El mensaje de los sueños

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Dolores Rizo
23 mayo, 2015
Los sueños son a menudo un barómetro ideal de nuestro estado de ánimo. Llevar un diario y registrar de forma regular esas imágenes y sensaciones nos ayudarán a abordar estados de estrés y preocupación.

El mensaje de los sueños es tan confuso como misterioso. Nos encantaría poder entender qué hay tras esas imágenes oníricas, tras esas historias en apariencia sin sentido y en esas sensaciones que a menudo, nos dejan más intrigados y hasta asustados. Los neurocientíficos nos comentan que los sueños no significan nada, otros especialistas en cambio, no señalan que sí podrían estar diciéndonos cosas.

Los sueños han fascinado al ser humano desde el inicio de los tiempos, no hay duda. En el antiguo Egipto, por ejemplo, aquellas personas con la habilidad de experimentar sueños vívidos eran vistas como figuras con un don especial. Eran esos hombres y mujeres que podían recibir los mensajes de los dioses.

A partir del siglo XIX,  Sigmund Freud y Carl Jung, nos ofrecieron las primeras teorías sobre este universo onírico. Así, en obras como La interpretación de los sueños, obtenemos ya los primeros datos, análisis y estudios desde una perspectiva psicoanalítica. Dentro de esta perspectiva, se afirmaba que nuestras mentes conscientes duermen, las mentes inconscientes producen imágenes que nos pueden dar una visión especial de nuestro ser más profundo.

«El sueño es un arte poético involuntario»

-Immanuel Kant-

Mujer soñando en la luna

¿Para qué sirven los sueños?

Cuando dormimos pasamos por diferentes estados y fases de los sueños. En primer lugar, el sueño sin movimientos oculares rápidos (sueño no REM), que tiene 4 fases, en progresión de profundidad.  Las fases III y IV, denominan el sueño de ondas lentas (SOL) o sueño profundo.

Después prosigue el sueño de movimientos oculares rápidos (REM), con la Fase V del sueño o sueño paradójico. Es precisamente en ésta fase donde aparecen las ensoñaciones o sueños. Es habitual que se presenten de 4 a 6 periodos de sueño REM durante la noche.

  • El Ensueño es el proceso de soñar o de tener un sueño. Los sueños son manifestaciones mentales de imágenes, sonidos, pensamientos y emociones, normalmente relacionados de forma simbólica con la realidad de la persona que sueña.
  • Soñar es por tanto un proceso mental involuntario, en el que aparecen sin censuras emociones relacionadas con experiencias vividas. Y donde se re-elaboran informaciones almacenadas en nuestra memoria. Los recuerdos que se mantienen al despertar pueden ser mínimos o muy elaborados.

Se ha comprobado que puede haber sueños en cualquiera de las fases del sueño, sin embargo, se recuerdan más sueños en la fase REM.

¿Cuál es entonces el mensaje de los sueños?

Los psicólogos Carey Morewedge y Michael Norton, de la Universidad de Boston, realizaron un interesante estudio en el 2009 donde concluyeron con algo interesante. Es muy común que cada uno interprete los mensajes de los sueños según su perspectiva. Así, y según el significado que le demos, tendrá mayor o menor impacto en nuestra vida.

  • Para el Psicoanálisis es importante distinguir el contenido manifiesto de los sueños, es decir, la historia o sucesos del sueño y los símbolos que aparecen, así como el contenido latente, es decir, la interpretación del contenido manifiesto, su significado.

Todos los sueños significan algo, ya que siempre están relacionados con emociones y símbolos. Se relacionan con experiencias presentes o pasadas. Saber interpretarlos puede ser muy enriquecedor y puede permitirnos ver partes de nosotros que de manera consciente ignoramos.

Tipos de sueños

Los tipos de sueños que se pueden dar son las pesadillas, que contienen emociones atemorizantes, y que nos influyen en el día posterior a tener la misma. Éstas están relacionadas con traumas, abandonos en la infancia, estrés, miedos, inseguridades, insatisfacciones y problemas de salud o en las relaciones.

Y los sueños curativos, de éstos, se conoce la terapia de los sueños, ya que se trata de sueños “lúcidos”, donde la persona sabe que está soñando, y maneja los sueños para modificar las emociones negativas.

¿Cómo saber el significado de nuestros sueños?

Existen muchas hipótesis y explicaciones de los símbolos que aparecen en los sueños. Sin embargo, puede que no se ajusten a la realidad de la persona que lo soñó, ya que para poder entender el significado concreto de un sueño para la persona soñante, hay que conocer las emociones que le produjo ese sueño.

Emociones

Si quieres conocer su significado, presta atención a las emociones que te hizo sentir ése sueño. Ten en cuenta también si éste es repetitivo, frecuente, lo cual te indica que existe algo pendiente de trabajar y superar psicológicamente hablando.

  • Si las emociones son agradables y positivas, esto nos indica el camino a seguir, la satisfacción de vivir cómo quiero hacerlo, y también muestra anhelos, deseos, ilusiones y proyectos que nos gustaría alcanzar.
  • Si por el contrario, las emociones que sentimos al soñar son desagradables, incómodas o dolorosas, el significado de ése sueño es importante y revelador, ya que nos muestra una parte subconsciente de nosotros mismos, pendiente de resolver o de superar, como traumas, miedos, preocupaciones, etc…

¿De dónde proceden nuestros sueños?

Los sueños activan contenido subconsciente, almacenado y guardado desde la más tierna infanciaDe ahí la importancia de saber interpretar nuestros sueños, ya que es una información muy útil de cómo nos sentimos desde nuestro yo más intimo y profundo.

  • Sería muy útil, por ejemplo, llevar un diario de sueños, escribir cada imagen, historia y emoción sentida.
  • El siguiente paso sería analizar esas imágenes y hacernos conscientes de nuestros posibles bloqueos o miedos. 
Mujer en cama soñando

Si bien los sueños nunca nos revelarán nada del futuro, son a menudo un barómetro ideal de nuestro estado de ánimo. La ansiedad, el estrés y los problemas encuentran en este escenario un lienzo donde ser representados. Asimismo, si estamos experimentando un flujo continuado de sueños negativos y angustiantes, no dudemos nunca de consultarlo con un profesional.

  • Jenkins, W. J. (2017). The interpretation of dreamsThe Interpretation of Dreams (pp. 1–92). Taylor and Francis. https://doi.org/10.4324/9781912282449
  • Morewedge, C. K., & Norton, M. I. (2009). When Dreaming Is Believing: The (Motivated) Interpretation of Dreams. Journal of Personality and Social Psychology96(2), 249–264. https://doi.org/10.1037/a0013264