La curiosa relación entre llegar tarde y ser creativo

Raquel Lemos Rodríguez · 26 junio, 2016

Todos tenemos a ese amigo que llega tarde a todas partes. Incluso, puede que tú mismo lo hagas. Esto pone muy nerviosos a todos aquellos que son sumamente puntuales y que no soportan que los demás lleguen un cuarto de hora, incluso media hora tarde. Lo que desconocen es que si llegas tarde es porque quizás eres más creativo.

Los psicólogos de la Universidad Estatal de San Diego revelaron que las personas que siempre llegan tarde son mucho más creativas que las puntuales.

Es cierto que hay excepciones y llegar tarde no implicará siempre que seas más creativo. Eso sí, han sido diversos los estudios que han llegado a esta conclusión y que, además, no han señalado solo la creatividad como rasgo de las personas impuntuales, sino que el optimismo también estaría asociado a lo que algunos calificarían como “odiosa manía”.

“La puntualidad es una pérdida de tiempo.”

-Oscar Wilde-

La personalidad tipo B se caracteriza por la impuntualidad

Si uno de tus rasgos característicos es llegar tarde a todas partes, probablemente tu personalidad se corresponda al tipo B. Es lo que ha descubierto una reciente investigación realizada en Nueva York. En este estudio se analizó a 181 trabajadores para saber por qué llegaban tarde. El resultado fue la razón anteriormente expuesta.

Hombre subiendo unas escaleras de papeles
Pero, ¿qué rasgos tienen las personas que poseen este tipo de personalidad? ¿Qué es lo que las diferencia del resto?

 

  • Raramente las ves corriendo de un lado para otro como si no tuviesen tiempo.
  • Casi nunca se muestran tensas o impacientes, aunque la situación lo merezca.
  • No ven necesario ser extremadamente productivas.
  • Llenar las horas con múltiples tareas no es algo que esté en su agenda.
  • Se toman su tiempo para analizar los problemas y así encontrar la mejor solución.

Como has podido comprobar, las personas con personalidad tipo B son muy tranquilas y rara vez se dejan llevar por situaciones de estrés. Esto es muy positivo, aunque a muchos les ponga nerviosos tanta calma.

Pero, es cierto que suelen encontrar soluciones mucho más ingeniosas ante los problemas, ya que no se dejan afectar por pequeñas cosas y los detalles no les preocupan demasiado.

Si llego tarde no es que te falte al respeto, es que saboreo cada minuto que pasa porque no quiero que un día se convierta en una serie de minutos sin sentido

¿Esto quiere decir que solo las personas con este tipo de personalidad pueden ser creativas? La respuesta es “no”. Pero, sí es cierto que tienen muchos elementos a su favor.

Ser creativo depende mucho de la inspiración y del tiempo que te puedas tomar para que esta llegue. Si eres una persona que se estresa con facilidad y que siempre tiene prisa por todo, puede que tu creatividad no sea tan notable como en otras personas mucho más sosegadas.

 

Una percepción diferente del tiempo te hace ser más creativo

Si eres una persona preocupada por el tiempo, tal vez no entiendas cómo lo gestionan los individuos que piensan que les sobran las horas. La verdad es que su percepción del tiempo es muy diferente, algunos incluso dirían que tienen una visión “distorsionada” del mismo.

Es verdad que las personas que llegan tarde, y que por ende son más creativas, creen o estiman que tienen siempre muchas horas a su disposición. Es por eso por lo que no son conscientes de que llegan tarde a una cita, ¡ellos pensaban que aún quedaba tiempo!

Curiosamente, a pesar de no llegar puntualmente a los sitios, esto no les produce estrés alguno. Ellas tienen una visión diferente del tiempo que no se corresponde con la de los demás. Por ejemplo, con las de las personas con personalidad tipo A que poseen características totalmente opuestas a la personalidad tipo B.

¿Cuánto dura un minuto?

Mujer en pleno proceso creativo
Según los estudios realizados con respecto a este tema, las personas con personalidad tipo A consideran que un minuto pasa en 58 segundos, mientras que las de tipo B piensan que un minuto pasa en 77 segundos.

Aunque no parezca una desigualdad muy grande, lo cierto es que una diferencia de 17 segundos puede provocar un retraso considerable cuando van transcurriendo las horas. Parece que el reloj biológico de las personas impuntuales es más lento.

¿Hay alguna solución al respecto? Los consejos que podemos brindar para personas impuntuales son los que probablemente ya conozcas: organizarse, detectar en qué se pierde el tiempo, valorar el tiempo, acostumbrarse a llevar reloj… Pero, el tipo de personalidad que tengamos es lo que verdaderamente nos marca.

Realmente, ser impuntual puede ser un signo de tu creatividad y tu optimismo, de que te tomas las cosas con más calma y pones más empeño en exprimir el presente. En cambio, esto no ocurre con las personas que son muy puntuales. Para ellas el reloj es una gran fuente de estrés y cuyo tiempo pasa en un abrir y cerrar de ojos.