Glutamato, un neurotransmisor con múltiples (y desconocidas) funciones

Glutamato, un neurotransmisor con múltiples (y desconocidas) funciones

Valeria Sabater 8 septiembre, 2018 en Cerebro 0 compartidos
Glutamato

El glutamato es uno de los neurotransmisores más importantes de nuestro sistema nervioso. Actúa como el auténtico combustible del 80% de nuestras sinapsis, media en la formación de recuerdos, en la gestión de la atención o en la regulación de emociones. Además interviene en procesos tan relevantes como la neuroplasticidad, el aprendizaje, el movimiento…

Es posible que muchos de nuestros lectores conozcan más el glutamato de la industria alimentaria (glutamato monosódico) que ese compuesto esencial que facilita la comunicación entre nuestras células nerviosas. Cabe diferenciar, por tanto, el glutamato dietético en forma de sal que se usa como conservador de alimentos o potenciador del sabor, de ese aminoácido que se sintetiza en el sistema nervioso central a partir de la glutamina, tanto en las neuronas presinápticas como en las células gliales.

En condiciones normales, el glutamato (endógeno) es uno de los aminoácidos más abundantes de nuestro organismo. Lo producimos gracias a las proteínas que consumimos y se alza como el principal neurotransmisor excitador. A su vez, tal y como nos explican los neurocientíficos, estamos ante ese elemento que tiene como principal finalidad ofrecer energía al cerebro.

Por otro lado, y en referencia al glutamato exógeno, cabe decir que es muy conocida la idea de que puede resultar peligroso para nuestra salud cerebral. Ahora bien, tal y como nos explican en un estudio llevado a cabo en el Centro de Nutrición de la facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburg y publicado en el The Journal of Nutritionno hay evidencia de daño neurológico evidente como resultado del consumo glutamato dietético. No obstante, profundicemos.

El glutamato es un aminoácido cuya función en el sistema nervioso central  es clave:  facilita y agiliza la comunicación entre las células nerviosas.
Compartir

síntesis del glutamato

El glutamato: un aminoácido con funciones muy diferentes

El glutamato es el mediador de un cerebro sano. No lo decimos nosotros, sino un interesante estudio llevado a cabo en  el instituto de Ciencias Médicas Básicas, Universidad de Oslo. De hecho, resulta llamativo cómo en los últimos años estén llevándose a cabo nuevos y fascinantes descubrimientos sobre este aminoácido implicado en múltiples tareas metabólicas.

Veamos por tanto cuáles son sus principales funciones.

Principal mediador de las señales excitadoras

El sistema nervioso central (SNC) está constituido por neuronas y por células gliales (las más abundantes). Gracias a las conexiones sinápticas que establecen entre ellas podemos llevar a cabo funciones tan básicas como los procesos cognitivos, los  sensitivas, motores, etc. Bien, en este complejo proceso, es el propio glutamato quien actúa como mensajero químico (neurotransmisor) entre las células y neuronas después de un estímulo eléctrico.

Así, y debido a que el glutamato es el principal mediador de las señales excitadoras, es necesario que sus concentraciones sean siempre correctas para que pueda llevar a cabo dicha tarea. Un déficit dificultaría esa comunicación (no tendríamos energía, por así decirlo). Un exceso, por su parte, tendría un efecto muy dañino para nuestro cerebro. Supondría la aparición de isquemias, accidentes cerebrovasculares, hipoxia, ataques epilépticos…

El glutamato facilita nuestro desarrollo cerebral

El glutamato es tan importante para el desarrollo cerebral del feto como para la neuroplastidad durante el desarrollo infantil y juvenil, y también en la edad adulta. Gracias a este aminoácido se lleva a cabo la diferenciación neuronal, la migración y la creación de nuevas conexiones, y en esencia, el buen estado del cerebro.

Ahora bien, también es bien conocido que en condiciones tan graves como la enfermedad de Huntington, la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Alzheimer, el glutamato contribuye a la propia muerte celular. La alteración en sus concentraciones y en sus funciones puede dar paso también a este serie de trastornos neurodegenerativos crónicos.

cerebro representando la importancia del Glutamato

El glutamato y el metabolismo de la glucosa

En un estudio llevado a cabo en la Facultad de Medicina de la Universidad de Kobe, Japón y publicado en la revista Cell Reports se reveló algo muy importante. Se ha descubierto que el glutamato tiene una relación directa con el páncreas, modula la actividad de las células beta pancreáticas para favorecer la producción de insulina.

De ese modo, se revela una vez más la importancia de este aminoácido para darnos “energía” y sobre todo, para optimizar las funciones cerebrales. Debemos recordar que el cerebro no puede extraer su energía a partir de lípidos, por tanto necesita glucosa para llevar a cabo sus principales funciones, una necesidad esta que le cubre y satisface ese neurotransmisor tan relevante: el glutamato.

Neurotoxidad por glutamato

Tal y como hemos explicado, no contamos con evidencia que apoye la idea de que el consumo de glutamato monosódico genere alteraciones neuronales. Ahora bien, no está de más guardar un cierto control sobre su ingesta. Por otro lado, una dieta equilibrada disminuirá la probabilidad de daño por su consumo.

Por otro lado, la neurotoxidad asociada al glutamato no siempre se origina por factores exógenos. La causa principal estaría en diferentes condiciones patológicas, en alteraciones de los receptores ionotrópicos, en problemas en ocasiones genéticos o no conocidos aún que activan la hiperexcitabilidad asociada al glutamato, la neurotoxicidad, y la consecuente muerte neuronal.

cerebro mujer formado por dulces representando el efecto del Glutamato

Así, se sabe por ejemplo que un exceso de este aminoácido puede generar como hemos señalado desde isquemias, problemas en el desarrollo cerebral de los fetos, problemas de memoria, epilepsia, dolor muscular, etc. No obstante, cabe decir que existe tratamiento para ello y que se disponen de fármacos que median en la regulación de las concentraciones de glutamato.

Para concluir destacar solo que a día de hoy continúan los estudios e investigaciones alrededor de este componente tan interesante. Este neurotransmisor excitador que facilita casi cualquier función de nuestro cerebro.

Valeria Sabater

Soy psicóloga y escritora. La curiosidad por el conocimiento humano es mi cerradura particular, la psicología mi llave, la escritura, mi pasión.

Ver perfil »
Te puede gustar