Elisabeth Roudinesco, una psicoanalista contemporánea

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 29 octubre, 2018
Edith Sánchez · 1 noviembre, 2018
Elisabeth Roudinesco es una psicoanalista inteligente que ha sabido rescatar lo más esencial y valioso de la teoría de Sigmund Freud, pero que a la vez ha impulsado una evolución en los enfoques del psicoanálisis clásico.

Elisabeth Roudinesco es una historiadora y psicoanalista francesa, de gran prestigio internacional. Actualmente es investigadora de la Universidad de Paris VII Denis Diderot y una de las voces más autorizadas del psicoanálisis contemporáneo. También la autora de una de las más bellas e interesantes biografías de Sigmund Freud.

De clase alta e hija de grandes intelectuales, Elisabeth Roudinesco se licenció en Literatura en la Universidad de La Sorbona. Luego realizó una maestría en Lingüística y tomó cursos con afamados autores de su época, como Michel Foucault y Guilles Deleuze. Más adelante se doctoró en Letras.

Pasamos, así, de una situación histórica –donde el psicoanálisis ofrecía medios para sanar su subjetividad deshecha o descentrada- a un estado, globalizado, en que el sujeto, convertido en un depresivo, ya no quiere saber qué pasa en su inconsciente”.

-Elisabeth Roudinesco-

En 1969 se vinculó a la Escuela Freudiana de París, fundada por Jacques Lacan. Allí permaneció por 12 años y se formó como psicoanalista. Ha escrito varios libros y actualmente es colaboradora del célebre diario Le Monde de Paris.

Elisabeth Roudinesco y Freud

Una de las obras más interesantes de Elisabeth Roudinesco es la biografía de Sigmund Freud. Se titula Freud, en su tiempo y en el nuestro y es un extenso relato, con gran belleza literaria, que ha sido galardonado en varias ocasiones. Ha declarado que su intención era hacer un balance equilibrado del legado freudiano, principalmente porque en las últimas décadas se ha caricaturizado la figura del padre del psicoanálisis.

Imagen simbolizando los trabajos de Elisabeth Roudinesco

La biografía no es una reivindicación de la obra freudiana, sino una investigación exhaustiva. Elisabeth Roudinesco indagó sobre diversos mitos que circulan en torno a la figura de Freud y pudo establecer los límites de su veracidad. También logró contextualizar la génesis del psicoanálisis y su sentido histórico.

Roudinesco logra mostrar al psicoanálisis como una de las vertientes de una gran ebullición intelectual en Europa. El feminismo, el surrealismo y diversos enfoques del anarquismo sucedían al mismo tiempo que avanzaban los conocimientos sobre el inconsciente. Freud no fue un genio solitario, sino uno de los puntales de un momento histórico muy prolífico.

El psicoanálisis hoy

Para Elisabeth Roudinesco, uno de los aportes de Freud más trascendentales fue el de haberle entregado a cada sujeto la responsabilidad sobre su destino. Cada quien debe ser el héroe de su propia vida, responsabilizarse por lo que le sucede, e incluso por lo que no. En el ámbito psicoanalítico es cada individuo quien reelabora su historia y le otorga un sentido a la misma.

Camino de escaleras

Esto es diametralmente opuesto a lo que propone el conductismo, al que Elisabeth Roudinesco define como “una técnica bastante estúpida, aunque a veces funcione. Esto lo expresa atendiendo a la radicalidad en lo que en esa escuela se denomina la “conducta objetiva”, es decir, la observable o externa, desconociendo o minimizando la importancia de los fenómenos inconscientes.

Respecto a las polémicas en torno al psicoanálisis, al que algunos han tildado como “anticientífico”, Roudinesco señala que no se trata de una teoría fácil de digerir. Asegura que en la época de Freud todo llegó a ser psíquico y que en la actualidad todo ha llegado a ser orgánico. Piensa que en el mundo actual hay personas que sufren y desean una pastilla para evitarlo. Por eso los psiquiatras se han convertido en distribuidores de medicamentos, pero este modelo también muestra ya síntomas de crisis.

La evolución del psicoanálisis

Para Elisabeth Roudinesco el psicoanálisis también debe evolucionar en varios aspectos. Uno de ellos es el de asumir nuevas realidades como las familias homoparentales y la diversidad sexual. Comenta que algunos de sus colegas piensan que las familias homoparentales no deben configurarse, pues atentan contra el Complejo de Edipo. A esto, Roudinesco responde: “Entonces hay que cambiar el Complejo de Edipo”. Cree que ese conservadurismo no le va bien a una doctrina que siempre ha sido libertaria.

Así mismo, piensa que el psicoanálisis debería considerar la opción de realizar intervenciones más cortas. La velocidad del mundo es otra. Por eso, conservando la opción básica de realizar análisis que podrían durar años, también se debería presentar la posibilidad de procesos más cortos. Elisabeth Roudinesco cree que es posible abordar psicoanalíticamente un problema concreto y no necesariamente toda la historia de vida.

Elisabeth Roudinesco

Roudinesco no cree que en nuestra época haya más angustia o más problemas mentales que antes. A su juicio, lo que ha cambiado es la cultura. En épocas de Freud había una gran represión frente al malestar. Ahora, en cambio, ese malestar no solo se expresa abiertamente, sino que se expone y se publica. Por eso pareciera que hay más problemas hoy en día, pero no es así.

Elisabeth Roudinesco es, sin duda alguna, una de las psicoanalistas que más ha contribuido a la difusión de su escuela. También es una mujer brillante, que no le teme a los cambios ni a la autocrítica. Una autora a la que vale la pena leer y analizar.

Derrida, J., & Roudinesco, É. (2002). Y mañana, qué... Fondo de Cultura Económica.