5 frases de Stanley Kubrick

Leer algunas de las frases más interesantes de Stanley Kubrick no solo nos permite entrar en la mente de un genio, también nos ayuda a conocer mejor el mundo en el que vivió, el de la segunda mitad del siglo XX.
5 frases de Stanley Kubrick
Gema Sánchez Cuevas

Revisado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas.

Última actualización: 29 diciembre, 2021

Las frases de Stanley Kubrick son un buen punto de partida para el análisis del mundo que hemos dejado atrás, el que hemos vivido durante la segunda mitad del siglo XX, ya que muchos amantes del cine han disfrutado de la obra de uno de los directores más influyentes durante sus 50 años de actividad.

Stanley Kubrick fue un director excesivo en todo, perfeccionista hasta el milímetro, capaz de desesperar al actor o al guionista más paciente… Pero también con un talento indiscutible para dar a luz algunas de las películas más inquietantes y maravillosas de la historia del séptimo arte.

Sin duda, Kubrick jamás dejó a nadie indiferente. Bien por sus versiones de novelas de éxito, como El resplandor, bien por su visión única de conflictos que conmocionaron al mundo en diversas épocas de la historia, como observamos en Espartaco, Senderos de gloria o La chaqueta metálica. Y eso sin olvidar su habilidad para diseccionar la mente humana, hecho que queda patente en películas como La naranja mecánica.

Por eso consideramos tan interesante analizar al ser humano a través de los ojos y el pensamiento de un hombre único y singular como fue Stanley Kubrick, el director que nos dejó en 1999 después de dar a luz a una obra tan increíble como Eyes Wide Shut.

Las mejores frases de Stanley Kubrick

Descubramos las frases de Stanley Kubrick para entender cómo veía el mundo un director de cine único que supo reflejar lo peor del alma humana a través de sus maravillosas adaptaciones al séptimo arte.

La educación

“Pienso que el gran error en las escuelas es tratar de enseñar a los niños usando el miedo como motivación”.

Kubrick tenía la sensación de que las escuelas usaban el miedo cómo método de motivación. El pánico al castigo, a quedarse atrás, a ser menos que otros niños… Sin embargo, él tuvo siempre claro que este método no funcionaba, puesto que, para extraer el talento de una persona, hemos de animarla y comprenderla, no asustarla y amedrentarla.

Es curiosa esta frase de Kubrick, sobre todo por el hecho de venir de un director que, según mucha bibliografía y entrevistas, complicaba mucho sus rodajes debido a su obsesivo perfeccionismo. De hecho, algunos actores o guionistas, como Harvey Keitel o Frederic Raphael, no siempre han acompañado su nombre de palabras amables.

El conocimiento y la comunicación

“Si puedes hablar de manera suficientemente brillante sobre un tema, darás la impresión de que lo dominas”.

Curiosa esta frase de Kubrick en la que dice que si hablas con brillantez de un tema, puede parecer que lo dominas. Ahora bien, ¿quiere esto decir que realmente lo dominas, o solo das la imagen de que sí que lo controlas?

Tal vez Kubrick, como buen director de cine que fue, dice esto porque en realidad el séptimo arte puede hacer de introducción a un tema. La brillantez del metraje puede hacer que el espectador termine leyendo los créditos con la sensación de que se ha convertido en un experto en un tema determinado, cuando, por norma, no es así.

La visión del mundo en el universo

“La destrucción de este planeta no tendría sentido en una escala cósmica”.

Curiosa la visión universal de Kubrick, consciente de lo poco que significa nuestro pequeño planeta a escala cósmica, pues apenas es una mota de polvo en un inmenso desierto.

Ahora bien, ¿quería decir algo más Kubrick? Tal vez podemos interpretar esta frase en un contexto en el que no sería mala idea quitar importancia a cuanto nos sucede, pues no siempre es tan importante que como a veces queremos creer.

Galaxia

Las citas y los errores

“No me gusta dar entrevistas. Siempre hay el peligro de que te citen mal o, peor aún, de que citen exactamente lo que dijiste”.

Dicho de una forma popular, nadie logra esquivar siempre al error. Por eso Kubrick no era fan de las entrevistas, intentando acotar su vida pública lo máximo posible. Y, de hecho, acabó recluido en su casa de la que solo salía para rodar.

Tanto miedo tenía Kubrick a que lo pudieran citar erróneamente como a que pudiera decir algo de lo que luego pudiera arrepentirse; detalle que, como decimos, no nos libera a nadie.

Los sueños se hacen realidad

“Si puede ser escrito o pensado, puede ser filmado”.

Esta curiosa frase recuerda a ese dicho que reza: si puede imaginarse, puede hacerse. Sin duda, Kubrick siempre fue conocido por sus excelentes adaptaciones, ya que casi todas sus películas estaban basadas en libros.

Buen ejemplo de ello fueron El Resplandor, obra de Stephen King, La suerte de Barry Lyndon, de William M. Thackeray o La chaqueta metálica, de Gustav Hasford, entre otras.

Deseando que estas frases de Stanley Kubrick puedan servir de inspiración, nos despedimos orgullosos de haber podido hablar de la filosofía y forma de vida de uno de los directores más metódicos, perfeccionistas y talentosos que jamás ha filmado a lo largo de la historia del cine.

Te podría interesar...
Stanley Kubrick: biografía de un genio
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Stanley Kubrick: biografía de un genio

Stanley Kubrick es uno de los directores más reconocidos, perfeccionistas e innovadores. Sin embargo, su figura se ha visto envuelta en el misterio...



  • Castle, A., (2011). Los Archivos de Stanley Kubrick. Colonia. Taschen Books.