¿Qué es el falocentrismo?

El concepto de falocentrismo se utiliza en muchas ocasiones como sinónimo de patriarcado. Pero,¿significan lo mismo? Te lo explicamos en el siguiente artículo.
¿Qué es el falocentrismo?
Montse Armero

Escrito y verificado por la psicóloga Montse Armero el 02 Junio, 2021.

Última actualización: 02 Junio, 2021

El falocentrismo es un concepto simbólico originariamente surgido para cuestionar las teorías psicoanalíticas de Freud y Lacan. Manifiesta la idea de que el falo masculino es el elemento más importante de la psique humana. Así, cuando se define el psicoanálisis como falocentrista, lo que significa es que esta teoría gira en torno a la sexualidad masculina.

No obstante, el falocentrismo no solo hace referencia a la estructura psicológica y sexual de los seres humanos. Con frecuencia, es un concepto utilizado en disciplinas como la filosofía o la sociología como sinónimo de patriarcado, es decir, un sistema social dominado por la masculinidad.

Los orígenes del falocentrismo

El término falocentrismo fue acuñado por primera vez en 1927 por Ernest Jones, psicoanalista y biógrafo oficial de Sigmund Freud. Décadas después, en los años 60, Jacques Derrida fue quien más popularizó el concepto de falocentrismo. Derrida utilizó este término para criticar el psicoanálisis. El autor acusó a esta corriente psicológica de reducir la sexualidad a prácticamente el falo masculino y establecer una relación totalmente asimétrica entre hombres y mujeres.

Jacques Derrida argumentaba que, tanto el lenguaje como la conducta social, estaban basados en una superioridad masculina. Todo ello construía una sociedad repleta de estereotipos machistas, en la que la figura masculina tenía prácticamente todo el poder y la mujer era esencialmente un sujeto pasivo.

Sigmund Freud
Sigmund Freud

Las teorías feministas y el falocentrismo

Por su parte, los movimientos feministas también cuestionaron el psicoanálisis y su visión falocentrista. La crítica tomó fuerza especialmente en Estados Unidos durante la década de los 70, en plena segunda ola del movimiento feminista.

En aquella época, mujeres como Kate Millet, Sulamith Firestone o Betty Friedman pusieron en duda imágenes como el complejo de Edipo, la castración o la envidia del pene. El principal argumento es que producían una imagen estereotipada de las mujeres y la feminidad. El desarrollo teórico de Jacques Derrida volvía a estar sobre la mesa.

Entonces, ¿es el psicoanálisis realmente falocentrista?

La respuesta a esta pregunta no es sencilla, dado que el psicoanálisis es una corriente psicológica con una gran diversidad de opinión dentro de la misma orientación. Veamos más detalles al respecto.

A finales del siglo XIX, Sigmund Freud se interesó por cómo la sexualidad afectaba a las personas en general y a sus pacientes en particular. Detectó que, en muchos casos de neurosis, las personas tenían detrás algún tipo de conflicto sexual. Por ejemplo, la frustración sexual o algunas parafilias, estaban muy relacionadas con el sufrimiento psíquico.

A raíz de aquellas primeras observaciones, Freud desarrolló a lo largo de más de cuatro décadas su teoría de la sexualidad fundamentada alrededor del falo, fuese de forma real o simbólica. Una teoría en la que el desarrollo psicosexual femenino fue entendido como negación del masculino.

Principales críticas a Freud

Las diversas teorías de Freud sobre la sexualidad fueron fuertemente cuestionadas desde el propio movimiento psicoanalítico. La primera en hacerlo fue Karen Horney, quien criticó el concepto de envidia del pene.

Según esta autora, las mujeres no necesariamente sentían tal emoción. La razón es que su constitución psicosexual no se establecía como una negación de la masculina. Horney defendió una feminidad primaria con ente propio y no derivada de la masculina.

Ernest Jones también se mostró muy crítico con las teorías de Freud. El psicoanalista acuñó el término falocentrismo dado que consideraba que los argumentos freudianos estaban basados en una visión falocéntrica.

Karen Horney
Karen Horney

Reflexiones finales sobre el falocentrismo y el psicoanálisis

Es innegable que la teoría psicoanalítica toma el falo como elemento diferenciador primario. No obstante, este hecho no equivale directamente a que el psicoanálisis apoye el patriarcado o sea su base teórica.

Para empezar, porque muchos psicoanalistas se distancian de las teorías de Freud y no se sienten representados por él. Es que además, el falo en el psicoanálisis en muchas ocasiones no tiene demasiado que ver con la genitalidad masculina y sí con cuestiones más simbólicas.

No hay que olvidar que el psicoanálisis es una escuela de pensamiento muy abstracta. Muchos de sus conceptos hacen referencia a mecanismos de la psique complejos que requieren un largo estudio para comprenderlos en profundidad. Por ello, equiparar el psicoanálisis al falocentrismo y por ende al patriarcado implica un reduccionismo extremo. Dentro de esta corriente de pensamiento habrá personas más afines a las ideas de Freud y otras que se muestren en total desacuerdo.

En todo caso, sí podemos concluir que el psicoanálisis tiene un componente falocéntrico importante. Sin embargo, ello no siempre estará relacionado ni con la genitalidad masculina ni con la defensa de una sociedad dominada por la masculinidad.

Te podría interesar...
La proyección, la represión y la negación según Sigmund Freud
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
La proyección, la represión y la negación según Sigmund Freud

Entre los mecanismos de defensa que definió Freud en su día, los más comunes son la proyección, la represión y la negación. ¿Cómo los aplicamos?



  • Armour, E. T. (1999). Deconstruction, Feminist Theology, and the Problem of Difference: Subverting the Race/Gender Divide. University of Chicago Press.
  • Carrer, S. (2018). Del pene al falo o el mito del falocentrismo psicoanalítico (Tesis doctoral). [fecha de consulta 29 de mayo de 2021]. Disponible en: https://eprints.ucm.es/id/eprint/47271/1/T39846.pdf
  • Holland, N. (2010). Feminist Interpretations of Jacques Derrida. Penn State Press.