La belleza es un sentimiento

Sonia Viéitez Carrazoni · 28 agosto, 2012

¿Cuál es el concepto real de belleza? Tengo el presentimiento, de que Cecilia Giménez apreció con sensibilidad los daños que el paso del tiempo había ocasionado en el Ecce Homo. Y que en mi opinión, la octogenaria de Borja (Zaragoza) solo es culpable por tener ansias de dar a la imagen una dignidad, que seguro ella consideró perdida y trató, por ello, de compensar su devoción, restaurándola con dos conceptos: ilusión y cariño.

No entraré yo en polémicas, si el Ecce Homo, estaba correctamente protegido y a salvo de ser manipulado a voluntad. Pero estoy segura de que al concluir su trabajo, Cecilia no lo consideró un fracaso, sino un placer y un orgullo por sentirse responsable de perpetuar la belleza.
En el peor de los casos, nunca debemos de olvidar el concepto de belleza, y mucho menos una reflexión que me aportó su gesto: el fracaso existe… para que el sueño prosiga.

¿Qué es la belleza?

Chica de gran belleza sonriendo

Es una cualidad, un concepto, un sentimiento, caracterizado por su relatividad: no hay un criterio universal, tan solo la idea, de que la perfección no existe más que como ideal.

“La belleza es ese misterio hermoso que no descifran ni la psicología ni la retórica.”

-Jorge Luis Borges-

La belleza es lo que resulta agradable a los sentidos y que por consiguiente causa placer, pero no todo lo que nos causa placer tiene por qué ser bello. Para cada individuo, grupo social, raza, época, existe un modo diferente de percepción estética.

Los exuberantes glúteos de las mujeres hotentotes, los pequeños pies atrofiados de las chinas, las mutilaciones nasales, auriculares, y labiales de algunas tribus africanas, las cabezas cuadradas que nos muestran ciertas esculturas de Etiopía provocadas desde la infancia, las mujeres con cuellos de jirafa en Birmania… los modelos de belleza para ciertas razas y épocas son diferentes.

En Japón, la blancura de la piel es sinónimo de hermosura y considerado como único color para no expresar sentimientos, actualmente los anuncios de cosméticos y artículos relacionados con la belleza, mostraban modelos de cuerpos pálidos, por lo que fue tomado como estereotipo de la belleza occidental.

En otras partes del mundo, como en algunas tribus africanas, los senos femeninos flácidos y caídos casi hasta la cintura, son un símbolo de belleza. Y en numerosas culturas de la Polinesia o maoríes, en países asiáticos como Japón o la India, el uso de los tatuajes continúan siendo símbolos de belleza.

Mujer rodeada de flores y belleza

Evolución del concepto de lo bello

Fue un filósofo griego quien habló de la belleza como el nombre común de las cosas bellas y que tenían una armonía en sus proporciones percibidas desde un punto de vista objetivo. Esta percepción de lo bello se siguió manteniendo en la Edad Media.

Con un cristianismo en auge, lo que se consideraba bello en esa época, dependía de la intervención de Dios. De modo que, si se consideraba bello algo, es porque había sido una creación divina. De ahí que se distinguiese entre la belleza material, externa y que se marchita con el tiempo, y la espiritual, la interior y permanente como la bondad, el amor, la simpatía, etc.

Después de la Edad Media, con el Renacimiento la belleza tiene una concepción más naturalista, más próxima a la Grecia clásica. El más popular patrón de belleza griega, que a través de generaciones llegó hasta nosotros, consiste en que la altura del ser humano es igual a 7 veces la altura de la cabeza.

“Todo lo que es hermoso tiene su instante, y pasa.”

-Luis Cernuda-

Se ha probado científicamente la relación existente entre la percepción de lo bello y el córtex cerebral. Cada córtex cerebral podrá interpretar el resultado de la actuación de Cecilia, como una frivolidad, atrevimiento, etc. Pero en cualquier caso, ojalá nunca olvidemos: la belleza es un sentimiento.