasar una información determinada a más círculos de influencia. Estas personas llegan a múltiples comunidades online, medios de comunicación, otros influencers y, lo que es más importante, al consumidor final.

Entre sus principales habilidades destaca la capacidad para comunicar y el contacto con sus seguidores. El influencer ha de conocer a su audiencia y el lenguaje que utilizan, ha de saber adaptar su mensaje. Hemos de tener en cuenta que el modelo de comunicación del influencer es bidireccional, ya que se genera un espacio de diálogo.

Así, también tienen capacidad para generar confianza y reciprocidad. Esto es, capacidad para transmitir cercanía y entablar relaciones duraderas. Mostrar empatía y similitud con los seguidores es clave para influirles.

Por supuesto, también lo es mostrar un importante conocimiento sobre una temática concreta y consistencia en el discurso al hablar. Así, un punto muy positivo en su trabajo es que sepan anticiparse a las preguntas que pueden plantearse los potenciales compradores de los productos que promocionan.

Entre las características principales del influencer destaca su habilidad para crear tendencia. Esta persona debe ser capaz de hacer que el cliente compre, consuma y recomiende el producto. Y para todo ello, el influencer debe tener una buena habilidad para contar historias, crear contenido (vídeos, imágenes, artículos y opiniones), manteniendo cierto nivel de calidad y generando interés por parte del público al que quiere llegar.

Entre el fraude y las cifras

Hemos de destacar también los peligros de este fenómeno, en el que es fácil aprovecharse del desconocimiento. Aquí podemos ver dos casos que ponen en evidencia los peligros que podemos encontrar:

Una historia especialmente paradigmática es la de la instagramer estadounidense Arii. Una chica con más de 2,6 millones de seguidores que decidió sacar una línea de ropa. No puedo vender más de 36 camisetas.

Esta es una demostración real de que el número de seguidores no siempre tiene por qué representar una audiencia fiel o una masa de potenciales clientes. Existen, por ejemplo, herramientas que te permiten comprar seguidores, los denominados “fake influencers” (influencers falsos).

Otro caso muy destacable fue el del Festival Fyre, un evento difundido por múltiples influencers. Playa, supermodelos, una isla que perteneció a Pablo Escobar en las Bahamas, entradas a partir de 4.000 euros. Todas las entradas se vendieron en 48 horas. Se trataba de una farsa.

Sin embargo, y a pesar de estos peligros, según un estudio realizado en 2016 por Twitter, el 49% de los consumidores busca consejos de los influencers en las redes sociales para comprar. Además, un 20% declaró haber comprado siguiendo los tweets de algún influencer.

Este estudio también muestra que las áreas más afectadas por este tipo de marketing son política, sociedad y moda. Las redes sociales más usadas son Facebook, Twitter e Instagram.

Mujer con un móvil

Se puede así afirmar que el marketing de influencia es un fenómeno viral para los consumidores y las empresas. Los consumidores prefieren depositar su confianza en una persona que, aunque no conocen, les porta argumentos para comprar un producto. Así, las empresas han decidido invertir tiempo y dinero en un nuevo plan de marketing que incluya a influencers dentro de la estrategia de promoción y comunicación.

Sin embargo, es importante elegir bien al influencer más adecuado para la marca. De lo contrario, los recursos se invertirían inútilmente y se podría perder confianza en la marca.

  • Biblioteca Unirioja, https://biblioteca.unirioja.es/tfe_e/TFE004079.pdf
  • El País, https://smoda.elpais.com/moda/influencers-engano-marcas-pierden-millones-euros/
  • ABC, https://www.abc.es/tecnologia/redes/abci-instagram-adios-farsa-influencer-falso-fenomeno-entra-fase-madurez-201907250210_noticia.html