La angustia de sufrir el bolo histérico

La sensación de que nuestra garganta se cierra y que estamos a punto de ahogarnos puede ser un síntoma de una ansiedad recurrente, la cual no hemos sabido manejar. Veámoslo en detalle.
La angustia de sufrir el bolo histérico

Última actualización: 13 octubre, 2022

Sientes una presión en la garganta. Parece que se te ha quedado algo atascado. Tragas con dificultad y, a medida que continúas haciendo esto -para verificar que todo está bien-, tu garganta se va estrechando cada vez más. Intentas tranquilizarte, pero la sensación persiste. Al final, tu nerviosismo aumenta y puede que derrames alguna lágrima. Estás experimentando lo que es el bolo histérico.

El bolo histérico, también conocido como nudo en la garganta tal y como se refiere el artículo Manifestaciones pseudoneurológicas de los trastornos somatomorfos, es un síntoma de la ansiedad. Este provoca que la persona que lo experimenta tenga la constante sensación de que su garganta se va a cerrar y dejará de respirar. A pesar de que esto parezca real, en realidad, no va a ocurrir.

¿Por qué aparece el bolo histérico?

El bolo histérico es uno de los principales síntomas que indican que hay un problema de ansiedad. La gran mayoría de las personas que la sufren manifiestan esta sensación de ahogo. No obstante, debemos tener en cuenta que esto no deja de ser una sensación. En ningún momento se van a ahogar. De hecho, aunque tengan dificultades para tragar, si prueban a beber un vaso de agua no tendrán ningún problema para hacerlo.

Lo que sí sucede es que el bolo histérico “empeora” si nos creemos su mentira, que es que vamos a dejar de respirar. En estos casos, la sensación de ahogo puede incrementarse y la persona puede empezar a actuar de una forma desesperada. Esto no quiere decir que si somos conscientes de lo que sucede el bolo histérico desaparecerá rápidamente. No, esto no funciona así.

A pesar de haberlo experimentado en más de una ocasión y de saber que no nos va a ocurrir nada malo, el bolo histérico conseguirá que derramemos alguna lágrima debido a la desesperación de tenerlo durante diez o quince minutos sin que parezca remitir. Si esto es algo que nos ocurre con asiduidad, haríamos bien en pedir ayuda profesional. Hay algo en nuestra vida que nos está causando ansiedad y a lo que no le estamos sabiendo poner solución.

“El temor agudiza los sentidos. La ansiedad los paraliza”.

-Kurt Goldstein-

hombre que se toca la garganta porque sufre bolo histérico

Causas del bolo o globo histérico

No existe un consenso entre los especialistas sobre la etiología de la condición. No obstante, siguiendo la evidencias actuales, podemos destacar las siguientes afecciones.

La enfermedad por reflujo gastroesofágico

De acuerdo con los especialistashasta un 26,7 % de los casos de globo histérico se debe a reflujo gastroesofágico o laringofaríngeo. Es más, fue el mismo Malcomson quien reportó por primera esta asociación en sus pacientes (encontró una relación del 60 %). Aunque no existe unanimidad al respecto, está claro que esta enfermedad juega un papel importante en desarrollar ese angustioso nudo en la garganta.

Función anormal del esfínter esofágico superior

Se han encontrado también estudios e investigaciones que asocian el globo histérico con una presión elevada del esfínter esofágico. Esta condición es poco frecuente, aunque es común dentro de las anomalías del esfínter esofágico con un 55 % de prevalencia, de acuerdo con la evidencia.

Trastornos motores esofágicos

Algunos expertos e investigadores señalan que algunos casos se pueden relacionar con trastornos motores esofágicos. De hecho, la evidencia indica que hasta el 64 % de los pacientes que presentan sensación de globo manifiestan ciertas anomalías en la manometría esofágica. Entre estos, el 29 % se corresponden con trastornos de la motilidad esofágica.

 

Características del bolo histérico

Aunque ya podemos hacernos una idea más cercana de la manera en la que se manifiesta el bolo histérico y cómo lo experimenta una persona que sufre ansiedad, hay determinadas características que es necesario mencionar:

  • Aparece cuando estamos tranquilos: el bolo histérico no aparece en los momentos de mayor tensión o ansiedad. Lo hace cuando todo está en calma. Esto es debido a la acumulación de aquello que no nos está haciendo bien. El problema de esto es que nos impide identificar el problema.
  • Provoca que hablemos con dificultad: aunque no nos vayamos a ahogar, la sensación de ahogo está producida por una tensión que se centra en nuestra garganta. Esta tensión suele provocar que nos cueste hablar, que lo hagamos como si estuviésemos mal de la garganta.
chica que sufre que sufre bolo histérico

Ignorar los síntomas de la ansiedad

Si hemos sufrido alguna vez el bolo histérico, es probable que hayamos terminado en urgencias. Lo que allí nos hacen es una exploración en la que nos indican que no hay nada que esté obstaculizando nuestra garganta. Por tanto, en muchos casos nos dan una pastilla y nos envían para casa. Pero nada de esto solucionará nuestro problema.

Ignorar los síntomas de la ansiedad puede tener graves consecuencias. Una de ellas es que no conseguiremos ver qué es lo que en realidad nos la está provocando. La ansiedad no deja de ser un aviso que nos grita “¡detente! Algo no te está haciendo bien y no te estás dando cuenta”. Pero, si la ignoramos, no se irá. Todo lo contrario, intentará avisarnos de que hay un problema que debemos resolver de otras múltiples formas.

“Estoy siendo atacada por algo de lo que no puedo escapar”.

-Sherri Paricio Bornhoft-

El bolo histérico puede ser el primer aviso con el que la ansiedad intente que nos demos cuenta de algo que nos está sucediendo. Si no le hacemos caso, entonces, probará con la despersonalización, la somatización de emociones, la opresión en el pecho o la parálisis facial (parálisis de Bell), entre otras opciones.

Lo ideal es que acudamos a un profesional para resolver aquello que nos está provocando ansiedad. Porque esta puede aparecer en cualquier momento. No avisa ni da señales de alarma para que nos podamos preparar para su aparición. Lo hace así para que nos demos cuenta de lo que nos está ocurriendo requiere de una atención inmediata.

Signos de alarma

Ahora bien, aunque la mayoría de las veces la sensación de globo rara vez requiere valoración médica inmediata, es importante estar alerta a otros signos que pueden indicar la presencia de otros trastornos más severos y que son motivo de preocupación. Estos son:

  • Dolor en el cuello o garganta
  • Pérdida de peso
  • Aparición brusca
  • Dolor o asfixia
  • Regurgitación de la comida
  • Debilidad muscular
  • Bulto en el cuello que se ve o se puede palpar
  • Agravamiento progresivo de los síntomas

Ante la presencia de algunos de estos síntomas es acudir con un profesional de la salud de forma inmediata. Pues, es probable que la sensación de globo se deba a algo más allá que el estrés o ansiedad.

Tratamientos disponibles para el globo histérico

Para terminar, no existe un tratamiento único que alivie todos los casos de globo histérico, ya que dependerá de las circunstancias de cada persona. A veces, solo basta con comprender y tranquilizar al afectado o, que comprenda que la sensación de globo aparece con ciertos estados de ánimo.

No obstante, si hay una depresión subyacente, un cuadro de ansiedad u otro trastorno del comportamiento que parece estar ocasionando síntomas adicionales que perjudican al paciente, entonces, lo ideal es la asistencia psicoterapéutica y/o psiquiátrica. En algunos casos, será recomendable la medicación para aliviar toda la sintomática.

Te podría interesar...
Trastorno de despersonalización: ¿quién soy yo realmente?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Trastorno de despersonalización: ¿quién soy yo realmente?

¿Te has preguntado quién eres realmente?. Es algo normal. Sin embargo, en el trastorno de despersonalización se da con mucha más frecuencia e inten...



  • Álvarez, A. A., Martínez Lemus, H., & Núñez Orozco, L. (2005). Manifestaciones pseudoneurológicas de los trastornos somatomorfos. Revista Mexicana de Neurociencia6(6), 480-487.
  • Corso, M. J., Pursnani, K. G., Mohiuddin, M. A., Gideon, R. M., Castell, J. A., Katzka, D. A., ... & Castell, D. O. (1998). Globus sensation is associated with hypertensive upper esophageal sphincter but not with gastroesophageal reflux. Digestive diseases and sciences43(7), 1513-1517.
  • Chavez, Y. H., Ciarleglio, M. M., Clarke, J. O., Nandwani, M., Stein, E., & Roland, B. C. (2015). Upper esophageal sphincter abnormalities: frequent finding on high-resolution esophageal manometry and associated with poorer treatment response in achalasia. Journal of clinical gastroenterology49(1), 17-23.
  • Färkkilä, M. A., Ertama, L., Katila, H., Kuusi, K., Paavolainen, M., & Varis, K. (1994). Globus pharyngis, commonly associated with esophageal motility disorders. American Journal of Gastroenterology (Springer Nature)89(4).
  • Finkenbine, R., & Miele, V. J. (2004). Globus hystericus: a brief review. General hospital psychiatry26(1), 78-82.
  • Kwiatek, M. A., Mirza, F., Kahrilas, P. J., & Pandolfino, J. E. (2009). Hyperdynamic upper esophageal sphincter pressure: a manometric observation in patients reporting globus sensation. The American journal of gastroenterology104(2), 289.
  • Lee, B. E., & Kim, G. H. (2012). Globus pharyngeus: a review of its etiology, diagnosis and treatment. World journal of gastroenterology: WJG18(20), 2462.
  • Quesada, J. L., Lorente, J., Homs, I., López, D., & Quesada, P. (2003). Pharyngeal globe and pharyngo-laryngeal reflux. Acta Otorrinolaringologica Espanola54(7), 495-498.
  • Wilson, J. A., Heading, R. C., Maran, A. G. D., Pryde, A., Piris, J., & Allan, P. L. (1987). Globus sensation is not due to gastro‐oesophageal reflux. Clinical Otolaryngology & Allied Sciences12(4), 271-275.

Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.