La epidemia del sueño en los años 20

Edith Sánchez · 27 septiembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 27 septiembre, 2019
La epidemia del sueño es uno de los grandes misterios de la medicina. Se produjo en los años 20 y se cobró muchas víctimas en todo el mundo. Aunque la enfermedad fue descrita por Constantin Von Economo, sigue rodeada de misterio.

La epidemia del sueño fue un hecho histórico que tuvo lugar entre 1917 y 1927. Sin embargo, a pesar de haber pasado tanto tiempo, todavía no somos capaces de despejar todas las preguntas que inspiró el fenómeno. Algunos le han llamado incluso “el mayor misterio médico de todos los tiempos”. Hablamos de un hecho que, por otro lado, coincidió con el nacimiento de la neurología moderna.

En total, unos cinco millones de personas fueron afectadas por esta epidemia del sueño. En realidad, no era sueño lo que les aquejaba, sino una enfermedad grave llamada encefalitis letárgica. Aunque algunos de los afectados tuvieron principalmente problemas de insomnio, a la mayoría de ellos les ocurrió lo contrario: entraron en un sueño profundo. De ahí el nombre que se le dio a la epidemia.

El primero en hablar de este mal fue el famoso neurólogo Constantin Von Economo, hace más de cien años. No pudo más que describir sus síntomas, ya que incluso hoy en día se desconocen las causas. Lo más extraño es que se haya convertido en una epidemia, con visos de pandemia. Veamos cómo fue la historia.

Los que sueñan de día son conscientes de muchas cosas que escapan a los que sueñan sólo de noche”.

-Edgar Allan Poe-

Von Economo
Von Economo

Las características de la enfermedad

La encefalitis letárgica es una enfermedad que afecta al cerebro. Consiste en la inflamación de la materia gris, un componente fundamental del sistema nervioso central. Hay diferentes subtipos y cada uno de ellos provoca unos síntomas diferentes. Los más habituales son los que presentaron los protagonistas de la epidemia del sueño a comienzos del siglo XX.

La forma más típica de la enfermedad es la somnolencia-oftalmopléjica. En esta, las personas sienten inicialmente un malestar general, similar al de un resfriado. Luego sienten mucho sueño y comienzan a dormir de forma continua. Al comienzo, se despiertan si alguien los llama. En una o dos semanas la persona entra en coma y muere o queda inconsciente indefinidamente.

Otra modalidad es la acinética-amiostática, que se caracteriza por continuos temblores en el cuerpo. Por eso, recuerda mucho a la enfermedad de Parkinson y por eso también se le llamó “parkinsonismo postencefálico”. A diferencia del Parkinson típico, esta podía comenzar a cualquier edad. También tenía un subtipo en el que el paciente quedaba catatónico y al día siguiente podía moverse.

La epidemia del sueño

El antecedente inmediato de la epidemia del sueño fue otra epidemia, de la enfermedad conocida como “gripe española”. Por la misma época, comenzaron a aparecer los primeros casos de encefalitis letárgica. Aparentemente, el primer caso tuvo lugar en Austria.

Comenzaría a expandirse por toda Europa, llegando a Centroamérica y a la India. El pico de la epidemia se produjo en 1923, cuando se registraron más de 200 muertes a causa de este problema. Lo curioso fue que, como llegó, también se marchó: sin un motivo aparente.

En el verano de 1969, el neurólogo Oliver Sacks despertó a 20 personas que todavía dormían, víctimas de esta enfermedad. A partir de esa experiencia escribió un libro llamado Despertares, que luego se convirtió en una película. Sin embargo, la mejoría que lograron fue temporal, ya que después volvieron a su condición anterior.

Hombre mayor dormido

La epidemia de sueño en Kalachi

En el año 2010 surgió una situación similar en un pequeño poblado de Kazajistán, llamado Kalachi. Personas que entraban en un sueño profundo de manera inexplicable. En el año 2013, ya eran 140 los afectados por este mal. Muchos ellos habían sufrido inicialmente alucinaciones, accesos de violencia y lagunas mentales.

Algunos de ellos simplemente entraban en un estado de sueño súbito. Se reportó el caso de un motociclista que se durmió mientras estaba conduciendo. Nadie sabía lo que estaba ocurriendo y pensaron primero que era una maldición. Luego creyeron que se trataba de un nuevo brote de la epidemia del sueño que había tenido lugar en los años 20.

Sin embargo, al hacer un estudio detallado de la situación, se encontró que este era un caso diferente. Lo que había en Kalachi era una concentración muy elevada de monóxido de carbono y de hidrocarburos en el aire. Sin embargo, esta composición en el aire no era estable, sino que solo se formaba bajo ciertas condiciones meteorológicas. En todo caso, era eso lo que provocaba la alteración neurológica.

Salamano, R. (2015). Encefalitis de Von Economo (Encefalitis letárgica o epidémica): Una enfermedad misteriosa. Archivos de Medicina Interna, 37(3), 154-157.