El valor de sernos fieles

Pedro González Núñez · 5 marzo, 2016

El valor de sernos fieles es enorme. Para demostrarte que esta aseveración es correcta y puede aportar grandes beneficios a tu forma de pensar y entender tu mundo, me gustaría hacer un pequeño recorrido a través de los preceptos de la psicología humanista.

Es muy posible que hayas oído hablar sobre la psicología humanista. Este movimiento ha sido y es una alternativa válida al conductismo y al psicoanálisis freudiano, por lo que ha tenido una gran repercusión gracias a sus diferentes enfoques.

Qué es la psicología humanista

La psicología humanista es una escuela psicológica que postula que los estados alterados de la conciencia son un medio excepcional para alcanzar el potencial humano pleno otorgando especial relevancia a la experiencia no verbal.

Manos juntas con una luz en medio

La piscología humanista es una corriente moderna que nació en Estados Unidos como parte de los movimientos culturales revolucionarios en los 60 que finalmente se ha establecido como un enfoque psicológico válido para diferentes ámbitos sociales y artísticos.

Para validar los enfoques de la psicología humanista, sus defensores se apoyan en las teorías de Jean-Jacques Rousseau, el célebre filósofo francés que describe a los humanos como nobles salvajes desarrollados en un sentido productivo, bondadoso, alegre y bueno, siempre y cuando las experiencias desfavorables o la propia sociedad no corrompan su naturaleza.

“Todas las pasiones son buenas mientras uno es dueño de ellas, y todas son malas cuando nos esclavizan.”

-Jean-Jacques Rousseau-

Sernos fieles según la psicología humanista

Para conocer la importancia de sernos fieles atendiendo a los preceptos de la psicología humanista me gustaría explicar cómo considera esta corriente a los seres humanos y por qué es básico a la hora de entender nuestra manera de actuar:

  • El ser humano debe ser global. En él convergen los sentimientos, las conductas, las acciones y los pensamiento en un todo.
  • La conducta humana es intencional vista desde una perspectiva personal, en la que la que participan de forma relevante la libertad y la dignidad.
  • La existencia personal de cada ser debe transcurrir a través de un contexto interpersonal en el que se desarrolla cada sujeto, atendiendo siempre a su individualidad en las relaciones sociales con otros iguales.
  • El ser humano es una persona autónoma. Cada individuo tiene capacidad para la toma de decisiones propias que dirigen su desarrollo en la dirección que elija.
  • Una persona que es autónoma tiene la capacidad para asumir sus propias responsabilidades dentro de las relaciones sociales e interpersonales.
  • La tendencia inherente y natural del ser humano es la autorrealización. Gracias a ella se produce el crecimiento personal y la individualidad.
  • Toda experiencia interior del ser humano es personal y tiene significado dentro de si mismo. Estas vivencias son ejes fundamentales para desarrollar una red de percepciones que cada uno tiene sobre sí mismo.

“Una de las ventajas de las buenas acciones es la de elevar el alma y disponerla a hacer otras mejores.”

-Jean-Jacques Rousseau-

Mujer respirando sintiéndose libre

Enfoques de la psicología humanista

Conozcamos a continuación diversos enfoques que encontramos en las teorías de la psicología humanista. Verás en todos ellos la vital importancia de sernos fieles a nosotros mismos para tener una existencia de gran valor:

  • Existencialismo: es uno de los enfoques clásicos de la psicología humanista. El existencialismo son sorrientes de pensamiento que postulan que la cuestión principal del ser humano es la propia existencia y no la esencia. Para los existencialistas el tiempo se traduce en posibilidad de vida y el futuro se convierte en la posibilidad de vivir ese tiempo con libertad. Afirman que nuestra angustia no tiene sentido, ya que el ser humano puede aprovechar su existencia con muchas más expresiones que las le angustian.
  • Transpersonalismo: defendida por Maslow, la corriente humanista acepta un enfoque transpersonal en el que el concepto fundamental se basa en la satisfacción psíquica del ser humano. Una satisfacción que gira en torno a una escala de necesidades a la que les debemos ir dando prioridad en función de su relevancia para nuestra vida psíquica.
  • La psicología humanista de C. Rogers, y la psicoterapia humanista de Rogers que se basan en dos puntos fundamentales:
    • 1.- Confianza total en la persona-cliente: se trata de transmitir empatía por el paciente y entender la experiencia del paciente y de su mundo para poder comprenderle.
    • 2.- Rechazo total al papel directivo del terapeuta.
  • Logoterapia: Viktor Frankl basa su enfoque humanista en la búsqueda del sentido de la vida. Un sentido que funcionaría como el garante de nuestra salud mental frente a situaciones desafiantes, que sería esa cuerda que nos ata a la vida y que nos va a impedir caer en situaciones complicadas. Es precisamente la fidelidad que le guardamos a esta idea la que nos protege.
  • Análisis transaccional: otro enfoque defendido por Berne postula la psicología humanista como la restauración y protección de la confianza y el potencial existencial en la persona.
  • Enfoque bioenergético: Lowen defiende el estudio del carácter de cada persona para poder evitar la neurosis y represión por no poder expresar y expulsar la energía biológica con libertad.

Es obvio que la psicología humanista centra en buena medida su enfoque en la importancia de sernos fieles, porque solo siendo uno mismo el individuo puede llegar a desarrollar su enorme potencial y sus capacidades psíquicas.