No eres una carga: frases que te convencerán para pedir ayuda

¿Eres de los que no duda en ayudar a los demás, pero de los que le cuesta muchísimo pedirla para sí mismo? Si es tu caso, hay una serie de lecciones que te servirán para tomar conciencia de que también tú mereces apoyo, comprensión y una mano amiga.
No eres una carga: frases que te convencerán para pedir ayuda
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 22 enero, 2023

Ya desde niños nos enseñan la necesidad de ser valientes. Nos convencen de que no hay que tener miedo a la oscuridad, de que las personas fuertes no lloran y que no hay mejor valor que la autosuficiencia. Nuestra sociedad nos inculca de manera implícita que pedir ayuda y apoyarnos en hombros ajenos es algo poco deseable que solo hacen los débiles.

Lo cierto es que la mayoría tenemos instalada en nuestra mente una curiosa disonancia cognitiva. Nos satisface hacer de salvadores de los demás, pero nos mortifica pedir cualquier cosa a quienes nos rodean. Somos esas criaturas que ven la vulnerabilidad como una amenaza y nos carcome decir en voz alta que estamos mal, que necesitamos apoyo.

El ser humano está dominado en su mayoría por una mentalidad independiente que nos convence de que debemos hacer las cosas por nosotros mismos. Y esto no tiene por qué ser malo, en absoluto. Sin embargo, tener claro que hay momentos en que la vida nos pesa en exceso y es de vital importancia saber decir «estoy mal, ayúdame» es todo un acto de responsabilidad.

Todos debemos mejorar en una competencia que puede salvarnos la vida: la de pedir ayuda.

Chica adolescente que necesita frases que te convencerán para pedir ayuda
Es importante que niños y adolescentes aprendan lo antes posible que pedir ayuda es algo normal y necesario.

7 frases que te convencerán para pedir ayuda

Hay un aspecto revelador que nos hace reflexionar. Muchos niños temen decir en voz alta a su profesor que no han entendido algo porque temen las burlas de sus compañeros. Si las personas tememos pedir ayuda es porque desde bien temprano interiorizamos que hacerlo evidencia nuestra incompetencia. También porque nos puede poner en desventaja ante los demás.

Sin embargo, y aquí llega la mayor ironía de todas, a buena parte de las personas les hace feliz ayudar a los demás. Esto mismo es lo que nos explica un estudio de la Universidad de Oxford. Los actos de bondad nos hacen sentir bien. El simple hecho de decirle a alguien que pasamos por una mala época y necesitamos su apoyo le hará sentirse útil, satisfecho y hasta autorrealizado.

El problema es que quien transita por un instante complicado, alberga ideas muy sesgadas. Asumen que hay una alta probabilidad de que los demás rechacen su solicitud, ridiculicen su sufrimiento y sean una molestia. Son muchas las personas que alimentan la idea de que son una carga y que lo mejor es no añadir mayor presión al entorno cercano con sus problemas.

Necesitamos desactivar esas ideas irracionales y dañinas. Por ello, si estás pasando en estos momentos por dificultades, tristezas y malestares, ten en cuenta estas frases para pedir ayuda.

Una de nuestras mayores preocupaciones es no agobiar a los demás con nuestros problemas. Esta idea nos termina por aislar hasta asumir que no merecemos la ayuda de nadie.

1. Valiente es quien pide ayuda, no quien aparenta estar bien

La mayoría de las sociedades ensalzan la imagen de la independencia, la resolución y la eficacia. Nos hacen creer desde niños que héroe es quien resuelve toda vicisitud por sí mismo, sin ayuda de nadie. Tengamos cuidado con esta idea porque es tan falsa como contraproducente.

Valiente es quien se apoya en los demás, quien da el paso para pedir lo que necesita y no duda en reconocer sus límites y problemas. No hay ni un gramo de cobardía en quien se rinde y pide cobijo, afecto y la guía de los demás.

2. No eres una carga, eres alguien amado

Cuando la oscuridad y la desesperanza nos abrazan, cuesta mucho ver la luz de las «personas faro», esas que están ahí para nosotros en cada momento. Porque las hay, porque están ahí, junto a ti, en la forma de tu pareja, tus amigos, tu familia. Hay muchas figuras que te aman para las cuales no eres una carga, eres alguien amado y parte esencial de sus vidas. 

3. Tú solo no puedes, con ayuda de los demás encontrarás la fuerza que necesitas

Es posible que a lo largo de tu vida te hayas habituado a resolver cada uno de tus problemas, inquietudes y desafíos. Es más, es muy probable que siempre hayas sido para los demás esa mano amiga, ese hombro en quien llorar, esas espaldas que todo lo cargan y esa mente que todo lo resuelve. Pero, ¿y a ti quien te cuida y te salva?

Integra en tu corazón y en tu cerebro que ha llegado el momento de entender que tú solo no puedes con esto. Ha llegado el día de dar el paso y entender que con la fuerza de los demás encontrarás la fuerza que necesitas. Esta es una de las frases que te convencerán para pedir ayuda.

4. Ser vulnerable no te hace falible, te convierte en humano

Permitirnos aceptar nuestra vulnerabilidad es un ejercicio básico de supervivencia. La doctora Brené Brown, profesora e investigadora en la Universidad de Houston, nos recuerda que esta dimensión es la que facilita el amor, la pertenencia y hasta el coraje. No somos seres invulnerables, superhéroes de fortaleza inexpugnable.

Somos personas de carne, huesos, emociones y necesidades. Ser vulnerables forma parte de nuestra esencia y sentirnos de este modo no nos hace falibles, sino que facilita la conexión con los demás.

5. Sentir miedo es normal, todos lo sentimos a la hora de pedir ayuda

Miedo, inquietud, vergüenza, indecisión, angustia… El acto de revelar a los demás que no estamos bien y que necesitamos apoyo nos llena de emociones difíciles. Sin embargo, debes saber que es una sensación universal, todos la hemos experimentado alguna vez y sentirla no te hace diferente ni defectuoso. Es una experiencia universal.

Acepta esas sensaciones y avanza. No dudes en decirle a alguien de tu entorno algo tan sencillo y sincero como «ahora mismo siento mucho miedo, pero tengo que decirte que estoy mal y necesito tu apoyo». Esta es una de las frases que te convencerán para pedir ayuda.

Mujer pensando mientras su novio la abraza simbolizando las frases que te convencerán para pedir ayuda
Hay personas que te aman y están ahí para ayudarte y ser tu refugio cuando el mundo te duele.

6. Nadie te va a juzgar, lo que vas a sentir es el amor de los demás

Quien te ama no te juzga, quien te siente parte de sí mismo, no te criticará ni pondrá en duda tus palabras y necesidades. Así que desactiva esas ideas irracionales que alimentan tu indecisión y la creencia constante de que no van a entenderte. Lo harán porque el afecto es comprensión y porque nada es más decisivo para quien forma parte de tu vida como ser tu aliado, tu refugio, tu apoyo indiscutible.

7. Todo se verá mucho mejor cuando pidas ayuda

Puede que ahora mismo te cueste creerlo. Porque cuando las personas sufrimos, estamos desesperanzados y la pesadumbre nos domina, cuesta mucho creer que las cosas puedan solucionarse. Sin embargo, ocurrirá. El dolor que sientes ahora es temporal, porque nada es eterno, porque cuando pidas ayuda percibirás que se libera de ti una carga inmensa. Esa que ahora te impide respirar.

No lo dudes, no le des más vueltas y busca a esas personas que son la piedra angular de tu día a día. Los tuyos te aman y eres importante para ellos y por eso, no debes tener más dudas y reticencias. Tú darías tu alma por ellos, así que… ¿Por qué no ser tú esta vez el que deba ser ayudado cuando lo necesita? Es momento de ser valiente para dejar de sufrir.

Te podría interesar...
9 frases que dicen las personas que han superado una depresión
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
9 frases que dicen las personas que han superado una depresión

Las personas que han superado una depresión atesoran una serie de aprendizajes que es necesario compartir. Los analizamos a continuación.



  • Curry, Oliver & Rowland, Lee & Van Lissa, Caspar & Zlotowitz, Sally & Mcalaney, John & Whitehouse, Harvey. (2018). Happy to help? A systematic review and meta-analysis of the effects of performing acts of kindness on the well-being of the actor. Journal of Experimental Social Psychology. 76. 10.1016/j.jesp.2018.02.014.
  • Flynn, F. J., & Lake, V. K. B. (2008). If you need help, just ask: Underestimating compliance with direct requests for help. Journal of Personality and Social Psychology, 95(1), 128–143. https://doi.org/10.1037/0022-3514.95.1.128
  • Miller, D. T. (1999). The norm of self-interest. American Psychologist, 54(12), 1053–1060. https://doi.org/10.1037/0003-066X.54.12.1053

Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.