El test Mini-Mental para detectar posibles demencias

17 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Elena Sanz
La detección primaria de la demencia es imprescindible para implementar pautas que mejoren su evolución. El test Mini-Mental es uno de los instrumentos de evaluación más empleados en este contexto.

Debido a la longevidad de la población, la presencia de alzhéimer y otras demencias ha aumentado significativamente. Por tanto, se hace necesario contar con instrumentos de evaluación que, de una forma rápida y sencilla, sean capaces de detectar la existencia de estas condiciones. El test Mini-Mental es uno de los más utilizados para este cometido.

La detección precoz de esta enfermedad, no solo por parte de especialistas, sino también de médicos en atención primaria, resulta primordial para establecer pautas y tratamientos que mejoren su evolución. Especialmente teniendo en cuenta que alrededor del 70% de los casos no son identificados con acierto.

Mujer con demencia mirando por la ventana

El test Mini-Mental

El Mini Mental State Examination (MMSE) evalúa alteraciones cognitivas con el fin de detectar posibles casos de demencia. Se trata de un instrumento de cribado, lo que significa que realiza un rastreo inicial que siempre debe ser completado con una evaluación más exhaustiva en caso de sospecha. En función de las puntuaciones obtenidas por el sujeto es capaz de discernir entre funcionamiento cognitivo normal, demencia leve, moderada y severa.

Hay que tener en cuenta la existencia de un deterioro cognitivo leve asociado a la edad, que es benigno y común en personas de edad avanzada. La principal diferencia entre esta condición y una demencia es que en el primer caso únicamente se ve afectada la memoria, mientras en el segundo la afectación es múltiple y compromete la capacidad para desenvolverse en la vida cotidiana.

Para dar cuenta de esta realidad el test Mini-Mental evalúa, a través de sus preguntas, las diferentes áreas cognitivas que pueden estar alteradas. Antes de comenzar se le explica a la persona que se le van a realizar unas preguntas y después se le va a pedir que realice unas tareas. Tras asegurarnos de que lleva las gafas o audífonos necesarios para paliar cualquier déficit sensorial, podemos comenzar.

Áreas cognitivas evaluadas por el test Mini-Mental

Orientación

  • Para evaluar la orientación temporal se le pregunta a la persona: ¿qué día de la semana es hoy?, ¿en qué mes estamos?, ¿cuál es la fecha de hoy?, ¿en qué año estamos?, ¿en qué estación del año estamos?
  • Para evaluar la orientación espacial preguntamos: ¿en qué lugar estamos?, ¿en qué piso?, ¿y en qué calle?, ¿en qué ciudad?, ¿en qué país?

Fijación

Con esta prueba tratamos de medir la capacidad de retención del individuo. Para ello, le explicamos que le vamos a decir tres palabras, que ha de repetirlas a continuación y que debe intentar recordarlas porque se las preguntaremos más adelante. Se le pide que repita las palabras: «peseta, caballo, manzana» y se le otorga un punto por cada repetición correcta.

Concentración y calculo

  •  Indicamos al individuo que vaya restando de tres en tres desde el número 30.
  • A continuación, se le pide que repita la secuencia 5-9-2 hasta que la aprenda; posteriormente le pedimos que la diga al revés.

Memoria

En esta ocasión, se pregunta al sujeto si recuerda las tres palabras que le dijimos con anterioridad en la prueba de fijación. Se asigna un punto por cada palabra recordada independientemente del orden.

Puzzle de la cabeza de una persona

Lenguaje y construcción

  • Se le enseña un bolígrafo y un reloj y se le pide que nos diga qué objetos son
  • Indicamos que repita la frase: «en un trigal había cinco perros»
  • Explicamos: una manzana y una pera son frutas. Entonces, ¿qué son un gato y un perro?, ¿y el verde y el rojo?
  • Se le dan instrucciones para coger un papel con la mano derecha, doblarlo y colocarlo sobre la mesa. Se comprueba si puede hacerlo.
  • Ofrecemos un papel (en el que pone: cierre los ojos) y le pedimos que lo lea y haga lo que dice.
  • Le pedimos que escriba una frase con sujeto y predicado.
  • Se le muestra un dibujo y se le invita a que lo copie en otro papel.

Utilidad del test Mini-Mental

En función del desempeño en cada una de las pruebas, se van obteniendo puntuaciones que nos indican si la persona padece algún grado de demencia. Como hemos comprobado, este es un test relativamente rápido y sencillo de aplicar.

Es ideal como prueba de screening pero siempre será necesario completar el diagnóstico con una evaluación más exhaustiva. No obstante su sencillez y su capacidad discriminativa lo hacen uno de los instrumentos más ampliamente utilizados en la evaluación cognitiva y detección de demencias.

  • Folstein, M. F., Folstein, S. E., & McHugh, P. R. (1975). “Mini-mental state”: a practical method for grading the cognitive state of patients for the clinician. Journal of psychiatric research12(3), 189-198.
  • Allegri, R. F., Ollari, J. A., Mangone, C. A., Arizaga, R. L., De Pascale, A., Pellegrini, M., ... & Candal, A. (1999). El “Mini Mental State Examination” en la Argentina: instrucciones para su administración. Revista Neurológica Argentina24(1), 31-35.