El informe pericial psicológico, ¿qué es y cómo se hace?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 26 febrero, 2019
Raquel Lemos Rodríguez · 25 febrero, 2019
El informe pericial psicológico cuenta con una estructura que debe siempre respetarse para que sea válido.

Las personas que se especializan en psicología forense tienen un importante cometido. Ayudan en los tribunales a los jueces a tomar mejores decisiones. Para que esto tenga el rigor esperado, es necesario presentar un informe pericial psicológico: un documento que se remite al juez o al fiscal (la autoridad que lo haya solicitado) para que pueda tenerlo en cuenta en el momento del juicio. Su importancia es tal que es imprescindible saber cómo elaborarlo con la mayor precisión y profesionalidad posible.

El informe pericial psicológico puede requerirse cuando hay posibles sospechas de abuso sexual infantil, cuando hay sentencias judiciales sobre custodia de menores o para verificar si una persona tiene algún trastorno mental que le haya podido inducir a cometer un determinado delito. Como vemos, este tipo de informes son muy importantes. Por eso, vamos a ver qué es lo que deben contener.

Psicólogo elaborando informe pericial psicológico

El contenido del informe pericial psicológico

Como bien señala el artículo, La evaluación psicológica forense frente a la evaluación clínica: propuestas y retos de futuro, un informe pericial psicológico debe estar documentado, razonado técnicamente y es necesario que contenga conclusiones. Asimismo, a pesar del rigor, como estará destinado a personas que no tienen conocimientos en psicología es necesario que se utilice un lenguaje adaptado. En el caso de que haya tecnicismos, estos deben explicarse, poniendo luz en aquellos lugares susceptibles de sombras.

Además, en un informe pericial psicológico deben exponerse todos los detalles relevantes para el caso que se tratará en los tribunales. No se debe pasar ninguno por alto y, en el caso de no estar seguros de su importancia, es mejor que así quede reflejado en el informe.

Un informe pericial psicológico debe ser preciso, coherente y argumentable. Además, no debe contener ningún tipo de opinión personal por parte del profesional que lo elabore. Esto puede ser un motivo para que sea considerado “no válido”.

La estructura del informe

Ahora que comprendemos un poco mejor lo que debe contener un informe pericial psicológico, es importante conocer la estructura del informe que se detalla en toda formación que realice cualquier perito psicológico. Sin embargo, muchas veces se obvian partes que resultan fundamentales para que el informe sea válido.

  • Datos del perito: el perito debe identificarse no solo con su nombre y DNI, sino con el número identificativo conforme el perito está vinculado con alguna Asociación de Peritos o Colegio de Peritos que le capacita para ejercer su profesión.
  • Razones del informe: deben quedar reflejados los motivos por los que se requiere la elaboración y emisión del informe de manera concisa, pero sin extenderse demasiado en su exposición.
  • Metodología: el perito debe exponer todas aquellas técnicas y herramientas que ha utilizado durante el proceso de evaluación. Algunos ejemplos pueden ser el uso de determinados test, la observación directa u otro tipo de métodos que sirvan para la finalidad del informe.
  • Antecedentes: aquí se deben incluir los datos históricos familiares, sociales y personales que puedan aportar antecedentes psicológicos y cualquier información relevante para el informe.
  • Resultados: en este apartado se expondrán los hallazgos, que se han descubierto gracias a los métodos utilizados, relevantes para el caso. Es importante atender a cualquier detalle y exponerlo con claridad.
  • Conclusiones: esta es la última parte del informe pericial psicológico en la que se expondrán, de forma coherente, las respuestas pertinentes y que puedan ser de ayuda para que el juez o fiscal tomen la mejor de las decisiones. Tras la conclusión, se cerrará el informe con la fecha, el lugar y la firma del perito.

“Las importantes consecuencias derivadas del informe pericial psicológico obligan al perito psicólogo a cuidar escrupulosamente las cuestiones técnicas y deontológicas de su intervención”.

-Michael J. Ackerman-

Psicólogo firmando informe

Los informes periciales psicológicos se archivan para que puedan ser útiles en otros casos. Por ese motivo, es necesario utilizar no solo la metodología correcta, sino analizar todos los detalles del caso para que no quede ningún aspecto sin tratar.

Si eres o estás formándote para ser perito psicólogo, esperamos que esta breve introducción a lo que es un informe pericial psicológico haya resuelto algunas de tus dudas. Redactarlo, con claridad y detalle, facilitará su lectura a los no versados, favoreciendo de esta manera un veredicto más justo.

  • Muñoz, J. M. (2013). La evaluación psicológica forense del daño psíquico: propuesta de un protocolo de actuación pericial. Anuario de psicología jurídica23(1), 61-69.
  • Rodríguez-Domínguez, Carles, Jarne Espacia, Adolfo, & Carbonell, Xavier. (2015). Informe pericial psicológico en tribunales de familia: análisis de su estructura, metodología y contenido. Escritos de Psicología (Internet)8(1), 44-56. https://dx.doi.org/10.5231/psy.writ.2015.1203
  • Rodríguez-Domínguez, C., & Jarne Espacia, A. (2015). Valoración del Informe Pericial sobre la Custodia de Menores en Sentencias Judiciales: estudio comparativo entre informes privados y oficiales. Escritos de Psicología (Internet)8(3), 11-19.