Los estímulos supranormales, un fascinante hallazgo de la ciencia

Los estímulos supranormales son un fenómeno muy interesante que explica por qué a veces preferimos llenar nuestras vidas de ficción, al tiempo que nos distanciamos del mundo real. Interesante, ¿verdad?
Los estímulos supranormales, un fascinante hallazgo de la ciencia
Sergio De Dios González

Revisado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 18 noviembre, 2022

Los estímulos supranormales, o supernormales, son un interesante fenómeno psicobiológico que explica por qué hay circunstancias específicas en las que nuestros instintos más básicos parecen fallar. Por ejemplo, eso sucede con la comida basura: nos encanta algo que no solo no nos nutre, sino que tiene el potencial de enfermarnos.

El fenómeno de los estímulos supranormales y sus consecuencias fue detectado por primera vez en los años 40, por Konrad Lorenz y Niko Tinbergen. Como es de suponerse, lo captaron en especies animales, ya que estos famosos investigadores fundaron la etología, o biología del comportamiento, y lo hicieron basados en la observación de los animales.

Lo cierto es que todos los organismos, incluyendo al humano, venimos preparados para ofrecer ciertas respuestas a determinados estímulos. Por ejemplo, huir ante un peligro o alimentar a nuestros hijos. Sin embargo, ante la presencia de los estímulos supranormales, el instinto  toma otro rumbo y falla. ¿Cómo ocurre esto? ¿Por qué? Lo veremos enseguida.

Hay que mirar más allá de los estímulos supranormales. Son, por definición, demasiado de algo bueno y es necesario mantener límites saludables… aunque no hay nada de malo con un poco de azúcar de vez en cuando”.

-Becky Burch-

Mujer comiendo hamburguesa

Los estímulos supranormales, ¿qué son?

Dicho de una manera muy técnica, los estímulos supranormales son una modalidad de estímulos que exageran las cualidades de otros estímulos. El resultado es que el receptor de estos emite una respuesta mucho más fuerte que la que emitiría ante un estímulo normal. Expresado así, tiene mucho de trabalenguas, así que expliquémoslo mejor.

Todos los organismos venimos equipados para responder instintivamente a ciertos estímulos. Si se cambian esos estímulos normales por otros que tienen características mucho más pronunciadas, el comportamiento  se vuelve extraño y la respuesta es también mucho más intensa de lo habitual.

Un ejemplo sencillo lo podemos apreciar en la observación que hicieron Konrad Lorenz y Tinbergen en las gaviotas arenque. En esa especie, las madres tienen un punto rojo en su pico. El instinto de los polluelos les lleva a picotear ese punto para que la madre regurgite la comida. Pues bien, los investigadores les mostraron una aguja de madera pintada de rojo y los polluelos prefirieron picotear esta, antes que el pico de su madre.

Otro ejemplo es el de unas aves que ponen huevos azules moteados de gris. En uno de los experimentos cambiaron esos huevos por otros de yeso, mucho más grandes, pero del mismo color. Las abnegadas madres abandonaron los huevos reales y se dedicaron a empollar los que tenían mayor tamaño. ¿Por qué ocurre esto que, incluso, pone en riesgo a cada especie?

Un fenómeno verificado

Hasta aquí podríamos decir solamente que las aves son tontas y se dejan engañar con trucos simples. Lo cierto es que no es así y el fenómeno de los estímulos supranormales se verifica en todas las especies, incluyendo al ser humano. De hecho, en los humanos es en donde más claro se ve ese efecto.

Ya hablamos acerca de la fascinación que provoca la llamada comida basura, cuya principal virtud es la de proporcionarnos calorías rápidas de un escaso valor nutricional. Nos atraen hasta el punto de pasar por alto el daño que es capaz de causarnos. Un ejemplo crítico es el algodón de azúcar: una pelusa con aire y con un sabor intensamente dulce. Equivale, prácticamente, a no comer nada, pero nos encanta.

Otro ejemplo de estímulos supranormales en humanos es la exageración de ciertas características sexuales con el propósito de atraer a otros individuos de la misma especie, como cuando alguien se realiza cirugías estéticas para tener senos más voluminosos, cintura más esbelta o caderas muy pronunciadas. Aunque el resultado puede ser un cuerpo inverosímil, en efecto se consigue más atracción sexual.

Algodón de azúcar

Muchos estímulos supranormales en el mundo actual

Los estímulos supranormales están presentes en varios ámbitos del mundo actual. Son representaciones superlativas de la realidad que nos inducen a incurrir en conductas, si no absurdas, por lo menos poco realistas, como cuando alguien vive su sexualidad a través de la pornografía o experimenta aventuras extraordinarias por medio de los videojuegos.

Todas esas versiones aumentadas de la realidad ejercen un gran poder de atracción sobre las personas. Son estímulos supranormales y causan el efecto esperado. La pregunta que surge es si todas estas hipérboles no nos llevarán a ver “lo normal” como ordinario y poco atractivo, aunque corresponda a lo real. Y, de ser así, si no nos estaremos condenando a quedar presos del mundo de la ficción, mientras la vida real pasa de largo.

Te podría interesar...
El ABC de los instintos humanos
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
El ABC de los instintos humanos

Aunque frecuentemente se habla de los instintos humanos, no todas las teorías psicológicas comparten su existencia. Hablamos sobre ello.



  • Gamboa Ruiz, V. O. (2010). El Instinto. Motivación Y Emoción.
  • Mora Galeote, J. J. (2022). Estímulos supernormales en la experimentación estética: porno y belkitsch. Valenciana, 15(30), 131-160.