El secreto para aprender nuevas palabras

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 13 abril, 2015
Belén Gisbert Vercher · 4 mayo, 2019
El presente estudio revela la forma en la que aprendemos nuevas palabras. Se trata de toda una sorpresa porque, de paso, podría ayudar a las personas con dificultad lectoescritora

Los neurocientíficos descubren el secreto sobre cómo hace nuestro cerebro para aprender nuevas palabras: usar palabras como figuras. La gente que no puede aprender las palabras mediante el sonido (que es el método habitual para la enseñanza de lectura), puede aprender nuevas palabras como si fueran un objeto visual. Lo que es una buena estrategia para aprender con eficacia y rapidez.

La naturaleza de las representaciones ortográficas en el cerebro humano es aún objeto de debate. El cerebro es capaz de aprender nuevas palabras rápidamente porque ve la palabra como si se tratara de un solo bloque. Precisamente esto es lo que la siguiente investigación ha descubierto.

Aprender nuevas palabras: qué revela el estudio

aprender nuevas palabras

Los investigadores han descubierto que una pequeña parte de nuestro cerebro es holístico (comprende las palabras en su totalidad). La mente ve el todo, en lugar de tratarlas como letras o sílabas. De esta manera, una parte del cerebro podría «fotografiar» las palabras para reconocerlas.

Estudios recientes han confirmado que el área en el que se organizan visualmente las palabras es la corteza occipitotemporal izquierda. Esta contiene un léxico ortográfico basado en representaciones neuronales altamente selectivas para palabras reales individualmente escritas. Esta teoría predice que para aprender nuevas palabras selectivamente, se debe aumentar la especificidad neural en la corteza occipitotemporal izquierda.

La opinión de los expertos sobre cómo aprender nuevas palabras

El Dr. Maximilian Riesenhuber, un neurocientífico de la Universidad de Georgetown, que dirigió el estudio, dijo:

No reconocemos palabras fragmentadas, como la suma de letras aisladas, tal y como han sugerido algunos investigadores. No obstante, las neuronas, fotografían la palabra entera y su forma, formando algo parecido a un Diccionario Visual.

Una parte del cerebro llamada “’zona de forma visual de la palabra”, es vital para el aprendizaje de nuevas palabras. Además, en la corteza visual está el giro fusiforme, un sector que nos ayuda a reconocer las caras. Por lo tanto, este es uno de los más importantes mecanismos para asociar las caras a sus respectivos nombres.

Como se hizo el estudio

En el estudio, 25 participantes fueron invitados a aprender nuevas palabras. Algunas de ellas eran realmente absurdas o simples. También, fueron invitados a aprender palabras sin significado. Sus cerebros fueron escaneados antes y después del entrenamiento y se analizaron los cambios.

Los resultados mostraron que después de presentar las diferentes palabras, el área del cerebro involucrado en fotografiar las formas de las palabras, comenzó a responder a las palabras sin sentido como si fueran palabras verdaderas.

El Dr. Laurie Glezer, entre los primeros autores del estudio, sostiene que:

Este estudio es el primero de su tipo que muestra cómo las neuronas cambian su sintonía con las palabras aprendidas, demostrando la plasticidad del cerebro.

De esta manera, a las personas con problemas en la lectura, les puede ser más fácil aprender palabras nuevas, según los datos recogidos, usando palabras como figuras. De hecho, el Dr. Riesenhuber está convencido de que quienes no pueden aprender las palabras verbalmente, pueden aprender nuevas palabras como si fueran un objeto visual. Así, puede ser una buena estrategia para aprender nuevas palabras con eficacia y rapidez.

El área que analiza la forma visual de la palabra no está interesada en cómo suena la palabra. El hecho de que este tipo de aprendizaje se produce sólo en una pequeña parte del cerebro es un buen ejemplo de la plasticidad cerebral selectiva.

Conclusión del estudio

investigador llevando a cabo experimento

Aprender una palabra parece aumentar selectivamente la especificidad neuronal para las palabras nuevas en el área de forma visual de palabras, añadiendo estas palabras al diccionario visual del cerebro. De esta manera, las palabras se reconocen y organizan como una gestalt o totalidad.

  • Glezer, L. S., Kim, J., Rule, J., Jiang, X., & Riesenhuber, M. (2015). Adding words to the brain's visual dictionary: novel word learning selectively sharpens orthographic representations in the VWFA. Journal of Neuroscience35(12), 4965-4972.
  • Glezer, L. S., Jiang, X., & Riesenhuber, M. (2009). Evidence for highly selective neuronal tuning to whole words in the “visual word form area”. Neuron62(2), 199-204.
  • Glezer, L. S., & Riesenhuber, M. (2013). Individual variability in location impacts orthographic selectivity in the “visual word form area”. Journal of Neuroscience33(27), 11221-11226.